martes, 14 de agosto de 2018

Contrato temporal fraudulento

Menea este post en Meneame.net
Para que un contrato temporal sea legal y esté debidamente justificado, debe concurrir una causa de temporalidad. Esto significa, que la empresa no puede contratar trabajadores temporales para cubrir necesidades permanentes de su actividad. 

Únicamente podrá contratar a trabajadores temporales, cuando exista una causa temporal que lo justifique, que habitualmente será un incremento temporal del volumen de trabajo, la necesidad de cubrir una vacante, o un objetivo formativo. 

Si el contrato temporal no tiene una causa temporal, y el trabajador ha sido contratado para atender necesidades permanentes en la empresa (dentro de su actividad normal, sin que exista un incremento temporal del volumen de trabajo, que justifique la contratación temporal), decimos que el contrato está celebrado en fraude de ley, lo cual está sancionado con las consecuencias que voy a explicar a continuación. 

Veamos un vídeo sobre esta materia.



Causas de temporalidad más habituales

Las causas de temporalidad más habituales son las siguientes:

1. Una obra o servicio determinado, que haya sido encomendada a la empresa, y que ocasione la necesidad de incrementar la plantilla de trabajadores para atenderla. Por ejemplo, una carpintería a la que se encarga fabricar todo el mobiliario de un hotel de nueva construcción.

2. Circunstancias de la producción, por ejemplo, en temporada turística alta, cuando los restaurantes necesitan contratar a más camareros.

3. Interinidad, cuando hay que sustituir a un trabajador con reserva del puesto de trabajo, o hay que cubrir una vacante mientras se selecciona personal.

4. Contratos en prácticas o contratos para la formación y aprendizaje.


En los contratos en fraude de ley, la causa de temporalidad no existe. Sigue leyendo para entender mejor las razones del fraude en estos contratos.


Consecuencias del fraude de contratos temporales.

En los contratos temporales fraudulentos, esta causa de temporalidad no existe. Se lleva a cabo el fraude para evitar pagar indemnizaciones más altas al trabajador en caso de despido, así como otros derechos como pluses de antigüedad.

La consecuencias en caso de declararse el fraude de ley en la contratación temporal, es que el contrato temporal se considera indefinido, con las consecuencias legales que ello supone. 

El más significativo de los derechos propios del contrato indefinido, es el que concierne el despido nulo o improcedente. 

Si la empresa prescinde de los servicios de un trabajador temporal fraudulentamente contratado, (le comunica el fin de contrato), este podrá demandar en el plazo de 20 días, como si del despido de un trabajador indefinido se tratase, reclamando la readmisión, o la indemnización por despido improcedente de 45/33 días de salario por año trabajado en la empresa.

Encadenamiento de contratos temporales.

Comparto a continuación un vídeo que explica las consecuencias del encadenamiento fraudulento de contratos temporales.




Nada impide al empresario realizar varios contratos temporales a un mismo trabajador, siempre dentro de los márgenes de la ley, es decir, cumpliendo los siguientes requisitos:

1. Que el contrato temporal cumpla alguna de las causas de temporalidad que se han expuesto anteriormente.

2. Que no se supere la duración máxima de los contratos temporales (3 años más una prórroga de un año para obra o servicio determinado, o 6 meses durante el periodo de 1 año en el caso de contratos eventuales por circunstancias de la producción).

En ocasiones, se intenta soslayar la antigüedad del trabajador mediante un encadenamiento fraudulento de contratos temporales. Cada contrato temporal finiquita al trabajador, y el contador de la antigüedad se pone a cero.

Esto puede ser fraudulento si la relación laboral es idéntica (el trabajador no ha sido contratado para trabajos distintos) y no existen interrupciones temporales significativas entre contratos temporales, o si se supera la duración máxima para la contratación temporal. Habría que valorar cada caso concreto.

Si finalmente se declara el contrato fraudulento, el trabajador se considera indefinido, y las consecuencias son idénticas a las explicadas en el epígrafe anterior para contratos temporales fraudulentos, y en el vídeo adjunto que recomiendo visualizar.

0 comentarios:

Publicar un comentario

 

Laboroteca.com con vosotros desde Diciembre 2012 - | - Aviso Legal