martes, 30 de mayo de 2017

Derecho a cobrar las dietas

Menea este post en Meneame.net
Algunas empresas pagan dietas a sus trabajadores, bien de forma regular o de forma puntual. Algunas de estas dietas se consideran salario en especie (tickets restaurante o vales comida). Otras no (las compensaciones extrasalariales para compensar gastos de desplazamiento por razón de trabajo). Dependiendo de la consideración que tengan, tendrán un tratamiento distinto. En este artículo vamos a ver las características de cada una de ellas, y vamos a explicar como se determina su cuantía.

1. Servicio de comedor o cheques restaurante: Algunas empresas retribuyen a los trabajadores con cheques restaurante o vales de comida, que sirven al trabajador para canjearlos en el propio comedor de la empresa o en algún local hostelero externo. Estos cheques restaurante se consideran salario en especie cuando se entregan de forma fija y periódica, independientemente de que el trabajador les dé uso o no. Están exentos de IRPF hasta el límite de 9 euros diarios, debiendo tributar por el exceso de valor. Al tratarse de un concepto salarial, se incluyen en la base de cotización por su valor íntegro, y se incluyen también en la base reguladora para el cálculo de la indemnización por despido (o análogas).

2. Compensación de dietas de viaje: Se trata de gastos puntales que el empresario compensa al trabajador, por los gastos derivados de un desplazamiento puntual o temporal por razón de trabajo, a un lugar distinto a aquel donde habitualmente trabaja el empleado (al igual que los gastos de locomoción). Estas compensaciones quedan no están consideradas salario, son un concepto extrasalarial, lo cual comporta que se excluyen de la base de cotización, y tampoco se tienen en cuenta para el cálculo de la indemnización por despido (o análogas). 

El trabajador puede reclamarlas al empresario, pero tiene la obligación de demostrar que ha sufragado esos gastos por razón de trabajo, y en consecuencia, deben ser compensados.

Para diferenciar entre las dietas; como salario en especie, o como compensación por gastos de desplazamiento, tiene que atenderse a la causa que genera dicha retribución, si ésta se genera de forma fija y periódica (y no es sentido compensatorio), es salario en especie; en cambio, si se genera de forma puntual y para compensar ciertos gastos sufragados por el trabajador, por razón de trabajo, es un concepto extrasalarial.


CUANTÍA DE LAS DIETAS

En algunos sectores, especialmente cuando el trabajador es móvil, las dietas revisten especial importancia, por ejemplo el sector del transporte.

En el sector del transporte se consideran las dietas como una compensación extrasalarial, que se abona a los transportistas cuando se les obliga a desayunar, almorzar y/o cenar, fuera de su domicilio.
En este sector, el alojamiento del trabajador en caso de pernocta, también se incluye dentro de la dieta.

En los convenios colectivos de ámbito inferior (ámbito provincial normalmente) para el sector del transporte, puede regularse con más detalle cuando nace el derecho del trabajador a cobrar las dietas, y la cuantía de las mismas (entendiéndose como importes mínimos, que pueden mejorar por acuerdo individual entre trabajador y empresario).

Al tratarse, -en el caso de los transportistas-, de un concepto extrasalarial, el tratamiento de estas cantidades, coincide con el que hemos expuesto en el punto 2 de la parte superior de este artículo.

El mismo esquema pueden seguir otros trabajadores para saber si tienen derecho a compensación por dietas de viaje y desplazamientos.

0 comentarios:

Publicar un comentario

 

Laboroteca.com con vosotros desde Diciembre 2012 - | - Aviso Legal - | - Penaloteca.es, web dedicada al Derecho Penal