lunes, 14 de mayo de 2018

Plazo de 20 días hábiles para reclamar contra el despido

Menea este post en Meneame.net
Cuando un trabajador es despedido, dispone de un plazo de 20 días hábiles desde la fecha efectos del despido, para presentar una reclamación contra el citado despido y reclamar la readmisión o el pago de una indemnización por despido improcedente.

Claro que, este plazo está repleto de vicisitudes que deben matizarse, desde cuestiones básicas como el cómputo de días hábiles, hasta cuestiones más complejas, como la suspensión del plazo. Y es precisamente lo que vamos a hacer a continuación en este artículo.

No obstante, en caso de haber sido despedido, la primera recomendación es ponerse inmediatamente en manos de un abogado, debido a la brevedad de los plazos, la delicadeza de las reclamaciones, y los imprevistos u obstáculos que puedan aparecer durante el proceso de impugnación.

Si necesitas consultar o contratar a un abogado laboralista en tu ciudad, puedes ponerte en contacto a través del buzón de consultas.


Días hábiles

Habitualmente, el empresario comunica el despido al trabajador de forma escrita, mediante la conocida "carta de despido". En dicha carta de despido, debe constar necesariamente la fecha efectos del despido, es decir, la fecha en la que el trabajador dejará de prestar servicios para su empresa.

El plazo para presentar la demanda en el SMAC contra el citado despido es de 20 días hábiles, a contar desde el día siguiente de la fecha efectos del despido.

Si la comunicación de la carta de despido es posterior a la fecha efectos, los 20 días hábiles comenzarán a transcurrir el día siguiente de la fecha de comunicación.

De estos 20 días hábiles hay que excluir los sábados, domingos y festivos (incluso festivos locales del municipio o ciudad donde esté situado el Juzgado Social al que se dirige la demanda).

El mes de agosto es hábil para despidos.

Días de alta por vacaciones no disfrutadas

Algunos trabajares, tras ser despedidos, permanecen de alta en la empresa, mientras cotizan por las vacaciones no disfrutadas. Durante ese periodo ya han terminado de trabajar, pero aún están de alta en la empresa y no pueden pedir el paro (prestación por desempleo).

Es importante remarcar, que este periodo, no suspende el plazo de 20 días para presentar la demanda por despido.

Suspensión del plazo de 20 días

Únicamente tres circunstancias suspenden el plazo de reclamación de 20 días hábiles:

- La presentación de la demanda de conciliación en el SMAC. La presentación de la obligatoria demanda de conciliación en el SMAC, suspende el plazo de caducidad durante 15 días hábiles. Si el acto de conciliación es señalado con posterioridad a esos 15 días (algunos servicios provinciales del SMAC llevan retraso), el plazo se reanuda transcurridos esos 15 días hábiles, por lo que hay que adelantarse y presentar demanda judicial antes del acto de conciliación.

- La solicitud de abogado de oficio. La solicitud de abogado de oficio para impugnar el despido también congela los plazos de caducidad, durante el tiempo que duren los trámites para la designación de abogado de oficio.

- La suscripción de un compromiso arbitral. También suspende el plazo de caducidad de 20 días hábiles, que se reanuda una vez adquiere firmeza el laudo arbitral.

Día de gracia

Una vez transcurrido el plazo legal de caducidad para reclamar contra el despido, el mismo se prorroga hasta las 15 horas del día siguiente. Es el conocido como día de gracia.

¿Qué ocurre si ha transcurrido el plazo de 20 días?

Transcurrido el plazo de 20 días hábiles para presentar la demanda por despido, ya no es posible reclamar contra el mismo (ni la indemnización ni la readmisión y los salarios de tramitación), por muy injusto que haya sido el despido realizado por el empresario, incluso aunque se trate de una mujer embarazada o cualquier otra situación especialmente protegida. El plazo de 20 días es riguroso.


0 comentarios:

Publicar un comentario

 

Laboroteca.com con vosotros desde Diciembre 2012 - | - Aviso Legal