sábado, 5 de noviembre de 2016

Encadenamiento de contratos y antigüedad

Menea este post en Meneame.net
La antigüedad juega un papel relevante en tu relación laboral, y especialmente en tus derechos económicos, especialmente, en lo que se refiere a la indemnización por despido (la antigüedad es una variable esencial para su cálculo), aunque también en otros derechos económicos, por ejemplo, si tu Convenio colectivo te reconoce un complemento salarial por antigüedad. 

Sin embargo, la antigüedad no solo favorece al trabajador en lo económico, sino también en otros derechos, como son:

- Excedencias. Necesario un año de antigüedad.
- Para ser elegidos en las elecciones sindicales. Necesaria una antigüedad de 6 meses.
- Permisos retribuidos para la formación. Necesaria una antigüedad de 1 año.
- Otras cuestiones que se pueden regular favoreciendo a trabajadores con mayor antigüedad, como el orden de despidos, el orden de traslados, el orden de elección de las vacaciones, optar a ascensos, etc.

¿Alguna vez te has parado a pensar si la antigüedad que te reconoce la empresa es la real y correcta según tu fecha de incorporación en la empresa? Puedes comprobar tu antigüedad en cualquier nómina, pero tal vez te sorprendas, cuando veas que tu antigüedad reconocida es de 2013, cuando tú empezaste a trabajar en 2012. ¿Te hicieron varios contratos? Si es así, este artículo te interesa.

Encadenamiento de contratos

El encadenamiento de contratos, puede utilizarse como un fraude en materia laboral, consistente en realizar diversos contratos a un trabajador, en la misma empresa, y en el mismo puesto de trabajo, con el fin de impedir que haga valer los derechos inherentes a su antigüedad, como por ejemplo, los complementos salariales por antigüedad (que suele marcar el convenio colectivo). Sin embargo, la mayoría de reclamaciones, surgen especialmente en el momento del despido, cuando la antigüedad juega un importante papel en relación a la cuantía de indemnización por despido.

Por lo tanto, cuestión entonces es, ¿cuándo se rompe una relación laboral y se pierde la antigüedad? es decir, en caso de fin de un contrato y posterior inicio de un nuevo contrato, ¿debe ponerse el contador de la antigüedad, a cero?

Como veremos a continuación, ha desaparecido el conocido criterio "de los 20 días entre contratos" que se utilizaba para delimitar la continuación y la quiebra de la relación laboral. Y ello porque el Tribunal Supremo lo ha derogado en su STS de 15 de mayo de 2015, por ser poco concreto, y no atender a las individuales circunstancias de cada caso.

Si necesitas consultar o contratar a un abogado puedes ponerte en contacto con nosotros a través del buzón de consultas.


Sin precisiones aritméticas

Anteriormente, existía la llamada regla de los 20 días, en virtud de la cual, si mediaban más de 20 días entre contrato y contrato, la relación laboral se iniciaba de cero, sin respetar la antigüedad del trabajador. Si por el contrario, entre contrato y contrato no transcurrían esos 20 días, el nuevo contrato, se enlazaba al anterior, quedando así, la antigüedad del trabajador intacta.

Sin embargo, la Sentencia del Tribunal Supremo, de 15 de Mayo de 2015, derogó este criterio, señalando que debían valorarse las interrupciones del contrato en base a un criterio realista; sin precisiones aritméticas de 20 días, pues en ocasiones, las interrupciones que superan ese límite de días, no son significativas, y además, la voluntad del trabajador de extinguir su contrato y perder su antigüedad, puede estar viciada por la oferta de un nuevo contrato por la empresa.

Así pues, esta solución busca individualizar cada caso concreto. Por lo tanto, una interrupción de 60 días entre contratos (60 días en que el trabajador dejaría de tener relación con la empresa), sería significativa si estamos ante dos contratos de 3 meses cada uno de ellos. Sin embargo, sería poco significativa, cuando se trata de una relación laboral de varios años.

Cómo reclamar la antigüedad

Si el reconocimiento de una antigüedad incorrecta por parte de la empresa, te impide acceder a algún derecho, puedes formular una demanda, no solamente reclamando tu antigüedad, sino también el derecho que no se te reconoce por culpa de esa incorrecta antigüedad.

Además de lo anterior, es habitual reclamar la antigüedad en el momento del despido. Cuando el trabajador no está de acuerdo con su antigüedad, a efectos indemnizatorios, puede señalar y demostrar su antigüedad real en la empresa, lo cual, en caso de estimarse por el juez, mejorará su indemnización.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

 

Laboroteca.com con vosotros desde Diciembre 2012 - | - Aviso Legal - | - Penaloteca.es, web dedicada al Derecho Penal