martes, 11 de septiembre de 2018

¿Pueden trasladarme a otro centro de trabajo?

Menea este post en Meneame.net
En algunas ocasiones la empresa puede tomar la decisión de trasladar a un trabajador a un centro de trabajo distinto, lo cual, si conlleva una mudanza de residencia, puede ser un cambio radical en la vida del trabajador, y debe tener un tratamiento restringido, es decir, la empresa no puede hacerlo a su libre albedrío.

Hay que diferenciar el traslado del desplazamiento, por cuanto, aunque ambos supongan un cambio de residencia, el traslado es definitivo y permanente, mientras el desplazamiento es provisional. Si un desplazamiento supera los 12 meses en un periodo de 3 años, se considera traslado.

El traslado debe estar justificado por alguna causa técnica, económica, productiva u organizativa, al igual que la modificación de otras condiciones de trabajo como una rebaja de salario, un cambio de funciones, etc. Existen multitud de causas que pueden justificar el traslado. Es necesario valorar cada supuesto de forma individual.

La empresa debe explicar de forma pormenorizada la causa legal en virtud de la cual justifica el traslado, y se la debe comunicar por escrito al trabajador con una antelación mínima de 30 días. También se comunica a los representantes de los trabajadores.

El traslado, aunque puede impugnarse judicialmente, tiene un efecto inmediato en la fecha indicada por la empresa. Es decir, el trabajador no puede esperar a la decisión judicial para efectuar el traslado, debe cumplirlo en la fecha que le indica la empresa, sin perjuicio de que después gane el juicio y tenga derecho a volver a su centro de trabajo original.

En este artículo vamos a explicar las opciones del trabajador frente a un traslado.

Si necesitas consultar o contratar a un abogado laboralista, puedes ponerte en contacto a través del buzón de consultas.


Opciones del trabajador frente a un traslado

Frente a un traslado, el trabajador tiene opciones muy parecidas a las de cualquier modificación de las condiciones de trabajo.

Básicamente se barajan estas posibilidades:

1. Cumplir con el traslado. Obedecer el traslado, sin perjuicio de que presente demanda contra el mismo. En este caso, el trabajador tiene derecho a que se le compensen todos los gastos ocasionados por el traslado, tanto los propios, como los de sus familiares a su cargo.

2. Impugnar el traslado. Como ya se ha dicho, el traslado debe hacerse efectivo en la fecha que indique la empresa, sin perjuicio que luego se presente una demanda contra el mismo. La demanda declarará el traslado justificado o injustificado. En caso de declararse el traslado injustificado, el trabajador podrá reincorporarse a su centro de trabajo original.

3. Rescindir el contrato de trabajo con derecho a indemnización y paro. Aún cuando la empresa tiene una causa legal para llevar a cabo el traslado, el trabajador no tiene por que cambiar su residencia a otro municipio, por lo cual, puede solicitar a la empresa la rescisión del contrato de trabajo, con derecho a una indemnización de 20 días de salario por cada año trabajado en la empresa, con un máximo de 12 mensualidades, y derecho a cobrar la prestación por desempleo (paro).


Una buena opción es impugnar el traslado, y si la sentencia declara que es justificado, rescindir su contrato de trabajo con derecho a indemnización y a paro. 

0 comentarios:

Publicar un comentario

 

Laboroteca.com con vosotros desde Diciembre 2012 - | - Aviso Legal - | - Penaloteca.es, web dedicada al Derecho Penal