viernes, 17 de agosto de 2018

Impuestos de la indemnización por despido

Menea este post en Meneame.net
A priori, las indemnizaciones por despido, están exentas de cualquier impuesto o cotización a la Seguridad Social.

No importa que se trate de despidos objetivos (procedentes o improcedentes), disciplinarios (improcedentes), o de cualquier otro tipo de despido, por regla general, el trabajador no debe pagar ni un solo euro a Hacienda por la indemnización. Incluso las mejoras de indemnización por despido objetivo están exentas de impuestos.

Tampoco importa que la indemnización haya sido acordada en el SMAC, o en el Juzgado, o que haya sido reconocida por una sentencia judicial.

Para quienes prefiráis el formato vídeo, a continuación adjunto uno sobre la materia. Os invito a suscribiros al canal youtube, donde publico más o menos un vídeo semanal sobre derechos laborales.



Excepciones que obligan al trabajador a pasar por caja.

No obstante, aunque la regla general sea la exención fiscal, como en todo lo relativo al derecho, cabe matizar, puesto que existen algunas excepciones que obligan al trabajador a pagar la factura de Hacienda por el correspondiente por IRPF a Hacienda (un porcentaje que varía dependiendo de las circunstancias).

En este artículo, vamos a ocuparnos de relatar estas excepciones, para distinguir la regla general, de aquellas excepciones que obligan al trabajador a pasar por caja.

Si necesitas consultar o contratar a un abogado laboralista, puedes contactar a través del buzón de consultas.


Requisitos para no pagar impuestos por una indemnización por despido.

Según el art. 7 apartado e) de la Ley del Impuestos sobre las Personas Físicas, las indemnizaciones por despido o cese del trabajador están exentas del pago del citado impuesto (IRPF), hasta la cuantía de 180.000 euros. Las indemnizaciones por encima de esa cantidad, tributan por la parte que exceda.

Por otra parte, para que esta excepción opere, es necesario que la indemnización por despido o cese, sea acordada en el Servicio de Mediación, Arbitraje y Conciliación (SMAC), ante el Letrado de la Administración de Justicia del Juzgado Social, o sea reconocida por sentencia. Nunca debe acordarse la indemnización a través de acuerdos extrajudiciales.

El despido exprés ya no existe, ni tampoco existe la posibilidad de que el empresario reconozca la indemnización por despido improcedente en la propia carta de despido y la pague sin pasar por el SMAC. De hacerlo así, la renta no se consideraría exenta, y la indemnización tributaría a hacienda por IRPF. Para indemnizaciones pequeñas, no es un gran problema, pero para indemnizaciones elevadas, la factura que pasa hacienda puede ser muy alta, y el trabajador la puede evitar fácilmente presentando una demanda en el SMAC, y acordando la indemnización en el SMAC.

Además, acordar la indemnización en el SMAC también es importante a los efectos de evitar problemas con la prestación por desempleo (paro), ya que a veces el SEPE pide las actas de conciliación, para controlar fraudes.

Si tenéis cualquier otra duda, podéis contactarme a través del buzón de consultas.

0 comentarios:

Publicar un comentario

 

Laboroteca.com con vosotros desde Diciembre 2012 - | - Aviso Legal