sábado, 16 de junio de 2018

Acceder a la jubilación con deudas en la Seguridad Social

Menea este post en Meneame.net
Para aquellos trabajadores que tengan obligación de ingresar sus cuotas en la Seguridad Social, como ocurre con el caso de los trabajadores autónomos, mantener deudas con la Tesorería General de la Seguridad Social, puede suponer un grave impedimento para su acceso a la jubilación. 

De hecho, en virtud del art. 47 de la Ley General de la Seguridad Social, los autónomos que mantengan deudas con la  Seguridad Social, por no haber ingresado en su días las correspondientes cuotas, no cobrarán la prestación (en este caso, hablamos sobre la jubilación), aún cuando esta sea reconocida y el autónomo reúna los requisitos legalmente establecidos (edad de jubilación y periodo mínimo de cotización de 15 años).

Veamos a continuación un vídeo sobre la materia, y seguiremos con las explicaciones oportunas y posibles soluciones al caso planteado.

Si necesitas consultar o contratar a un abogado laboralista, puedes ponerte en contacto a través del buzón de consultas.





Cuando existe una deuda con la Seguridad Social, nos podemos encontrar con dos situaciones distintas:

1. Que la deuda con la Seguridad Social este vigente, por no haber transcurrido el plazo de 4 años de prescripción, en cuyo caso, la Seguridad Social realizará una invitación al pago de la deuda, para que el autónomo pueda cobrar su pensión por jubilación. En este caso, también podrá solicitarse un aplazamiento o fraccionamiento de la deuda, que sería compatible con el cobro de la pensión por jubilación.

Cabe resaltar, que el plazo de 4 años de prescripción, se interrumpe cuando la Tesorería realiza requerimientos de pago al autónomo, en cuyo caso, puede que el impago tenga una antigüedad mayor de 4 años, pero la deuda siga vigente.

2. Que la deuda con la Seguridad Social haya prescrito, por haber transcurrido el plazo de 4 años de prescripción, en cuyo caso, la Tesorería ya no puede liquidar la deuda, por estar la misma prescrita. En estos casos, lo periodos impagados se descuentan de la vida laboral del trabajador autómomo. 

Estos impagos son peligrosos, porque en algunos casos, (se han dado en la práctica) el descuento de las cotizaciones de la vida laboral del autónomo, supone que no se cumpla con el periodo mínimo de carencia de 15 años cotizados, y no se pueda acceder a la jubilación contributiva, por insuficiencia de las cotizaciones.

Así las cosas, queda evidenciada la importancia de estar al día con las cuotas exigidas para trabajadores afiliados al Régimen Especial de Trabajadores Autónomos, y otros trabajadores con obligación de ingresar sus propias cotizaciones, como los empleados del hogar.


También puede interesarte
Modalidades de jubilación anticipada
Jubilación activa: compatibilizar jubilación y trabajo

0 comentarios:

Publicar un comentario

 

Laboroteca.com con vosotros desde Diciembre 2012 - | - Aviso Legal - | - Penaloteca.es, web dedicada al Derecho Penal