lunes, 22 de febrero de 2016

Pago único del paro para autónomos

Menea este post en Meneame.net
Cuando un trabajador se queda en situación legal de desempleo, puede solicitar en el plazo de 15 días la prestación por desempleo, que podrá cobrar del siguiente modo:

- De forma fraccionada, mediante cuotas mensuales.
- En pago único (la llamada capitalización).

La capitalización de las prestaciones por desempleo, supone el abono de una sola vez, por el valor de las prestaciones pendientes de cobro (deben ser mínimo 3 mensualidades), descontando el tipo de interés legal del dinero.

Los trabajadores fijos discontinuos, no pueden solicitar la capitalización del paro que les corresponde entre campañas. Tampoco pueden solicitarla los trabajadores en ERTE o suspensión del contrato de trabajo.

Además, la capitalización debe solicitarse en casos de inicio de una nueva actividad por cuenta propia (autoempleo) o como socio de una Cooperativa de Trabajo Asociado.

¿Quiénes pueden acceder a la capitalización del paro?
- Trabajadores que se incorporen de forma estable a una Cooperativa de Trabajo Asociado, o a una Sociedad Laboral.
- Trabajadores que se den de alta como autónomos discapacitados.
- Trabajadores que se den de alta como autónomos sin discapacidad.
- Socios de una sociedad mercantil (SL o SA) de nueva creación.

Los requisitos para la capitalización del paro son los siguientes:
- No haber capitalizado el paro con anterioridad en los últimos 4 años.
- Tener pendientes al menos 3 mensualidades de paro.
- Presentar la certificación de ingreso en la Cooperativa de Trabajo Asociado, o la inscripción de la sociedad en el Registro Mercantil.
- Solicitar la capitalización en el momento inicial de la prestación por desempleo, o en cualquier momento posterior, siempre acompañando la documentación exigida.
- Iniciar la actividad en el plazo de 1 meses desde la percepción de la capitalización (aunque se puede solicitar una prórroga al SEPE de 1 mes por motivos justificados).


En este artículo se va a explicar el caso de los trabajadores autónomos que desean solicitar la prestación por desempleo en su modalidad de pago único. Este Régimen ha sufrido importantes variaciones.

Si necesitas consultar o contratar a un abogado laboralista en tu ciudad, puedes ponerte en contacto con nosotros en el buzón de consultas.



Pago único para trabajadores autónomos
En efecto, los desempleados que deseen emprender una actividad, pueden solicitar la capitalización del paro. Aunque también pueden emprender la actividad a la vez que siguen cobrando el paro (compatibilización).

Anteriormente, solamente podían capitalizar el 100% de la cantidad pendiente de cobrar, los autónomos discapacitados o los autónomos sin discapacidad con límites de edad (hombres 30 años y mujeres 35 años).

Actualmente ya no existe una barrera en cuanto a la edad. Desde la entrada en vigor de la Ley 31/2015, no hay límites de edad.

Las cantidades capitalizadas han de ir destinadas a financiar la inversión necesaria para el negocio que se desea emprender. Tras la capitalización, habrá de justificarse debidamente el gasto realizado, con facturas, contratos, etc.

También se pueden pagar los impuestos necesarios para el inicio de la actividad, y destinar hasta el 15% para cubrir gastos de asesoramiento, formación, e información.

Además, el trabajador puede destinar la capitalización del paro al pago de sus cuotas a la Seguridad Social, hasta completar la cuantía pendiente de percibir.

Por último, existe una fórmula mixta de capitalización del paro, que permite destinar el dinero obtenido a la financiación del negocio y los pagos a la Seguridad Social.

jueves, 18 de febrero de 2016

Compensaciones y otras retribuciones extrasalariales

Menea este post en Meneame.net
Las retribuciones que el trabajador percibe pueden clasificarse en salariales o extrasalariales. 

Las retribuciones salariales son las cantidades que el trabajador percibe como contraprestación a su trabajo. Pueden ser cantidades en dinero o percepciones en especie. Se encuadran dentro del art. 26 del Estatuto de los Trabajadores. Están sujetas al régimen de cotización y tributación correspondientes.

Las retribuciones extrasalariales quedan fuera del concepto de salario. Son cantidades que el trabajador percibe como compensación o indemnización por su actividad. Solo se satisfacen los días que se trabaja (no en descansos o festivos).

Son ejemplos de retribuciones extrasalariales los gastos de locomoción, los pluses de distancia o transporte urbano, el quebranto de moneda, los suplidos para la adquisición prendas de trabajo, o el desgaste de útiles y herramientas, entre otros.

Las cantidades que el trabajador percibe por estos conceptos, no computan para el cálculo de la indemnización por despido, puesto que esta se calcula en base al salario, y las retribuciones extrasalariales no tienen consideración de salario. 

Al tratarse de suplidos, las retribuciones extrasalariales tienen exenciones parciales sobre IRPF, (al menos con unos límites, por ejemplo, los gastos de pernocta hasta 53,34.-€). Algunos suplidos tampoco se incluyen en las bases de cotización por lo que no se paga a la Seguridad Social.

En este artículo vamos a exponer algunas de estas retribuciones extrasalariales. 
Si necesitas consultar o contratar a un abogado laboralista en tu ciudad, puedes ponerte en contacto con nosotros a través del buzón de consultas.



Gastos de locomoción y viaje
Son retribuciones de carácter irregular, que el empresario paga al trabajador cuando realiza alguno desplazamiento eventual a un lugar distinto al de su puesto de trabajo. Sirve para compensar las dietas y la pernocta.

No se incluyen en las bases de cotización.

Es necesario diferenciar las dietas que se suplen por motivo de un viaje o desplazamiento provisional y temporal, que las dietas que se suplen como salario en especie del trabajador.


Plus distancia y transportes urbanos
El desplazamiento habitual del trabajador entre su domicilio y su puesto de trabajo, también puede ser objeto de compensación por el empresario. Estos gastos se aplican generalmente cuando el empresario cambia el centro de trabajo donde se prestan los servicios por el trabajador.


Indemnizaciones por traslados
En relación con el plus anterior, la indemnización por traslado tiene como finalidad compensar los gastos ocasionados al trabajador cuando éste se ve obligado a trasladar su domicilio por una modificación geográfica de su puesto de trabajo.


Indemnización por despido, extinción o fin de contrato
También se consideran retribuciones extrasalariales las indemnizaciones que se generan cuando se despide al trabajador, éste solicita la extinción (por incumplimiento del empresario o por modificación de las condiciones de trabajo), o en los casos de fin de contrato.


Propinas
Las propinas no son consideradas por la jurisprudencia como una retribución salarial, lo cual resulta lógico, cuando se genera directamente por voluntad de un tercero hacia el trabajador y no a cargo del empresario.

Sin embargo, las propinas pueden considerarse salario, cuando el Convenio Colectivo las estipule como "incentivo" al trabajador.

Para el caso especial de los Casinos, el trabajador introduce la propia en el fondo general del Casino, y éstas se destinan al abono de los salarios del personal del casino. En distintos convenios colectivos del sector se establecen los porcentajes de reparto.

jueves, 11 de febrero de 2016

Clases accidente de trabajo

Menea este post en Meneame.net
Si te estás preguntando si tu supuesto, se puede considerar un accidente de trabajo, sigue leyendo este artículo. Si tienes alguna consulta relacionada con accidentes de trabajo, envíanosla por medio del buzón de consultas.

Se considera un accidente de trabajo la lesión corporal que sufre el trabajador derivada de su trabajo, o dicho de otro modo, existe accidente de trabajo cuando existen daños consecuencia del trabajo. 

En concreto, se considera accidente de trabajo:
1.- El ocurrido en el centro de trabajo durante la jornada laboral.
2.- El ocasionado como consecuencia de la realización de tareas encomendadas por el empresario.
3.- El sufrido al desplazarse hacia el trabajo o al volver a fin de jornada (in itinere).
4.- El accidente en misión de trabajo.
5.- El fallecimiento de un trabajador que se encontraba incapacidad permanente debido a contingencias profesionales (accidente o enfermedad profesional).
6.- Las enfermedades comunes contraídas con motivo del trabajo.
7.- Las enfermedades anteriores latentes que se manifiestan o agravan por el accidente de trabajo.

En este artículo vamos a profundizar en algunos de los anteriores supuestos de accidente de trabajo. 

Si necesitas consultar o contratar a un abogado laboralista, ponte en contacto con nosotros a través del buzón de consultas.



Accidentes en el lugar de trabajo y durante el tiempo de trabajo
El trabajo debe ser el factor que motiva el accidente. No se puede considerar accidente de trabajo las lesiones que no guardan ninguna relación con el trabajo. No se considera accidente de trabajo el que no ocurre en el lugar y tiempo de trabajo efectivo y no tiene ninguna relación con éste (salvo excepciones como el in itinere, y los supuestos citados anteriormente).

De hecho, existen sentencias que niegan el accidente de trabajo en el tiempo a disposición de la empresa pero en el cual el trabajador no presta servicios (retén) o tiempo de guardia localizada por teléfono, busca, etc.
Así por ejemplo, no sería accidente de trabajo el infarto sufrido mientras el trabajador está de guardia localizada.
En cambio, sí que se considera accidente de trabajo el infarto ocurrido en el aparcamiento del trabajo o en los vestuarios de la empresa.


Accidente como consecuencia del desarrollo de tareas encomendadas con el empresario
Aunque el accidente ocurra realizando unas tareas que no son propias para el trabajador, tendrá la consideración de accidente de trabajo siempre que hayan sido encomendadas por el empresario. Por ejemplo, sería el caso de un oficinista al cual encomiendan subir unas cajas por las escaleras. Aunque parece bastante obvio este caso. También es accidente de trabajo el ocurrido durante una misión del trabajador, encomendada por el empresario, por ejemplo, presentar unos documentos al Registro.


Accidente in itinere
El desplazamiento que realiza el trabajador para dirigirse a su puesto de trabajo y el que realiza al salir de su puesto de trabajo, guarda una relación directa con el trabajo. El trabajador se desplaza para prestar servicios a la empresa.

El trabajador debe realizar el trayecto adecuado, por lo que de desviarse del mismo, podría cuestionarse si se trata de un accidente de trabajo in itinere. El origen y destino normal son el centro de trabajo y el domicilio habitual. Sin embargo podría llegar a considerarse accidente de trabajo el que ocurre después de dejar al niño en el colegio y dirigirse al trabajo.

El accidente de trabajo in itinere, debe producirse en el momento inmediato antes de entrar al trabajo o al salir de éste. Entiéndase como inmediato el tiempo razonable que utiliza el trabajador para realizar su trayecto habitual.


Accidente en misión
Cuando el trabajador realiza un desplazamiento debido a una tarea encomendada por el empresario (por ejemplo, llevar unos papales a determinada dirección) y durante el trayecto sufre un accidente de trabajo, éste debe considerarse accidente en misión.


Fallecimiento de un trabajador incapacitado
Cuando la incapacidad permanente de un trabajador tiene que ver con un accidente de trabajo o una enfermedad profesional anterior, y dicho trabajador incapacitado permanentemente, fallece debido a su dolencia, se considera un accidente de trabajo.

El accidente de trabajo en estos supuestos se considera tal, de forma automática, cuando el trabajador tenía reconocida una incapacidad permanente absoluta o gran invalidez. En caso de que el trabajador tenga una incapacidad total, será necesaria una prueba que vincule el fallecimiento a la incapacidad total.

jueves, 4 de febrero de 2016

¿Qué ocurre tras un año de baja médica?

Menea este post en Meneame.net
La incapacidad temporal tiene una duración máxima de 365 días que puede ser prorrogada durante 180 días más. Muchos trabajadores transcurrido ese plazo, y debido a su enfermedad o dolencia, no se sienten capacitados para reincorporarse en su puesto de trabajo habitual, y entonces surgen las dudas ¿Qué ocurrirá cuando se agoto el plazo máximo de Incapacidad Temporal?


Al cumplir los 365 días de baja (Incapacidad Temporal), el Instituto Nacional de la Seguridad Social (INSS) tiene que decidir entre:

- Darle el alta médica, por curación (o por incomparecencia a los reconocimientos del INSS), debiendo el trabajador reincorporarse a su puesto de trabajo, sin perjuicio de su derecho a impugnar el alta médica.

- Iniciar un expediente de Incapacidad Permantente, en cuyo caso se suspende la obligación de pago delegado, y pasa a ser el INSS quien paga al trabajador.

- Declarar una prórroga de hasta 6 meses de baja (Incapacidad temporal), cuando el INS estimase que el trabajador puede recuperarse si sigue el tratamiento.

Una vez cumplido el plazo de 365, aunque se mantiene la obligación de la empresa de seguir cotizando, la nómina la recibirá directamente del INSS. Además, el Servicio Público de Salud ya no emitirá más partes de confirmación de baja médica.

Trasncurrida la prorroga de 180 días días es decir, cumplidos 545 días de baja (Incapacidad Temporal), el INSS tiene 3 meses para declarar la Incapacidad Permanente, o dar el alta al trabajador. Durante esos 3 meses, el contrato de trabajo queda suspendido (la empresa no tiene que cotizar más), pero seguirá cobrando la prestación económica por IT.


Cuantía de la indemnización permanente
La Incapacidad Permanente se clasifica en grados, y cada grado tiene atribuida una remuneración que se calcula según la base reguladora (salarial) de cada trabajador, de modo que:

1. Si se trata de incapacidad permanente total, el 55%.

2. Si se trata de incapacidad permanente total cualificada, el 75% (mejora a partir de los 55 años).

3. Si se trata de incapacidad permanente absoluta, el 100%.

4. Si se trata de gran invalidez, la pensión reconocida en los apartados anteriores se incrementará con un complemento destinado a la persona que atienda a la persona inválida.



 

Laboroteca.com con vosotros desde Diciembre 2012 - | - Aviso Legal