lunes, 19 de marzo de 2018

Excedencia para el cuidado de los hijos

Menea este post en Meneame.net
Entre los distintos tipos de excedencia al alcance del trabajador, encontramos esta modalidad, la excedencia para el cuidado de los hijos, que tiene una regulación más beneficiosa y protectora para el trabajador que la disfruta, que por ejemplo, la excedencia voluntaria. Se asemeja a la excedencia por cuidado de familiares que no pueden valerse por sí mismos, aunque tiene algunas singularidades.

La excedencia para el cuidado de hijos, es un derecho individual de hombres y mujeres, independientemente de que su contrato sea indefinido, temporal, a tiempo completo o a tiempo parcial.

La duración máxima de esta excedencia es por 3 años, desde la fecha de nacimiento del hijo, o desde la resolución administrativa o judicial de adopción.

No existen requisitos para el disfrute de esta excedencia. El trabajador puede fijar la fecha de inicio, y no es necesario que el empresario conceda la excedencia. El contrato de trabajo quedará suspendido desde el momento en que el trabajador fije el inicio de la excedencia.

El trabajador puede ser sustituido mediante un contrato de interinidad, para el cual el empresario puede beneficiarse de las bonificaciones en las cuotas empresariales a la Seguridad Social, que se establecen al efecto.

A continuación vamos a explicar en qué situación queda el trabajador tras la solicitud de la excedencia. Puedes consultar o contratar a un abogado laboralista a través del buzón de consultas.


Efectos de la excedencia para el cuidado de hijos

1. El trabajador tiene derecho a la reserva de su puesto de trabajo, durante 1 año.

2. Después del primer año, el trabajador tiene derecho a la reserva de un puesto de trabajo del mismo grupo o categoría profesional.

3. Durante los 3 primeros años, se consideran de cotización efectiva, como un prestación familiar contributiva.

Al existir reserva del puesto de trabajo, si el empleado trabaja en otra empresa durante la excedencia, y es despedido de la misma, no tendrá derecho a cobrar el paro (prestación por desempleo), precisamente porque tiene el puesto de trabajo reservado.

4. Se computa a efectos de antigüedad, que ha de tenerse en cuenta en caso de indemnización por despido.

5. El despido durante este tipo de excedencia, se considera nulo.

Solicitud de reingreso

Para este tipo de excedencia, no existe obligación de prefijar el periodo de duración. Tampoco existe obligación de solicitar prórrogas. Aunque el trabajador la solicite por 3 años, puede solicitar el reingreso en cualquier momento anterior.

Durante el primer año, existe reserva del mismo puesto de trabajo, el reingreso es automático, y no está condicionado a la existencia de una vacante en la empresa.

Transcurrido más de un año, el empresario tiene la facultad de designar al trabajador, -entre las vacantes-, un puesto de trabajo de su misma categoría o grupo profesional.

0 comentarios:

Publicar un comentario

 

Laboroteca.com con vosotros desde Diciembre 2012 - | - Aviso Legal