jueves, 27 de septiembre de 2018

Cómo calcular el finiquito

Menea este post en Meneame.net
Si has sido despedido, probablemente lo que más te inquieta en este momento, es conocer la cantidad que te corresponde como finiquito u otras cantidades que proceda liquidar en caso de despido.

El primer consejo es no firmar el finiquito, porque puede contener cláusulas de conformidad, y ello podría perjudicar al trabajador. Así, lo mejor es no firmar el finiquito, firmarlo señalando bajo la firma: "no conforme y pendiente de liquidación".

En caso de despido, el finiquito está integrado por:

1 - El salario del último mes trabajado (o de la parte proporcional del mismo, si se ha trabajado menos de un mes).

2 - La parte proporcional de pagas extraordinarias (salvo que las mismas estén prorrateadas).

3 - Las vacaciones no disfrutadas.

4 - En caso de despido improcedente, también puede corresponder una indemnización por despido.

5 - Otras cantidades que se puedan adeudar al trabajador.

En este artículo vamos a explicarte cómo calcular el finiquito en caso de despido. Las cantidades que debes tener en cuenta, y cómo reclamarlas en caso de desacuerdo.

Si necesitas consultar o contratar a un abogado laboralista, puedes ponerte en contacto a través del buzón de consultas.


Calcular el salario del último mes trabajado

Obviamente, el empresario debe pagarte todos y cada uno de los días trabajados (salvo que hayas incumplido el plazo de preaviso si has optado por una baja voluntaria, en cuyo caso, se descontará del finiquito, tantos días de salario como hayas incumplido de preaviso). 

No obstante la citada excepción, si has sido despedido el 16 de marzo, el empresario deberá pagarte el salario del 1 al 16 de marzo, ambos inclusive.

Para calcular el salario del último mes, se debe multiplicar el salario mensual por 12, dividirlo por 365, y de ahí se obtiene el salario diario. El salario diario habrá de multiplicarse por el número de días trabajados durante el último mes. 

Por ejemplo: 

1.350.-€/mes x 12 meses = 16.200.-€/año.
16.200.-€/año / 365 días = 44,38.-€/día.
16 días trabajados en marzo x 44,38.-€/día = 710,08.-€.

Calcular las vacaciones no disfrutadas

El trabajador tiene derecho a 30 días retribuidos de vacaciones al año. Si es despedido sin haber disfrutado las mismas, el empresario las tiene que pagar y cotizar.

Para calcular los días de vacaciones no disfrutadas se aplica una regla de 3: si el trabajador es despedido el día 15 de mayo, significa que durante el año en curso ha trabajado un total de 135 días. Por tanto, aplicando la regla de 3, si durante 365 días le corresponden 30 días de vacaciones, por un total de 135 días le corresponderán 11,1 días de vacaciones, que en caso de no haber disfrutado, el empresario le tendrá que pagar.

Sencillamente multiplicamos el número de días de vacaciones no disfrutadas por el salario diario (que se obtiene tal y como hemos explicado en el apartado anterior), incluyendo, eso sí, la parte proporcional de pagas extra (que también se generan durante las vacaciones), y de ahí obtenemos lo que el empresario debe al trabajador en concepto de vacaciones no disfrutadas.

Calcular las pagas extra no percibidas

El empresario tiene la obligación de pagar al trabajador, al menos, dos pagas extraordinarias al año, aunque algunos convenios colectivo incorporan una tercera paga, la conocida como paga de beneficios.

En algunas ocasiones las pagas extra se pagan prorrateadas mensualmente, en cuyo caso, en el finiquito no se deben incorporar las mismas, puesto que ya van incluidas en el salario de cada mes.

Si las pagas extra no han sido prorrateadas mensualmente (lo cual se puede comprobar en la nómina), se incluirá en el finiquito la parte proporcional de las mismas que no se haya abonado hasta la fecha del despido o cese del trabajador por cualquier causa.

Calcular la indemnización por despido

Si el despido del trabajador es declarado improcedente, le corresponderá una indemnización por despido improcedente de 45/33 días de salario por año trabajado (a no ser que se opte por una readmisión).

OJOLa indemnización por despido no se incluye en el finiquito. Hay que reclamarla a través de demanda. De lo contrario, el trabajador puede tener serios problemas para cobrar el paro y deberá pagar más impuestos a hacienda.

Esto es así desde que el año 2012 se eliminase el despido exprés, y estableciese un sistema de control contra el fraude en casos de despido (el típico "arréglame los papeles del paro). Actualmente el Servicio Público de Empleo (SEPE), controla los despidos realizados antes de conceder las prestaciones por desempleo (paro). Y hacienda, por su parte, cobra IRPF sobre las indemnizaciones que no hayan sido acordadas en el SMAC (cuando realmente las indemnizaciones están exentas de todo impuesto). Lee este artículo para más información.


La indemnización se calcula teniendo en cuenta el salario y la antigüedad del trabajador. Como los cálculos son un poco complejos, enlazo un artículo en el cual se explica cómo calcular la indemnización por despido.

También existen calculadoras bastante fiables como la del Consejo General del Poder Judicial (aunque hay que saber algunas cosas antes de utilizarla, por ejemplo, qué conceptos incluir como salario, cómo calcular el salario variable, utilizar cantidades brutas, etc).



Otras cantidades que se adeuden al trabajador

Es posible que el trabajador tenga otras cantidades pendientes de cobrar por parte de la empresa, como horas extraordinarias, diferencias salariales, complementos según convenio (por ejemplo, plus nocturnidad, plus festivos, etc).

En estos casos, si la empresa no ha pagado esas cantidades hasta la fecha, es probable que no las pague junto al finiquito, por lo que el trabajador habrá de reclamarlas judicialmente. En estos casos, es importante que el trabajador no firme acuerdos con la empresa dando "por saldada y finiquitada" la relación laboral, en cuyo caso, no podrá reclamar otras cantidades con posterioridad.

Adjunto un ejemplo a continuación de una cláusula de saldo y finiquito firmada en el Juzgado, aunque también podría firmarse en el SMAC y tendría idénticos efectos. Si el trabajador firma esta cláusula, no puede reclamar nada más con posterioridad.



0 comentarios:

Publicar un comentario

 

Laboroteca.com con vosotros desde Diciembre 2012 - | - Aviso Legal