domingo, 1 de julio de 2018

Salario bruto y salario neto

Menea este post en Meneame.net
El salario que se acuerda en el contrato de trabajo, salvo que se especifique lo contrario, se expresa en cantidades brutas, de las que habrá que descontar las correspondientes cotizaciones a la Seguridad Social y retenciones por el Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF).

Lo mismo ocurre con las tablas salariales y otros complementos salariales que regulan los convenios colectivos, que expresan las cantidades en bruto, debiendo descontarse las cotizaciones y retenciones oportunas.

De este modo, del total de las retribuciones que aparecen en la nómina, el trabajador deberá pagar las correspondientes cotizaciones, y el IRPF que le corresponda según sus circunstancias personales. El obligado a retener e ingresar dichas cantidades, es el empresario. 

Habitualmente, las cotizaciones que los trabajadores deben aportar a la Seguridad Social son el 4'7% (contingencias comunes), el 1'55% (desempleo) y el 0'1% (formación). Pueden consultar en el siguiente enlace.

Si necesitas consultar o contratar a un abogado laboralista, puedes escribir a través del buzón de consultas.


Responsabilidad por no deducir cotizaciones del salario bruto

En caso de no pagar las cotizaciones en el momento oportuno, y hacerlo en un momento posterior, el empresario será responsable de dicha irregularidad, y estará obligado al pago de las mismas, quedando el trabajador liberado de dicha obligación, y no pudiéndole exigir el pago. Tampoco es posible, incrementar las retenciones por IRPF, para compensar carencias en nóminas anteriores. Igualmente, el empresario es responsable de estas irregularidades.

Esto ocurre, por ejemplo, en situaciones en las que la empresa actúa de forma fraudulenta, no dando de alta a los trabajadores en la Seguridad Social, o manipulando conceptos salariales, haciéndolos constar como conceptos extrasalariales, por ejemplo, dietas.

Aportaciones del empresario a la Seguridad Social

Por su parte, la empresa también paga la cuota patronal de cotizaciones. Habitualmente dichas cotizaciones son 23,60% (contingencias comunes), el 5'5% (desempleo) y el 0'6% (formación).

Recientemente, debido a un cambio legislativo, es correcto que en las nóminas se señale tanto las cotizaciones que paga el empresario, como las que pagan los trabajadores.

0 comentarios:

Publicar un comentario

 

Laboroteca.com con vosotros desde Diciembre 2012 - | - Aviso Legal - | - Penaloteca.es, web dedicada al Derecho Penal