lunes, 22 de octubre de 2018

Conseguir la incapacidad permanente parcial

Menea este post en Meneame.net
Recientemente en este blog hemos publicado varios artículos sobre incapacidades permanentes:


En esta ocasión le toca el turno a la incapacidad permanente parcial, que es el grado menor de las incapacidades permanentes. Este tipo de incapacidad es compatible con el trabajo, incluso con la profesión habitual de quien la padece, y obviamente, no extingue la relación laboral del trabajador con su empresa (a diferencia de la incapacidad total o absoluta).

Son declarados con incapacidad permanente parcial, los trabajadores que padecen lesiones o enfermedades que suponen una disminución superior al 33% de su rendimiento normal de trabajo, es decir, que padecen importantes limitaciones, pero no le impiden desarrollar su profesión habitual.

También puede que la incapacidad no afecte al rendimiento normal del trabajador en su puesto de trabajo habitual, es decir, existen lesiones, pero el trabajador puede cumplir con los cometidos de su puesto de trabajo, en cuyo caso, tras la baja médica, el empresario tiene la obligación de reincorporarlo a su puesto de trabajo, sin variación de ningún tipo.

Si el trabajador padece limitaciones que afectan al rendimiento en su puesto de trabajo, el empresario debe reincorporarlo en un puesto de similares características que se adapte mejor a sus limitaciones. En caso de no existir un puesto compatible, puede reducir hasta un 25% su salario, siempre sin rebajar dicho salario por debajo del salario mínimo interprofesional (SMI).

En la segunda parte de este artículo vamos a explicar otras cuestiones importantes sobre la incapacidad permanente parcial.

Si necesitas consultar o contratar a un abogado laboralista en tu ciudad, puedes escribir a través del buzón de consultas.


¿Qué ocurre si el trabajador se recupera?

Si el trabajador fue adaptado a un puesto de trabajo de inferior categoría profesional, y con el paso del tiempo, se recupera de las lesiones o enfermedades que ocasionaron la incapacidad permanente parcial, tiene derecho a recuperar su puesto de trabajo original, siempre y cuando no hayan transcurrido más de tres años desde que se originó tal situación, y que el puesto adaptado a sus limitaciones, fuese de una categoría profesional inferior al que ocupaba antes de declararse su incapacidad.

El trabajador debe solicitar su puesto de trabajo original en el plazo máximo de 1 mes desde que el organismo competente le declara apto para ello.

Indemnización por incapacidad permanente parcial

El trabajador afectado por la incapacidad permanente parcial tiene derecho a una indemnización a tanto alzado de 24 mensualidades de la base reguladora con la que se haya determinado la prestación por IT.

Estas indemnizaciones por incapacidad permanente parcial, tributan por IRPF.

Cotización mínima

Para tener derecho a la indemnización por incapacidad permanente parcial, el trabajador debe tener cotizados como mínimo:

- Si tiene 21 años o más; 1800 días durante los 10 años anteriores a la fecha en que se extinga la incapacidad temporal que origina la incapacidad permanente.

- Si tiene menos de 21 años; debe tener cotizados la mitad de los días que hayan transcurrido entre sus 16 años y la fecha en que se origine la enfermedad o lesión que dé lugar a la incapacidad permanente.

0 comentarios:

Publicar un comentario

 

Laboroteca.com con vosotros desde Diciembre 2012 - | - Aviso Legal