miércoles, 26 de septiembre de 2018

Conseguir una incapacidad permanente absoluta

Menea este post en Meneame.net
Cuando un trabajador padece una enfermedad o lesión que le impide por completo desarrollar cualquier profesión u oficio, y que previsiblemente es irreversible; procede declarar una incapacidad permanente absoluta, de modo que el trabajador pasará a cobrar una pensión vitalicia equivalente al 100% de su base reguladora (más adelante explico cómo se calcula).

Normalmente, la incapacidad permanente absoluta se solicita tras haber agotado la duración máxima de una baja médica (incapacidad temporal), que suele ser de 545 días con una posible prórroga de 3 meses más.

Un Equipo de Valoración de Incapacidades (EVI) valorará su caso. En caso de denegarse la incapacidad, se puede presentar una reclamación contra el INSS, y posteriormente una demanda judicial.


Una persona con una incapacidad permanente absoluta declarada, tiene reconocida una discapacidad, como mínimo, de grado 33% o superior, que deberá solicitar para su valoración.

Si se declara la incapacidad permanente del trabajador, se extingue el contrato de trabajo, sin perjuicio de su posible reincorporación en caso de mejoría. 

Si necesitas consultar o contratar a un abogado laboralista en tu ciudad, ponte en contacto con nosotros a través del buzón de consultas.



Enfermedades que pueden justificar una incapacidad permanente

Es habitual que en casos de enfermedades psíquicas graves se conceda una incapacidad permanente absoluta. Por ejemplo; depresión grave, ansiedad generalizada, trastornos de pánico con agorafobia, estrés postraumático por haber sido víctima de acoso sexual en el trabajo, etc.

La perdida total de movilidad en el cuerpo, o en partes esenciales como las manos, brazos, pies, etc., también puede ser invalidantes.

También es posible que se conceda una incapacidad permanente absoluta en enfermedades avanzadas como la esclerosis múltiple, la fibromialgia, o el SIDA en estadios avanzados.

Conseguir la incapacidad permanente absoluta

Independientemente de la enfermedad que se trate, lo que se exige para conceder una incapacidad permanente absoluta, no es el que el trabajador esté completamente impedido, sino que no pueda soportar el esfuerzo de realizar una jornada laboral garantizando un rendimiento óptimo y la asistencia diaria a puesto de trabajo, es decir, evitando repetidas bajas laborales.

Cada caso es distinto, y habrá de ser valorado individualmente por el Equipo de Valoración de Incapacidad del INSS, el conocido como EVI. En caso de ser de ser desestimada por este, se puede presentar una reclamación previa ante el INSS, y finalmente, se puede una demanda judicial para la valoración de un juez.

Cuantía de la pensión

La cuantía de la pensión vitalicia para incapacidad permanente absoluta es del 100% de la base reguladora, que se calcula exactamente igual que en el caso de la incapacidad permanente total.


Pensión máxima y pensión mínima por incapacidad permanente

Una vez calculada la pensión correspondiente según la base reguladora, para el año 2018, los límites de la pensión por incapacidad permanente son los siguientes:



- Cuantía máxima = 2.580,13.-€/mes, o bien 36.121,82.-€/año.

- Cuantía mínima con cónyuge a cargo = 788,90.-€/mes, o bien 11.044,60.-€/año.
- Cuantía mínima sin cónyuge (unipersonal) = 639,30.-€/mes, o bien 8.950,20.-€/año.
- Cuantía mínima con cónyuge no a cargo = 606,70.-€/mes, o bien 8.493,80.-€/año.


Compatibilidad con otros trabajos

En principio la compatibilidad de la incapacidad permanente absoluta con otros trabajos, presenta mayores dificultades que la compatibilidad caso de incapacidades permanentes totales.

Los pensionistas con incapacidad permanente absoluta pueden realizar trabajos lucrativos o no, que no alteren su salud ni representen un cambio en su capacidad de trabajo. Deben comunicarlo siempre al INSS, y en su caso, cursar el alta y cotizar a la Seguridad Social.

El INSS puede revisar la incapacidad permanente absoluta en cualquier momento, por mejoría, error en el diagnóstico o agravamiento.



Más información en la página de la Seguridad Social.

0 comentarios:

Publicar un comentario

 

Laboroteca.com con vosotros desde Diciembre 2012 - | - Aviso Legal