martes, 2 de octubre de 2018

Simular baja por ansiedad

Menea este post en Meneame.net
Siguiendo la misma línea del artículo anterior artículo sobre simular una depresión para conseguir la baja, escribo este artículo sobre la simulación de la ansiedad con idéntico fin.

La ansiedad es una enfermedad generalizada en la sociedad moderna. Se calcula que aproximadamente un 20% población sufre ansiedad en el algún momento de su vida. Además, la ansiedad provoca unos síntomas bastante perniciosos para la salud del paciente, e incluso peligrosos como la hipertensión arterial o las arritmias cardíacas. Por tanto los médicos no dudan en dar un tiempo de reposo al paciente que se aqueja de ansiedad.

A continuación comparto un vídeo sobre este tema:



Es complicado para un médico determinar si el paciente realmente sufre ansiedad o la está simulando. No existen pruebas, ni un instrumento médico que permita medir el grado de ansiedad del paciente. Por tanto, ante la duda, es preferible dar unos días de descanso al paciente. 

Algunos trabajadores, pueden fingir una ansiedad para conseguir una baja médica fraudulenta (incapacidad temporal), bien para disfrutar de unos días de descanso, bien para atender necesidades propias (como un negocio familiar o realizar exámenes académicos), o bien para forzar un despido indemnizado y con derecho a paro. 

Cuando un trabajador coge bajas médicas, la empresa sufre las consecuencias; sigue pagando cotizaciones patronales a la seguridad social (entorno a un 30% del salario bruto del trabajador), y además, tiene que cubrir una vacante. Por este motivo, en ocasiones, la empresa prefiere realizar un despido, aún improcedente, y quitar de la plantilla a ese trabajador perjudicial para sus intereses económicos. Lo cual, algunos trabajadores que ya no están cómodos en la empresa, pueden aprovechar para forzar un despido improcedente, llevarse unos euros de indemnización, y cobrar el paro.

Pero más allá de estas triquiñuelas, vamos a ver cuáles son las consecuencias jurídicas por fingir una enfermedad (en este caso, ansiedad), para conseguir la baja médica.

Realmente, el título de este artículo, debiera ser "simular ansiedad para conseguir la baja médica", pero valorando las keywords, he preferido darle este título, porque considero que posicionará mejor en google.

Si necesitas consultar o contratar a un abogado laboralista en tu ciudad, puedes escribir a través del buzón de consultas.


Simular ansiedad para conseguir la baja médica

La incapacidad temporal, -coloquialmente conocida como baja médica-, es un derecho que permite al trabajador recuperarse cuando está enfermo o lesionado, no obstante, durante este proceso, la empresa sufre los perjuicios de la baja; sigue cotizando a la seguridad social, y debe cubrir una vacante. Por este motivo, se exige al trabajador que haga un correcto uso de la incapacidad temporal, y el uso fraudulento de las bajas médicas, está sancionado con el despido disciplinario.

La simulación de una enfermedad para conseguir la baja médica, ya sea ansiedad, depresión, o cualquier otra, es una falta disciplinaria muy grave, que puede sancionarse con el despido disciplinario del trabajador. Ahora bien, la empresa tiene que demostrar la certeza de la alegada simulación, de lo contrario, el despido sería declarado improcedente (o incluso nulo).

¿Cómo demuestra la empresa que el trabajador está fingiendo la ansiedad?

Es complicado para una empresa demostrar que una ansiedad es fingida; más aún cuando el trabajador está de baja, lo cual significa que existe un criterio médico que asevera que el trabajador sufre realmente una ansiedad.

La única forma que tiene la empresa de demostrar que el trabajador está fingiendo la ansiedad, es acreditar hechos que pongan en evidencia que no la sufre; por ejemplo, un alto consumo de alcohol es indicativo de que el paciente no está tomando la medicación. También otras evidencias, como conducir largos trayectos sin descanso, puesto que la medicación para la ansiedad causa somnolencia.

Para evidenciar estos hechos las empresas necesariamente tienen que contratar a un detective, que son los únicos profesionales con licencia para seguir a personas, tomar fotografías, vídeos, etc. Si el empresario realizase esa labor, no sería admitida como prueba en el juicio por carecer de la licencia que se precisa.

La labor del detective no es únicamente evidenciar que la ansiedad está simulada, sino buscar otras pruebas que puedan justificar el despido disciplinario, por ejemplo, que el paciente no está tomando el tratamiento, o que está atendiendo un negocio familiar o trabajando en negro para otra empresa (está prohibido trabajar durante una baja).

Actividades permitidas durante una baja por ansiedad

Claro que no toda actividad social está prohibida durante una baja por ansiedad. No se trata de que el enfermo esté en casa 24 horas al día. Los propios psiquiatras recomiendan realizar actividades sociales que ayuden a mejorar el ánimo y el estrés, por ejemplo, practicar deporte, salir a comer con amigos, o tomar un zumo en el bar. Estas actividades están permitidas, son recomendables, y de ningún modo pueden justificar un despido disciplinario.

0 comentarios:

Publicar un comentario

 

Laboroteca.com con vosotros desde Diciembre 2012 - | - Aviso Legal