viernes, 10 de agosto de 2018

Las empleadas del hogar no cobran paro

Menea este post en Meneame.net
Las empleadas y empleados del hogar están afiliadias dentro de un sistema especial de la Seguridad Social, denominado precisamente; Régimen Especial de la Seguridad Social para Empleados del Hogar.

Este Régimen Especial de Empleados del Hogar lo componen unos 600.000 trabajadores (87% mujeres) y se caracteriza por algunas particularidades que vamos a explicar a continuación, y que suponen una injusticia y motivo de reivindicación para las empleadas del hogar. A estos trabajadoras y trabajadores, y a su lucha, va dedicado el presente artículo y el siguiente vídeo.



El Régimen Especial de está dotado de una protección social similar al Régimen General de la Seguridad Social, de modo que los empleados y empleadas del hogar, tienen derecho a la asistencia sanitaria pública, pueden cobrar subsidios por incapacidad temporal en caso de enfermedad o accidente, maternidad / paternidad, incapacidad permanente y jubilación.

Sin embargo, como decimos, existen algunas peculiaridades, en concreto una especialmente injusta, y es que los empleados y empleadas del hogar, no pueden cobrar paro (prestación por desempleo) en caso de ser despedidas o despedidos, o en caso de hallarse en cualquier situación legal de desempleo (como por ejemplo, un fin de contrato, o una extinción de contrato por incumplimiento empresarial).

Si necesitas consultar o contratar a un abogado laboralista en tu ciudad, puedes ponerte en contacto a través del buzón de consultas.


No cobran prestación por desempleo

La más injusta de las peculiaridades del Régimen de Empleados del Hogar, sin lugar a dudas, es que tras el despido, la extinción del contrato, o en cualquier otra situación legal de desempleo, los empleados del hogar no tienen derecho a cobrar el paro (prestación por desempleo). Sin lugar a dudas, se trata de una injusticia y un agravio comparativo respecto al resto de trabajadores afiliados a otros regímenes de la Seguridad Social. 

Existe una reivindicación, silenciada por los medios de comunicación, en favor de las más 600.000 personas que integran este colectivo de empleadas del hogar (el 87% mujeres), para que puedan acceder a la prestación por desempleo en caso de ser despidas. Es de justicia y no existe motivo alguno para mantener esta retrógrada regulación.

Indemnización por despido reducida

Otro agravio comparativo respecto al resto de trabajadores, es que en caso de despido improcedente, la indemnización de una empleada del hogar es reducida, suponiendo únicamente de 20 días de salario por año trabajado,  con un tope de 12 mensualidades, frente a los 45/33 días de salario con un tope de 42/24 mensualidades que puede cobrar un trabajador del Régimen General. 

Esto último, en términos prácticos puede significar que una empleada del hogar con 5 años de antigüedad, y un salario de 1200 euros brutos por 14 pagas anuales, cobrará una indemnización de 4.602,74.-€ netos, frente a los 7.594,52.-€ netos que cobraría un empleado del Régimen General.

En caso de fin de contrato temporal, las empleadas del hogar tienen derecho a una indemnización de 12 días de salario por año trabajado, con un tope de 6 mensualidades.

Escasa responsabilidad empresarial

Finalmente, si un empleador no cumple con las obligaciones de afiliación, alta o cotización, no se le aplica el régimen de responsabilidad directa sobre las prestaciones, como sí ocurre en otros regímenes de la Seguridad Social, sin perjuicio de la exigencia de cotización que proceda (limitada a 4 años).

Esto significa, en términos prácticos, que si un empleador no cotiza por la empleada el hogar, o cotiza solo parcialmente (pagando parte del salario en negro), y han transcurrido los 4 años de prescripción para regularizar dicha situación, la empleada del hogar podría ver reducidas sus prestaciones a la Seguridad Social (por ejemplo, una incapacidad permanente), y el empresario quedaría exento de toda responsabilidad por este perjuicio, a diferencia de lo que ocurre en otros regímenes en los cuáles sí que tiene una responsabilidad directa por los perjuicios causados.

0 comentarios:

Publicar un comentario

 

Laboroteca.com con vosotros desde Diciembre 2012 - | - Aviso Legal - | - Penaloteca.es, web dedicada al Derecho Penal