miércoles, 1 de marzo de 2017

Los salarios de tramitación tras el despido

Menea este post en Meneame.net
En caso de despido contra un trabajador, la relación laboral entre éste y la empresa, podemos decir que queda suspendida temporalmente, hasta llegar a una de estas tres situaciones:

1. Transcurren 20 días hábiles sin que el trabajador presente una demanda para impugnar el despido, por lo que dicho despido se convierte en firme e irreversible, y la relación laboral se extingue definitivamente.

2. Por acuerdo o por sentencia, la empresa abona al trabajador la indemnización por despido, y la relación laboral se extingue definitivamente.

3. Por acuerdo o por sentencia, la empresa readmite al trabajador en su mismo puesto de trabajo, en las mismas condiciones y con abono de los salarios de tramitación (objeto de este artículo).

En cualquier caso, la readmisión comporta que la empresa se vea obligada a abonar al trabajador los salarios dejados de percibir, desde el día del despido hasta el día de la efectiva readmisión.

En efecto, en caso de despido improcedente la empresa puede optar por readmitir al trabajador en su anterior puesto de trabajo, manteniendo sus anteriores condiciones de trabajo (antigüedad, salario, categoría profesional, etc). 

Cuando el trabajador despedido de forma improcedente, es un representante de los trabajadores, éste puede optar por la extinción definitiva (con indemnización) o la readmisión, y en cualquier caso, tiene derecho a los salarios de tramitación.

En caso de despido nulo, la readmisión es obligatoria, salvo en algunos casos, como por ejemplo, situaciones de acoso laboral, en las que prudentemente se opta por la extinción definitiva de la relación laboral.

Si necesitas consultar o contratar a un abogado laboralista en tu ciudad, puedes ponerte en contacto con nosotros a través del buzón de consultas.


A cuánto ascienden los salarios de tramitación

Los salarios de tramitación deben ser idénticos al salario que percibía el trabajador durante su relación laboral.

En caso de que el trabajador solicitase la prestación por desempleo (paro), la empresa deberá reitegrar a la entidad gestora las cantidades cobradas por prestación por desempleo, deduciéndolas de los salarios de tramitación que debe pagar al trabajador. El trabajador, recuperará su prestación por desempleo a efectos futuros.

En caso de que el trabajador encontrase un nuevo empleo, los salarios de tramitación se abonarán hasta la fecha de alta en su nuevo empleo, y posterioremente:

- Si el salario percibido en su nuevo empleo, es inferior a los salarios de tramitación, se abonará la diferencia.

- Si el salario percibido en su nuevo empleo, es superior a los salarios de tramitación, no se abonarán estos salarios de tramitación.

Sentencias dictadas con posterioridad a 90 días

En ocasiones puede ocurrir, que los Juzgados se demoren en señalar las fechas de juicio, y en consecuencia, si se declara el despido improcedente, pueden devengarse una gran cantidad de salarios de tramitación, con los que la empresa debe acarrear.

La empresa puede reclamar al Estado los salarios de tramitación que excedan de los 90 días desde la fecha en que se presentó la demanda por despido.

Situaciones en las que no se generan salarios de tramitación

- Cuando el trabajador está de baja médica, por incapacidad temporal.

- Cuando la trabajadora percibe su prestación por maternidad.

- Tras la declaración de una incapacidad permanente total, cuando el trabajador comienza a cobrar su pensión.

Sin embargo, si que resulta compatible la pensión de jubilación con los salarios de tramitación. (STS 4.3.2014). Siempre considerando que el trabajador tiene la posibilidad de suspender el cobro de la prestación y reincorporarse al trabajo.

0 comentarios:

Publicar un comentario

 

Laboroteca.com con vosotros desde Diciembre 2012 - | - Aviso Legal - | - Penaloteca.es, web dedicada al Derecho Penal