jueves, 6 de abril de 2017

Readmisión del trabajador tras el despido

Menea este post en Meneame.net
Uno de los posibles efectos de la declaración de despido improcedente, es la readmisión del trabajador (aunque la mayoría de veces se opta por la extinción definitiva de su contrato de trabajo y la indemnización).

Asimismo, en caso de nulidad del despido (mujeres embarazadas, trabajadores en reducción de jornada, vulneración de derechos de fundamentales, etc), el efecto automático es la readmisión del trabajador despedido. Aunque muchas veces también se opta por negociar la extinción del contrato e indemnización del trabajador.

Esta readmisión debe efectuarse en las mismas condiciones de trabajo que regían con anterioridad al despido (salario, categoría profesional, jornada, antigüedad, etc). Además, debe abonarse al trabajador la cuantía equivalente a los salarios dejados de percibir desde la fecha del despido, hasta la fecha de readmisión.

Una vez despedido, el trabajador puede rechazar válidamente cualquier oferta de readmisión por parte de la empresa. El trabajador no está obligado a aceptar la readmisión de la empresa, hasta que se dicte una sentencia judicial.

En este artículo voy a explicar los variopintos de la readmisión del trabajador tras el despido.

Si necesitas consultar a un abogado laboralista, puedes ponerte en contacto a través del buzón de consultas.




La empresa puede optar por readmitir al trabajador

En caso de despido improcedente, la empresa puede optar entre: 
1. Extinguir definitivamente el contrato de trabajo e indemnizar al trabajador o 
2. Readmitirlo en su puesto de trabajo, manteniendo sus condiciones de trabajo y con abono de los salarios de trámite.

La elección entre readmisión o indemnización, se efectúa por la empresa, y no por el trabajador, salvo algunas excepciones, como por ejemplo, el caso de los representantes de los trabajadores que explicaré a continuación.

La mayoría de ocasiones la empresa opta por la indemnización, a fin de cuentas, si ya ha despedido al trabajador ¿qué interés podría tener para readmitirlo? Difícilmente existirá interés en la readmisión, salvo que se trate de un despido con una indemnización económicamente muy costosa.

En caso de despido nulo, el efecto automático de la declaración de nulidad, es la readmisión del trabajador. Aunque como las demandas suelen pedir la nulidad o subsidiariamente la improcedencia, muchas veces se opta por extinguir el contrato e indemnizar al trabajador (no conviene a ninguna de ambas partes mantener una relación laboral insana).


Plazo para efectuar la readmisión

La fecha de readmisión debe ser comunicada por el empresario al trabajador, dentro del plazo de los 10 días siguientes a la notificación de la sentencia por despido improcedente. La reincorporación tampoco puede efectuarse en un plazo inferior a los 3 días desde la notificación de la sentencia. Por tanto, debe realizarse en un plazo de entre 3 y 10 días.


Rechazar la readmisión

Tras el despido, el trabajador que presenta una demanda contra el mismo, no está obligado a aceptar una oferta de readmisión por parte de la empresa. 

No importa que la empresa envíe un burofax, oferte la readmisión al trabajador en el acto de conciliación en el SMAC, o en sede judicial. Hasta que no se dicte una sentencia judicial, el trabajador no está obligado a aceptar la readmisión por parte de la empresa. A veces, dicho rechazo se utiliza de forma estratégica, para incrementar los salarios de tramitación, y provocar que la empresa opte por extinguir definitivamente el contrato de trabajo e indemnizar al trabajador -en vez de readmitirlo-.


Condiciones de la readmisión

La readmisión se realiza con efectos retroactivos, es decir, desde la fecha del despido. Esto comporta que el despido no ha existido, y por tanto, se tienen que respetar las condiciones de trabajo que disfrutaba el trabajador con anterioridad al mismo: salario, jornada, categoría, antigüedad, etc.

Si el empresario no respeta las condiciones de trabajo del empleado readmitido, nos encontramos ante una readmisión irregular, perfectamente denunciable, que puede comportar la extinción definitiva del contrato de trabajo con derecho a la indemnización máxima por despido improcedente (además del pago de los salarios de tramitación que ya se abonaron al trabajador antes de ser readmitido).


Salarios de tramitación

En caso de readmisión, la empresa está obligada a abonar los salarios trámite, es decir, aquellos que se han generado desde el día siguiente al despido, hasta el día anterior a la efectiva readmisión.

De estos salarios deben descontarse los importes que el trabajador ha cobrado en concepto de prestación por desempleo (paro), que serán retornados al SPEE (obviamente el trabajador tendrá derecho a volver a cobrar el paro en caso de nuevo despido).

De los salarios de tramitación también deben descontarse los importes que el trabajador hubiese percibido en caso de encontrar un nuevo empleo, y a partir de la fecha de ingreso a ese nuevo empleo. Si el salario de su nuevo empleo es inferior al que cobraba en la empresa que lo despidió, los salarios serán los que equivalgan a la diferencia entre salarios. En cambio si el salario de su nuevo empleo es superior, no tendrá derecho a salarios de tramitación durante los días que hubiese estado dado de alta con un salario superior al que cobraba.


El caso de los representantes de los trabajadores

Los delegados de personal o miembros del comité de empresa, tienen ciertas garantías y privilegios, entre los cuales se encuentra elegir entre la readmisión o la indemnización (una opción que como he dicho anteriormente, está reservada a la empresa). Sin embargo, el trabajador que ostenta un cargo de representante de los trabajadores, puede ejercer esa elección, sin que la empresa pueda hacer nada por evitarlo.

En cualquier caso, ya opte por la indemnización o por la readmisión, el representante de los trabajadores tiene derecho a cobrar los salarios de tramitación.



0 comentarios:

Publicar un comentario

 

Laboroteca.com con vosotros desde Diciembre 2012 - | - Aviso Legal - | - Penaloteca.es, web dedicada al Derecho Penal