miércoles, 10 de octubre de 2018

Despido por competencia desleal del trabajador

Menea este post en Meneame.net
Un trabajador, incurre en competencia desleal cuando realiza una actividad paralela, de la misma o similar naturaleza, que la actividad que está desarrollando en su empresa, causándole un perjuicio real o potencial a esta.

La competencia desleal es una transgresión de la buena fe contractual, contemplada como falta disciplinaria, que puede ser motivo de despido disciplinario, según el art. 54 del Estatuto de los Trabajadores.

Por ejemplo, imaginemos un trabajador de una empresa de reformas, que paralelamente, ofrece a los clientes de la empresa, el mismo servicio a un precio más competitivo, que el mismo realiza los fines de semana para ganarse un sobresueldo. Esto sería una falta grave de competencia desleal.

Otro ejemplo, imaginemos un comercial de seguros contratado como trabajador por cuenta ajena de una gran compañía de seguros, que se dedica captar clientes la citada aseguradora. Imaginemos que paralelamente, el comercial en cuestión es agente de seguros, y sin autorización de su empresa, aprovecha para ofrecer a sus clientes otras ofertas que incorpora en su propia cartera como agente de seguros. Esto podría ser perfectamente una falta grave de competencia desleal.

La competencia desleal puede ser sancionada con una suspensión de empleo y sueldo, pero lo más habitual es que se sanciones con un despido disciplinario por transgresión de la buena fe contractual.

Además, la empresa podría reclamar al trabajador una indemnización por daños y perjuicios.

Claro, que para realizar el despido disciplinario procedente y reclamar la indemnización por perjuicios, la empresa está obligada demostrar que el trabajador efectivamente ha realizado una actividad de competencia desleal, y que esa actividad cumple todos los requisitos que explicamos a continuación, de lo contrario, el despido sería declarado improcedente, o incluso nulo.

En este artículo explicaremos los requisitos que deben darse para despedir a un trabajador por competencia desleal, y el pacto de no competencia postcontractual.

Si necesitas consultar o contratar a un abogado laboralista en tu ciudad, puedes escribir a través del buzón de consultas.


Requisitos para despedir a un trabajador por competencia desleal

Los requisitos para poder calificar una conducta como competencia desleal, son los siguientes:

1. Los trabajos que realiza el trabajador paralelamente a su empresa, deben ser del mismo sector profesional o de un sector profesional similar.

2. Los trabajos deben ser equivalentes a los realizados en la empresa: vender productos, captar clientes, etc.

3. La empresa tiene que demostrar que el trabajador realiza competencia desleal con cierto interés comercial (con ánimo de lucrarse).

4. No es necesario que exista un perjuicio real, es suficiente con que exista un perjuicio potencial, es decir, capacidad para perjudicar a la empresa.

5. También está prohibida la competencia desleal en periodos de vacaciones, enfermedad, etc, aunque el trabajador no esté trabajando en la empresa.


Pacto de no competencia tras el despido o cese en la empresa

Es posible que el trabajador y la empresa hayan firmado un pacto de no competencia postcontractual.

Estos pactos recogen la prohibición del trabajador para realizar competencia desleal tras cesar su relación laboral (competencia postcontractual), durante determinado periodo de tiempo, que no puede ser superior a dos años, para técnicos, y de seis meses para el resto de trabajadores.

Este pacto de no competencia, debe ir aparejado de una compensación económica en favor del trabajador.

Si el trabajador incumple el pacto de no competencia postcontractual, la empresa podrá reclamar una indemnización por los perjuicios ocasionados.

0 comentarios:

Publicar un comentario

 

Laboroteca.com con vosotros desde Diciembre 2012 - | - Aviso Legal