jueves, 16 de agosto de 2018

¿Puede la empresa bajarme el sueldo?

Menea este post en Meneame.net
Una rebaja salarial siempre es un golpe para el trabajador, y por tanto, hay que analizarla detalladamente para valorar si es legal o ilegal, y en cualquier caso, valorar las alternativas que tiene el trabajador frente a esta situación.

Lo primero es determinar ante qué tipo de rebaja salarial nos encontramos:

Puede que la empresa esté atravesando una mala situación económica, y se haya acogido a un descuelgue salarial (lo que significa la inaplicación de las tablas salariales del Convenio Colectivo). 

También puede que la empresa haya decidido rebajar la jornada al trabajador (por alguna causa de las que explicaré a continuación), y en consecuencia, le haya rebajado proporcionalmente el sueldo.

O incluso puede deberse a que la empresa haya retirado un plus de la nómina del trabajador, y en consecuencia, su salario haya mermado. En este caso, habría que valorar si la retirada del plus es acorde a las circunstancias y al convenio colectivo aplicable, o no.

En cualquier caso, la rebaja salarial, es una modificación de las condiciones de trabajo, y debe tener su origen en alguna de las diversas causas objetivas existentes.

A continuación os dejo un vídeo, que trata sobre la modificación de las condiciones de trabajo, pero que es aplicable al caso, porque una rebaja salarial, no es otra cosa que una modificación de las condiciones de trabajo, y el tratamiento jurídico es idéntico.



En ningún caso la empresa puede rebajar arbitrariamente el sueldo a sus empleados. Debe justificarlo por causas económicas, técnicas, productivas u organizativas. Por ejemplo, una empresa que arrastra pérdidas económicas, o una empresa que ha perdido uno de sus mejores clientes y está realizando ajustes, o una empresa que ha incorporado nuevas máquinas que sustituyen la mano de obra humana, y está rebajando las jornadas y los salarios de sus empleados. Estas son algunas causas objetivas, entre otros muchísimos otros ejemplos, que podrían justificar una rebaja salarial.

Si no existe ninguna de estas causas (o existe pero no es de suficiente entidad para justificar la rebaja salarial) la rebaja salarial es injustificada, y puede impugnarse en el plazo de 20 días hábiles, para recuperar el anterior salario y una indemnización por los perjuicios causados.

Aún cuando estas causas sí existen, son reales y proporcionales con la decisión empresarial de rebajar salarios, el trabajador no está obligado a seguir trabajando con el salario rebajado, y puede solicitar una indemnización de 20 días de salario por año trabajado, y acceder a la prestación por desempleo.

En este artículo, voy a explicar las posibilidades del trabajador ante una rebaja salarial.

Si necesitas consultar o contratar a un abogado laboralista, puedes contactar a través del buzón de consultas.


Impugnar la modificación de las condiciones de trabajo.

Como he citado anteriormente, la modificación de las condiciones de trabajo (lo que incluye la rebaja salarial), debe estar justificada por una causa objetiva; económica, técnica, organizativa o productiva. De lo contrario, si la modificación del salario del trabajador no está justificada o es desproporcionada, puede declararse improcedente, y se puede impugnar judicialmente para recuperar el anterior salario y una indemnización por los perjuicios causados.

El plazo para presentar una demanda contra la rebaja salarial, es de 20 días hábiles desde la notificación por escrito de la rebaja salarial impuesta por la empresa. Aunque dicho plazo no se iniciará hasta que la empresa comunique por escrito la rebaja salarial al trabajador afectado, según el art. 138 de la Ley Reguladora de la Jurisdicción Social.

Impugnando la rebaja salarial, se somete a juicio si la misma está justificada por una de las múltiples causas objetivas existentes, si la rebaja es proporcional a la causa objetiva, y si la misma está debidamente acreditada.

En caso contrario, si la rebaja salarial no está justificada por una causa legal, el trabajador recuperará su salario original, y podrá reclamar una indemnización equivalente al salario que haya dejado de cobrar durante el tiempo en que la rebaja salarial estuvo en vigor.

Solicitar la resolución indemnizada del contrato y acceder al paro.

Aún para el caso de que la rebaja salarial esté justificada por una causa objetiva real, acreditada y proporcional, el trabajador puede estar disconforme con la misma, a fin de cuentas, fue contratado con un salario, y si se lo rebajan, puede que no le interese seguir trabajando en la empresa.

En ese caso, tiene el plazo de 1 año desde que le rebajaron el salario, para solicitar la resolución de su contrato de trabajo, con derecho a una indemnización de 20 días de salario por año trabajado, con un tope de 12 mensualidades.

Además, una vez resuelto su contrato de trabajo, tendrá derecho a acceder a la prestación por desempleo (el paro), en igualdad de condiciones que si de un despido se tratase.

Si al trabajador no le interesa perder el trabajo, la única opción es impugnar la rebaja salarial en el plazo de 20 días, tal y como se explica en el apartado anterior.

0 comentarios:

Publicar un comentario

 

Laboroteca.com con vosotros desde Diciembre 2012 - | - Aviso Legal - | - Penaloteca.es, web dedicada al Derecho Penal