jueves, 23 de agosto de 2018

Trabajos compatibles con una incapacidad permanente total

Menea este post en Meneame.net
La incapacidad permanente total, es el reconocimiento de una invalidez a un trabajador, que le impide desarrollar su profesión habitual, pero no todas las profesiones, de forma que podrá trabajar en oficios para los que no esté invalidado y sean compatibles con su enfermedad o lesión, mientras cobra su pensión vitalicia por incapacidad.

La incapacidad permanente total da derecho a una pensión vitalicia del 55% de la base reguladora que en caso de mayores de 55 años con dificultad de acceso a un empleo, puede incrementarse hasta el 75%. Para saber cómo se calcula la pensión, puedes leer la Guía Práctica sobre Incapacidad Permanente Total.

Al tratarse de una incapacidad invalidante para la profesión habitual, nada impide que el trabajador se dedique a otros menesteres distintos, siempre que no sean incompatibles con su enfermedad o limitación física o sensorial. Y ello, mientras sigue cobrando su pensión por incapacidad.

Por ejemplo, un albañil que ha sido incapacitado por una desviación de columna, podría dedicarse a dibujar viñetas para un periódico.

Otro ejemplo, un conductor de taxis que ha perdido un brazo debido a un accidente, podría dedicarse a trabajar de comercial.

Esto son ejemplos muy claros, pero se puede hilar más fino. Hay tantos ejemplos como posibles combinaciones entre enfermedades, lesiones y todas las profesiones existentes, así que es necesario valorar cada caso concreto.

Ahora bien, ¿Qué requisitos legales se exigen para compatibilizar el trabajo con la pensión por incapacidad total, y qué limitaciones y prohibiciones existen?. Esto es lo que vamos a tratar en la segunda parte de este artículo.

Si necesitas consultar o contratar a un abogado laboralista en tu ciudad, puedes contactar a través del buzón de consultas.


Requisitos para la compatibilidad de la pensión y un nuevo trabajo.

El trabajador puede compatibilizar su pensión vitalicia por incapacidad permanente total, con un salario por un trabajo de profesión distinta, siempre y cuando no se lo impidan las limitaciones (físicas o sensoriales) que dieron origen a la incapacidad permanente total.

Aunque la incapacidad permanente total, a priori, puede extinguir el vínculo laboral con la empresa, el trabajo compatible puede realizarse en la misma o distinta empresa.

El trabajo compatible puede ser por cuenta ajena, o por cuenta propia (como autónomo).

El pensionista debe comunicar al Instituto Nacional de la Seguridad Social (INSS), la realización del trabajo con anterioridad a su inicio. La falta de comunicación es considerada una falta leve, que se sanciona con la pérdida de la pensión durante un mes, y la obligación de devolver la pensión durante el tiempo en que se ha estado percibiendo indebidamente.

Si las limitaciones del trabajador debido a su incapacidad temporal, afectan al nuevo puesto de trabajo, puede el empresario acordar una reducción del salario hasta el máximo del 50%.

Otras compatibilidades

También es compatible la pensión por incapacidad permanente total con:

1. La prestación por desempleo (paro), cuando el pensionista haya perdido su trabajo compatible. Por ejemplo, si tras un despido o un fin de contrato, el trabajador-pensionista reúne los requisitos para cobrar la prestación por desempleo (paro), podrá compatibilizar dicho paro con la pensión por incapacidad total.

2. Una pensión de jubilación parcial, que provenga del trabajo compatible con la pensión.

3. Una pensión por accidente de otro Estado, y que haya ocasionado limitaciones distintas a las que originaron la incapacidad permanente en España.

0 comentarios:

Publicar un comentario

 

Laboroteca.com con vosotros desde Diciembre 2012 - | - Aviso Legal - | - Penaloteca.es, web dedicada al Derecho Penal