viernes, 10 de marzo de 2017

Cómo formalizar un acuerdo con la empresa

Menea este post en Meneame.net
La jurisdicción social, es una de las más flexibles en lo que a acuerdos se refiere, puesto que permite a trabajadores y empresas llegar a todo tipo de acuerdos en todo tipo de procesos (despidos, categoría profesional, modificación de las condiciones, extinción por incumplimiento empresarial, etc), y además, en caso de renuncias por alguna parte, no hay condena en costas, por lo que las figuras del allanamiento o el desistimiento, carecen de relevancia económica en esta jurisdicción. Sencillamente, se trata de llegar a acuerdos.

Estos  acuerdos entre empresas y trabajadores pueden formalizarse de tres modos distintos:
- Acuerdo extrajudicial.
- Acuerdo en el SMAC.
- Acuerdo ante el Secretario Judicial (ahora Letrado de la Administración de Justicia).

De entre estos tres, el mejor y más garantista, es el acuerdo ante el Secretario Judicial, tal y como vamos a explicar en este artículo. Pero antes veamos un breve vídeo resumen.





Para entender por qué es tan recomendable y garantista cerrar los acuerdos en el Juzgado ante el Secretario Judicial, veamos un ejemplo de despido.

Imaginemos, como en el supuesto real del vídeo, que un trabajador ha sido despedido, y no estando conforme con dicho despido, decide demandar a la empresa para reclamar una indemnización por despido improcedente. Los abogados llegan a un acuerdo y la empresa accede a abonar al trabajador un importe en concepto de indemnización; pongamos 4.000.-€.

Como decíamos, existen varios modos de formalizar este acuerdo; veamos los pros y contras de cada uno de ellos;


Acuerdo extrajudicial

La primera posibilidad sería alcanzar un acuerdo extrajudicial, pero esta es la peor y más nefasta de las opciones. Es tan mala idea, que yo ni siquiera la he intentado nunca.

Para empezar, una indemnización acordada en un documento privado esta sujeta tributos, hay que pagar el IRPF, a diferencia de las indemnizaciones por despido que se acuerdan en el SMAC o en Sede Judicial, que están libres de impuestos.

Además, si la empresa incumple su acuerdo, y luego el trabajador pretende reclamar dicha indemnización, con la mala fortuna de que la empresa está quebrada o es insolvente (no tiene nada que embargar), el Fondo de Garantía Salarial (FOGASA) no se hará cargo de dicha indemnización.


Acuerdo en el SMAC

La segunda posibilidad, ésta un poco más segura, es llegar a un acuerdo en el Servicio de Mediación, Arbitraje y Conciliación, (SMAC) o el nombre que reciba en cada comunidad autónoma.
Se trata de un acuerdo plenamente válido. La indemnización por despido quedará libre de impuestos. Y en caso de impago, se puede ejecutar directamente en el Juzgado, sin necesidad de pasar por juicio. Se solicita el embargo de bienes de la empresa para satisfacer la deuda.

Pero tiene una pega muy importante, si la empresa no paga y resulta ser insolvente (no tiene nada que embargar), el Fondo de Garantía Salarial (FOGASA) no reconoce las indemnizaciones acordadas en el SMAC, y no se hará cargo de dicha indemnización por despido.

En cambio, FOGASA sí que reconoce los salarios impagados acordados en el SMAC, por lo cual, sí que sirve para llegar a acuerdos en materia de salarios, pero no en materia de indemnizaciones por despido.

En cambio, FOGASA sí que reconoce los salarios impagados acordados en el SMAC, por lo cual, sí que sirve para llegar a acuerdos en materia de salarios, pero no en materia de indemnizaciones por despido.


Acuerdo Judicial ante el Secretario Judicial

Como se explica en el vídeo, es el acuerdo más seguro que se puede alcanzar. Tiene todas las garantías legales. Si la empresa no paga, se puede dirigir el embargo directamente en el Juzgado, sin necesidad de pasar por juicio que declare el despido improcedente (la indemnización ya está acordada). Se solicita el embargo de bienes de la empresa para satisfacer la deuda.

Si la empresa es insolvente o está en concurso de acreedores, (y no hay nada que embargar), el Fondo de Garantía Salarial (FOGASA), sí que reconoce las indemnizaciones acordadas en Sede Judicial, y se hará cargo de pagar al trabajador la indemnización acordada, cuando la empresa esté quebrada y no pueda hacerlo.

2 comentarios:

  1. FOGADA cumple hasta ciertos límites. Hasta 120 días de salario y hasta unos 18000 euros como limite de la indemnización. El resto lo pierdes y la empresa puede haberte despedido a coste 0. País de pandereta...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así es. 120 días de salario, y 1 año de indemnización. Lamento no haberlo matizado en el articulo y en el vídeo

      Eliminar

 

Laboroteca.com con vosotros desde Diciembre 2012 - | - Aviso Legal - | - Penaloteca.es, web dedicada al Derecho Penal