sábado, 3 de septiembre de 2016

Consejos para afrontar el acoso laboral

Menea este post en Meneame.net
El acoso laboral probablemente sea la situación más miserable y sufrida a la que puede enfrentarse un trabajador en el ámbito del trabajo. Se trata de una conducta prolongada y recurrente con ánimo de destruir, marginar, aislar, humillar, minar la moral y la estima propia, etc., a un trabajador, y que con el tiempo termina causando perniciosos efectos sobre su salud mental; desde enfermedades como trastornos de ansiedad o depresión, agotamiento emocional, enfermedades psicosomáticas, y en situaciones extremas, el suicidio de la víctima. Además de afectar a sus relaciones sociales y causar la pérdida de autoestima personal o profesional.

El barómetro Cisneros, un proyecto de investigación, nos muestra que entre el 11,% y el 15% de la población ocupada, sufre acoso laboral en el trabajo. 

Dicho barómetro Cisneros, estudia 43 conductas que pueden considerarse acoso laboral.

Entre las manifestaciones más agresivas o groseras: menosprecio, burlas, críticas a la vida personal del trabajador, a su aspecto físico, amenazas personales, amenazas de despido u otras sanciones, ridiculización, gritos, insinuaciones sexuales, etc.

Entre las manifestaciones más sutiles: la restricción de la comunicación, ignorar al trabajador, asignar trabajos absurdos, la inactividad forzada (vaciar de funciones al trabajador), la sobrecarga de funciones, asignar tareas peligrosas, impedir el acceso a medidas de seguridad, asignar tareas por debajo de la calificación profesional, aislar a la víctima de los otros compañeros, amplificar los errores, extender rumores injuriosos o calumniosos, desvalorizar el esfuerzo, inducir a errores, etc.

A continuación, en este artículo, vamos a ofrecer 11 consejos para sobrellevar y afrontar situaciones de acoso laboral.

Si necesitas consultar o contratar a un abogado laboralista en tu ciudad, puedes ponerte en contacto con nosotros a través del buzón de consultas.



Es evidente que el acoso no es un problema fácil de afrontar y solucionar, pero existen determinados consejos que la víctima puede considerar para lidiar con el acoso y con el acosador, especialmente en su día a día, y al margen de las denuncias o demandas judiciales que pueda interponer. A continuación 11 tips para sobrevivir a una situación de acoso.

1. Informarse sobre el acoso. La información y el conocimiento ayudan a la víctima a identificar el acoso como tal, y le facilitan la búsqueda de soluciones. Una víctima desinformada, difícilmente podrá tomar buenas decisiones y solucionar el problema.

2. Comunicarlo al entorno próximo. Hablar sobre el problema con la pareja, padres, amigos, etc. No es aconsejable extenderlo en la empresa, entre compañeros de trabajo, pues si no se tienen pruebas irrefutables, podría darse la vuelta al calcetín; la víctima pasaría a ser un injuriador o calumniador, e incluso, se le podría tildar a él de acosador. Ya llegará el momento de denunciarlo, pero primero, hay que hablar con un abogado.

3. Recoger pruebas. Hay que documentar las actitudes acosadoras. El trabajador no tiene que demostrar una por una todas las conductas que ha padecido, pero sí que tiene que aportar indicios inequívocos sobre la existencia del mobbing que padece. Como normalmente el acoso suele manifestarse de forma verbal, lo más efectivo es realizar grabaciones, cuántas más, mejor. También son útiles otras pruebas como emails, mensajes, testigos, etc.

4. No perder los estribos. Canalizar la ira y el resentimiento. No explotar ante situaciones injustas, no perder la calma y no responder de forma irracional. No pagar con la misma moneda (agresiones verbales, amenazas, intimidación, etc).

5. Plantar cara al acosador. Hacerle recular, siempre de forma correcta y legal. Hacerle saber que no puede comportarse así. Que si es necesario, se tomarán medidas legales para frenar su conducta.

6. Proteger los instrumentos de trabajo. No fiarse de nadie. Poner una contraseña en el ordenador. Guardar los documentos en un cajón bajo llave. Ser precavido a la hora de cumplir con las obligaciones, ser puntual y fichar antes de la hora, entregar las tareas dentro de plazo, y en general cumplir con todas las obligaciones y no ofrecer motivos para posibles sanciones disciplinarias.

7. No aislarse socialmente. Integrarse con los compañeros de trabajo. Buscar relaciones sociales en el ámbito laboral. Ser una persona sociable.

8. No inculparse. No culparse a sí mismo de la situación padecida. El acoso no es culpa de la víctima, sino del acosador, cuya conducta es incorrecta e inaceptable. Por eso, la víctima no debe ceder a las pretensiones del acosador, creyendo que así cesará el acoso.

9. Solicitar la baja médica antes de estar gravemente perjudicado. El acoso genera ansiedad y depresión; éstas cuanto antes se tratan antes sanan. No vivir con la ansiedad generada por el acoso, y dejar que ésta cale en lo más hondo de la víctima, ya que después, los efectos serán más intensos y duraderos. Solicitar la baja a tiempo, sin esperar a estar exhausto.

10. Contactar con un abogado. La víctima no puede resolver una grave situación de acoso por sí misma, sin una persona especializada a su lado, capaz de aconsejarla en cada momento, y de tomar las mejores decisiones para solventar la situación, y resarcir los daños causados.

11. Ser tratado por un profesional de la salud mental. Un psiquiatra o un psicólogo, ayudarán a la víctima a afrontar el problema de la forma más llevadera, aconsejándolo tanto en su vida profesional como personal, animándolo a mantener relaciones sociales, a mejorarse a sí mismo, a entretenerse, divertirse y no caer en la depresión o el desanimo.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

 

Laboroteca.com con vosotros desde Diciembre 2012 - | - Aviso Legal - | - Penaloteca.es, web dedicada al Derecho Penal