martes, 21 de agosto de 2018

Cómo recuperar tus anteriores condiciones de trabajo

Menea este post en Meneame.net
Cuando un trabajador está afectado por una modificación de las condiciones de trabajo (horario, funciones, salario, jornada, sistema retributivo, etc), o bien por una movilidad geográfica, puede impugnar la misma en aras de conseguir su revocación.

Con ello, el trabajador podrá conseguir recuperar su anteriores condiciones de trabajo, y si procede, que se le abone una indemnización por los perjuicios causados durante el tiempo en que la medida estuvo vigente.

Adjunto un vídeo sobre esta materia:




La modificación de las condiciones de trabajo (rebaja de jornada, rebaja salarial, modificación de funciones, o la que se tercie), debe comunicarse por escrito al trabajador con un plazo de 15 días de antelación antes de hacerse efectiva.

La demanda para impugnar la modificación de las condiciones de trabajo debe presentarse en el plazo de 20 días hábiles desde que se comunica al trabajador por escrito, la decisión de la empresa de modificar sus condiciones de trabajo. Sin embargo, este plazo no comienza a computar, hasta la citada comunicación por escrito, aunque la modificación se imponga tácitamente.

Si esta demanda no surte efecto, porque se considera que existen causas legales (las que voy a explicar a continuación) para que la empresa modifique las condiciones de trabajo, el trabajador siempre tendrá la posibilidad de solicitar la extinción voluntaria de su relación laboral con derecho a indemnización y paro, en lo que sería una disconformidad coloquialmente equivalente a "contraté con unas condiciones de trabajo, y si me las modifican, ya no me interesa seguir trabajando". Dicha extinción no supone una baja voluntaria, sino una resolución indemnizada del contrato con derecho a desempleo, es decir, el trabajador cobrará una indemnización de 20 días de salario por año trabajado con un tope de 9 mensualidades, y podrá solicitar el paro.

Pero en este artículo vamos a centrarnos únicamente en la impugnación de la modificación de las condiciones de trabajo, no para extinguir la relación laboral, sino para conseguir recuperar su anteriores condiciones de trabajo.

Si necesitas consultar o contratar a un abogado laboralista, puedes ponerte en contacto a través del buzón de consultas.


Causas que legitiman a la empresa para modificar las condiciones de trabajo.

Para que la empresa pueda justificar legalmente una modificación de las condiciones de trabajo, deben concurrir causas económicas, técnicas, organizativas o productivas. 

Se trata de causas que intentan que la empresa que atraviese dificultades pueda mejorar su situación, sin llegar a la quiebra, o por el contrario, que las empresas que buscan mejorar su productividad y competitividad, puedan hacerlo. Claro que en la otra cara de la moneda, están los derechos de los trabajadores, que deben respetarse.

Por ejemplo, una empresa que pierde a uno de sus mejores clientes, podría verse obligada a reducir la jornada o el salario de sus trabajadores, si quiere evitar despidos. La pérdida de uno de sus mejores clientes, puede suponer una decremento de la producción, y una reducción de la mano de obra necesaria.

Existen muchos supuestos que se pueden incardinar dentro de estas causas objetivas. No hay suficiente papel para relatar todos ellos, por lo que conviene analizar cada caso individualmente.

En cualquier caso, una modificación de las condiciones de trabajo que suponga una merma en los derechos laborales de los empleados, debe presentarse como una alternativa para mejorar la situación de la empresa, de lo contrario, es ilegal. Y aún presentándose la modificación como una alternativa de mejora empresarial, debe discutirse judicialmente su proporcionalidad.

Opciones del trabajador

Como se ha dicho anteriormente, el trabajador disconforme ante la modificación empresarial de las condiciones de trabajo, puede presentar una demanda en el Juzgado Social en el plazo de 20 días hábiles desde la comunicación por escrito de la modificación impuesta por la empresa. 

Para que esta demanda tenga éxito, el trabajador deberá argumentar que la decisión empresarial no está justificada por una de las causas legales a las que me refería en el apartado anterior.

Con esta demanda puede conseguir recuperar sus anteriores condiciones de trabajo, y una indemnización por los perjuicios causados durante el tiempo en que la modificación de las condiciones estuvo vigente. Por ejemplo, si le rebajaron la jornada y el salario 200.-€ durante 6 meses que duró el proceso judicial, podrá cobrar 1.200.-€ de indemnización.

Si esta demanda no tiene éxito, el trabajador siempre podrá optar por la resolución indemnizada de su relación laboral (indemnización de 20 días de salario por año trabajado), con derecho a acceder a la prestación por desempleo.

0 comentarios:

Publicar un comentario

 

Laboroteca.com con vosotros desde Diciembre 2012 - | - Aviso Legal