lunes, 21 de noviembre de 2016

Indemnización de 20 días por despido objetivo

Menea este post en Meneame.net
Si la empresa realiza un despido objetivo sobre un trabajador (cuando presuntamente exista una causa legal para ello), independientemente de que el trabajador esté conforme o disconforme con la causa del despido objetivo, y su procedencia o improcedencia (presente demanda o no), la empresa debe abonarle automática y simultáneamente una indemnización por despido objetivo de 20 días de salario por año trabajado.

El pago de dicha indemnización debe ser simultáneo a la comunicación del despido. Es decir, cuando la empresa comunica el despido al trabajador, debe abonarle el importe exacto la indemnización por despido.

El importe de dicha indemnización debe calcularse teniendo en cuenta las variables de antigüedad y salario bruto (todos los conceptos salariales, no extrasalariales, y sin aplicar descuentos por cotizaciones o retenciones de IRPF).

En cuanto al pago simultáneo de la indemnización en el momento de la comunicación, es un requisito muy importante, que la empresa debe cumplir inexorablemente, pues de lo contrario, puede declararse la improcedencia del despido, por ese único hecho; la falta de pago de la indemnización; en cuyo caso, la indemnización por despido aumentaría a 33 días de salario por año trabajado.

El empresario puede abonar la indemnización en metálico (si es inferior a 2.500.-€), mediante la entrega de un cheque bancario o mediante transferencia bancaria, en cuyo caso, puede tardar 1 ó 2 días en hacerse efectiva.

La única excepción que encontramos para evitar el pago de la indemnización, es la insuficiencia de liquidez, que impide a la empresa abonar la indemnización, porque sencillamente, no tiene dinero para ello. A continuación en este artículo, expondremos más detalles sobre esta excepción de iliquidez.

En cualquier otro caso, la falta de pago de la indeminización, significa la improcedencia del despido y el reconocimiento de una indemnización superior de 33 días por año trabajado.

Si necesitas consultar o contratar a un abogado laboralista en tu provincia, puedes escribirnos a través del buzón de consultas.



En efecto, como ya hemos expuesto, la única excepción que exime a la empresa de pagar al trabajador despedido, la indemnización por despido objetivo de 20 días por año trabajado, es la insuficiencia de liquidez en su tesorería.

Si la empresa no puede hacer frente a la indemnización por despido, puede postergar el pago de la misma 

La empresa deberá demostrar su situación de iliquidez, que es quien dispone de los elementos probatorios, no bastando para ello, que demuestre únicamente la existencia de pérdidas económicas, sino que debe demostrar también, que no tenía suficiente tesorería para hacer frente al pago de la indemnización. Es decir, que la indemnización era superior al activo líquido de la empresa. STS 25-01-05

Un error en la cuantificación inicial de la indemnización, puede considerarse intrascendente a los efectos de procedencia o improcedencia del despido.

La iliquidez de la empresa, no es impedimento, para que el trabajador pueda reclamar la indemnización por despido objetivo, desde el mismo momento de comunicación del despido.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

 

Laboroteca.com con vosotros desde Diciembre 2012 - | - Aviso Legal - | - Penaloteca.es, web dedicada al Derecho Penal