miércoles, 6 de julio de 2016

Rechazar la readmisión de la empresa en el SMAC

Menea este post en Meneame.net
Como muchos de vosotros sabéis, en caso de despido, antes de presentar una demanda judicial, es obligatorio intentar una conciliación entre el trabajador y la empresa, para intentar evitar el proceso judicial. Dicho acto de conciliación se celebra en el Servicio de Mediación, Arbitraje y Conciliación, a solicitud del trabajador demandante.

En la demanda de conciliación, el trabajador debe hacer constar cuáles son sus peticiones, por ejemplo, si se trata de un despido podría ser: "que la empresa reconozca la improcedencia del despido con los efectos que la ley otorga al empresario a optar entre la readmisión del trabajador en el mismo puesto de trabajo y con abono de los salarios dejados de percibir desde la fecha del despido hasta la efectiva readmisión, o la extinción definitiva del contrato de trabajo con abono de la indemnización legal por despido improcedente".

Si las peticiones son las citadas, el empresario (que tal vez entiende que su despido tiene pocos visos de prosperar), puede acudir al acto de conciliación con ánimo de ofrecer un acuerdo al trabajador y zanjar el asunto, y consiguientemente puede darse el caso de que el trabajador rechace dicho acuerdo.

A continuación en este artículo, veremos qué ocurre y qué consecuencias tiene para el trabajador rechazar el ofrecimiento empresarial.

Si necesitas consultar o contratar a un abogado laboralista en tu ciudad, puedes escribirnos a través del buzón de consultas.



Como hemos dicho, puede que el empresario haga un ofrecimiento al trabajador para intentar zanjar el asunto, y el trabajador rechace el ofrecimiento empresarial.

No obstante, también puede darse el caso de que el empresario se allane al 100% demanda, es decir, acepte todas las peticiones del trabajador, y como precisamente corresponde por ley al empresario la elección entre readmisión o indemnización, éste ofrezca al trabajador la readmisión y reincorporación inmediata del trabajador en la empresa, junto al abono de todos los salarios dejados de percibir desde el despido hasta la efectiva reincorporación.

En ese caso, el trabajador habría conseguido el 100% de sus peticiones (las mismas peticiones que él mismo solicitó en la papeleta de conciliación), entonces; ¿Está obligado a aceptar el ofrecimiento de la empresa?

Pues la respuesta es negativa; tras el despido, el trabajador no está obligado a aceptar una oferta de readmisión por parte  del empresario, hasta llegar a juicio y obtener una sentencia. Tras la sentencia sí que estaría obligado a aceptar la readmisión (los salario de tramitación habrían aumentado también, así que se puede realizar esta estrategia con ánimo de lucro).

Obviamente, el trabajador tampoco estaría obligado a aceptar un ofrecimiento del 100% de la indemnización por despido, que igualmente podría rechazar.

Esta maniobra tal vez vaya un poco en contra del sentido común (ya que se ofrece al trabajador lo mismo que pidió en su demanda, sin embargo, lo rechaza), pero es acorde al derecho constitucional a la tutela judicial efectiva del trabajador, que tiene derecho a llegar hasta el final y conseguir un pronunciamiento judicial (que será el mismo que le ofrece el empresario en el SMAC, salvo porque habrán aumentado los salarios de tramitación).


Consecuencias de rechazar el ofrecimiento en el SMAC
Salvo mejor criterio, el trabajador puede rechazar los ofrecimientos empresariales en el SMAC sin mayores consecuencias, y sin que ello suponga que el trabajador ha dimitido de su puesto de trabajo, puesto que el despido extingue por sí mismo la relación laboral existente. Para la reanudación tras el despido, es necesario el consentimiento de ambas partes (empresario y trabajador), por lo que la mera oferta empresarial no restablece la relación laboral y el trabajador está en su derecho a seguir el proceso judicial, para que su despido sea calificado por sentencia judicial. 

Llegado caso, el ofrecimiento de readmisión por el empresario, no aceptado por el trabajador, no impide que se devenguen salarios de tramitación durante el proceso por despido. Aunque si bien, ésto es un punto algo controvertido y discutido por algunos profesionales del derecho. Por lo que estamos abiertos a todas las opiniones, que podéis exponer en la zona de comentarios.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

 

Laboroteca.com con vosotros desde Diciembre 2012 - | - Aviso Legal - | - Penaloteca.es, web dedicada al Derecho Penal