viernes, 24 de agosto de 2018

¿Pueden obligarme a trabajar a turnos?

Menea este post en Meneame.net
Imagina que tienes un horario fijo, a jornada continua o a jornada partida, no importa (pongamos de 8:00h a 13:00h y de 15:00h a 18:00h), y un buen día el empresario te dice que debes empezar a hacer turnos rotativos de mañana (de 6:00h a 14:00h), tarde (de 14:00h a 22:00h) y noche (de 22:00h a 06:00h).

Esta modificación en las condiciones de trabajo, obviamente, puede desbarajustar la vida de cualquier trabajador. Incluso puede ser peor, y podrían imponerte un sistema de turno inglés, consistente en trabajar 7 días y descansar 2, aleatorios, o bien, el cada vez más extendido turno -entre las azulejeras de Castellón- de 21 días de trabajo y una semana de descanso.

La empresa no puede imponer un sistema a turnos a su libre albedrío, sin una causa objetiva que la legitime. Puede que esta decisión está justificada por la empresa para mejorar la productividad y la competitividad empresarial. No obstante, es una modificación sustancial de las condiciones de trabajo, y como tal, el trabajador puede mostrarse disconforme y combatirla.

Existen principalmente dos opciones para el trabajador, tal y como explicaremos en este artículo:

1. Impugnar la modificación de las condiciones de trabajo en el plazo de 20 días hábiles.

2. Resolver el contrato de trabajo con derecho a indemnización y paro.

Si necesitas consultar o contratar a un abogado laboralista en tu ciudad, puedes ponerte en contacto a través del buzón de consultas.


Causas que justifican la imposición de un sistema a turnos.

Como hemos citado, la empresa debe justificar la imposición de un sistema a turnos por la existencia de una causa objetiva que la legitime. Una causa económica, técnica, productiva u organizativa. Por ejemplo, la empresa ha conseguido un cliente muy importante que exige un aumento exponencial de la producción, lo que obliga a instaurar un sistema a turnos mañana, tarde y noche, para que la producción no pare durante las 24 horas del día, y poder así cumplir con las expectativas del nuevo cliente.

No es la única causa que podría alegar la empresa para imponer un sistema de trabajo a turnos, de hecho, existen multitud de causas que podrían justificar la medida. Son modificaciones que introduce la empresa para mejorar la viabilidad de su actividad económica o evitar pérdidas o quiebras empresariales.

Si alguna de estas causas no existe, la imposición de un sistema de trabajo a turnos, cuando se venía trabajando a turno fijo, es injustificada, y se puede recuperar al anterior horario de trabajo.

Aún cuando existe una causa que legitima la imposición de un sistema a turnos, si el trabajador está disconforme y no quiere seguir trabajando en esas condiciones de trabajo, puede presentar una demanda para resolver su contrato de trabajo con derecho a indemnización y a cobrar el paro.

Impugnación del sistema a turnos.

Como ya he citado, si no existe una causa que legitime la imposición de un sistema de trabajo a turnos, el trabajador puede presentar una demanda, en el plazo de 20 días hábiles y pedir que se le restituyan sus anteriores condiciones de trabajo (en este caso, lo que se pediría es que se revocase el sistema de trabajo a turnos y se recuperase el anterior horario). Incluso se puede pedir el pago de una indemnización si el trabajador se ha visto perjudicado durante el tiempo que ha tenido que trabajar a turnos.

Toda la información sobre esta alternativa en este artículo que enlazo.


Resolver el contrato con indemnización y paro.

Otra de las opciones del trabajador cuando se le impone una modificación de las condiciones de trabajo, incluso aunque exista realmente una causa justificativa para imponer el sistema a turnos, es resolver el contrato de trabajo con derecho a indemnización de 20 días de salario por año trabajado, con un tope de 9 mensualidades, y a cobrar la prestación por desempleo (paro).

Como digo, puede optarse por esta alternativa aunque la empresa pueda demostrar que existe una causa que justifica la imposición del sistema de trabajo a turnos, puesto que el trabajador no está obligado a aceptar y seguir trabajando en esas condiciones, cuando inicialmente aceptó el empleo en otras condiciones bien distintas.

El plazo para presentar esta demanda es de 1 año.

Toda la información sobre esta alternativa en este artículo que enlazo.

0 comentarios:

Publicar un comentario

 

Laboroteca.com con vosotros desde Diciembre 2012 - | - Aviso Legal - | - Penaloteca.es, web dedicada al Derecho Penal