jueves, 10 de mayo de 2018

Contrato eventual por circunstancias de la producción

Menea este post en Meneame.net
Siguiendo la serie de artículos y vídeos que estoy haciendo sobre las diferentes modalidades del contrato de trabajo, hoy toca dedicar este artículo al contrato de trabajo eventual por circunstancias de la producción. Un tipo de contrato que utilizan las empresas para cubrir sus necesidades en campañas y periodos de exceso de demanda, acumulación de pedidos, tareas, etc., que les obliga a incrementar su plantilla y contratar a trabajadores de forma temporal.

A continuación, vamos a explicar las características básicas de este tipo de contrato.

Si necesitas consultar o contratar a un abogado laboralista, puedes escribir a través del buzón de consultas.



Contrato eventual por circunstancias de la producción

Se trata de otra modalidad de contrato, que sirve para contratar a trabajadores de forma temporal, cuando existe en la empresa una acumulación de tareas o un exceso de pedidos. Es el contrato de trabajo que se utiliza, por ejemplo, para contratar a personal en el sector de la hostelería en temporada turística alta.

Solo puede utilizarse este contrato cuando existe un incremento temporal del volumen de trabajo (campañas turísticas, agrícolas, incremento de pedidos, acumulación de tareas, etc), de ningún modo para atender necesidades permanentes de la empresa, puesto que en ese caso, estaríamos ante fraude de ley, y si el trabajador demandase en ese sentido, el contrato se consideraría indefinido, con las consecuencias que ello comporta: consolidación del puesto de trabajo, mayores indemnizaciones por despido y mayores derechos varios, etc.

Este contrato se debe formalizar necesariamente por escrito, y además en el contrato se debe especificar la obra o servicio para la que prestará servicios el trabajador contratado.

La duración máxima de este tipo de contratos es de 6 meses dentro de un periodo de 12 meses. No obstante, el convenio colectivo puede modificar la duración máxima. Transcurrido dicho plazo, el trabajador pasa a ser indefinido.

Cuando finalizan las circunstancias para las que ha sido contratado el trabajador, el contrato de trabajo finaliza, y el trabajador tiene derecho a cobrar una indemnización por fin de contrato de 12 días de salario por año trabajado y a cobrar el paro. Si el trabajador es despedido con anterioridad a la finalización de las circunstancias temporales, o el contrato ha sido celebrado en fraude de ley, esta indemnización podría incrementarse hasta los 33 días de salario por año trabajado.



0 comentarios:

Publicar un comentario

 

Laboroteca.com con vosotros desde Diciembre 2012 - | - Aviso Legal