lunes, 3 de septiembre de 2018

Solicitar la extinción del contrato por acoso laboral

Menea este post en Meneame.net
Una de las soluciones más efectivas para poner tierra de por medio en conflictos de acoso laboral, es la solicitud de extinción indemnizada del contrato de trabajo, que vamos a explicar en este artículo.

El trabajador no está obligado a soportar el acoso laboral, bien provenga del propio empresario, o bien de otro trabajador mientras la empresa hace la vista gorda y caso omiso a las quejas y denuncias del trabajador. Por tanto, en estos casos, existe un incumplimiento del empresario, que deberá asumir su responsabilidad. 

La solicitud de extinción del contrato por el trabajador, es una solución óptima para trabajadores a quienes no importa dejar su actual empleo, tóxico para su vida profesional y personal, y buscar un nuevo empleo. Eso sí, reclamando una indemnización y el derecho a cobrar el paro.

No es la única solución, existen otras, como las que se explican en el artículo enlazado aquí. Pero bien pensado, en muchas ocasiones, no tiene sentido seguir trabajando en una empresa en la que se está siendo acosado, y más aún cuando el acoso proviene del propio jefe (bossing) o de un superior jerárquico, ya que son situaciones de difícil solución ¿cómo vamos a solucionar un acoso que proviene del propio jefe?

Por tanto, en ciertas ocasiones, es mejor poner pies en polvorosa, y empezar desde cero en una nueva empresa. Eso sí, previo pago de una indemnización, y con acceso a la prestación por desempleo (paro), puesto que una baja voluntaria sin derecho a indemnización ni paro, en un conflicto por acoso, es el colmo de la injusticia y la victoria del acosador.

Como decía, la solicitud de extinción, en estos casos, es una de las soluciones más efectivas para solventar conflictos de acoso laboral, porque bien pensado, la empresa tampoco tiene ningún interés en seguir soportando un conflicto de este tipo, puede ocasionarle gastos económicos y sanciones importantes, es completamente contraproducente, puesto que el trabajador acosado no es productivo, y se dedican muchos recursos en lidiar con el conflicto, y además, puede salpicar gravemente su reputación. Por tanto, existe una notable probabilidad de llegar a un acuerdo entre empresa y trabajador, para zanjar la relación laboral, sin necesidad de llegar a juicio.

Aún cuando ambas partes estén de acuerdo en dar por finalizada la relación laboral, es completamente necesario presentar una demanda en estos casos, no sirven los acuerdos extrajudicial entre empresa y trabajador, puesto se pierde la prestación por desempleo (paro).

En la segunda parte de este artículo, voy a explicar la indemnización a la que ostenta el trabajador en este tipo de demandas, otros derechos conexos, y la vía para presentarla de forma viable.

Si necesitas consultar o contratar a un abogado laboralista, puedes ponerte en contacto a través del buzón de consultas.


Indemnización por resolución del contrato en casos de acoso laboral

El acoso laboral puede suponer un incumplimiento grave de la empresa, bien porque el empresario es el propio acosador, bien porque conoce la situación de acoso, y hace caso omiso (no interviene, no busca soluciones, no sanciona al acosador).

Por tanto, el trabajador tiene derecho a pedir la extinción del contrato de trabajo, con derecho al cobro de una indemnización de 45/33 días de salario por cada año trabajado en la empresa, con un tope de 42/24 mensualidades.

Además, en los casos en que se haya vulnerado gravemente un derecho fundamental del trabajador, por ejemplo, el derecho a la dignidad, la integridad física o moral, la tutela judicial efectiva (garantía de indemnidad), etc., el trabajador podrá solicitar una indemnización adicional para resarcir los daños morales que ha padecido.


Derecho a cobrar el paro

En los casos de extinción por incumplimiento grave de la empresa, el trabajador pierde su empleo de forma forzada, es decir, no tiene obligación de soportar el acoso laboral, y pide la extinción de su contrato.

Por este motivo, el trabajador tiene derecho a cobrar la prestación por desempleo (paro).

Aunque exista acuerdo entre empresa y trabajador, para cobrar la prestación por desempleo, es indispensable que la extinción del contrato se haga presentando una demanda, y en su caso, llegando a un acuerdo ante el Servicio de Mediación, Arbitraje y Conciliación (SMAC o CMAC), o bien ante el Juzgado de los Social. También se reconoce el paro cuando hay una sentencia favorable para el trabajador.

El Servicio Público de Empleo (SEPE), NO reconocerá la prestación por desempleo cuando la empresa y el trabajador lleguen a un acuerdo extrajudicial para resolver su contrato de trabajo. Por tanto, presentar una demanda se hace indispensable.


Viabilidad de demandas de extinción por acoso laboral

La demanda de extinción por acoso laboral se fundamenta en incumplimientos graves y reiterados del empresario. Puedes leer en este artículo ejemplos prácticos que suponen acoso laboral.

También es viable presentar una demanda de extinción de este tipo, cuando el empresario degrada profesionalmente al trabajador

No son viables las demandas de extinción sustentadas por un incumplimiento empresarial poco significativo. Por ejemplo, una discusión puntual con el empresario o un superior jerárquico.

El trabajador debe aportar algunas pruebas para demostrar la situación de acoso. 

Como se trata de asuntos complejos, es preferible que realicéis consultas individualizadas sobre vuestro caso, mediante el buzón de consultas.

0 comentarios:

Publicar un comentario

 

Laboroteca.com con vosotros desde Diciembre 2012 - | - Aviso Legal - | - Penaloteca.es, web dedicada al Derecho Penal