jueves, 14 de julio de 2016

¿Qué puedo hacer con una incapacidad permanente?

Menea este post en Meneame.net
Las personas que han sido recientemente incapacitadas de forma permanente, han visto como su relación laboral se extingue, así como su carrera profesional a la que tantos años habían dedicado; y en consecuencia, muchas de éstas personas se preguntan ¿Ya no puedo trabajar nunca más? ¿Puedo hacer trabajos esporádicos? ¿Qué ocurriría si me pillan trabajando?

Dicho en otros términos, interesa saber qué actividades son compatibles con el estado de incapacidad y qué actividades son incompatibles e incluso, están prohibidas. Todo ello dependerá del grado de incapacidad al que nos refiramos.

Si nos referimos a una incapacidad permanente parcial o total, está claro que el incapacitado puede ejercer algunas actividades no relacionadas con su profesión y oficio. De hecho, algunos convenios colectivos prevén planes de adaptación de los puestos de trabajo o nuevos destinos para trabajadores limitados por una incapacidad.

Cuando se trata de una incapacidad permanente absoluta, las limitaciones son mayores, y por ende, las compatibilidades son menores. El incapacitado puede realizar algunas actividades, aunque no desarrollar un trabajo con el mismo rendimiento que una persona cuya salud no ha sufrido alteraciones. Sin embargo, se han reconocido compatibilidades a personas incapacitadas para realizar actividades artísticas, ejercer unas horas como maestro, o realizar labores administrativas a tiempo parcial.

En cambio, cuando se trata del grado máximo; gran invalidez, difícilmente el incapacitado podrá realizar demasiadas actividades puesto que el grado de impedimento es demasiado elevado; tanto que necesita ayuda de otra persona para realizar los actos más elementales de la vida diaria.

Sin más dilación veamos a continuación algunas actividades que son compatibles o incompatibles con el estado de incapacidad.



La incapacidad permanente total impide al incapacitado dedicarse a su profesión habitual, pudiendo desarrollar sin embargo, determinadas profesiones y oficios.

Algunos Convenios Colectivos, pueden articular nuevos destinos para trabajadores incapacitados, a puestos de trabajo que sean compatibles con su incapacidad.

La pensión que percibe el incapacitado, es compatible con el salario que pueda percibir por el desarrollo de un trabajo, cuyas funciones sean distintas a las que generaron la incapacidad permanente total.

El pensionista debe comunicar a la Entidad gestora, la realización de un trabajo remunerado. La falta de comunicación se considera una infracción leve, sancionable con la pérdida de prestación durante un mes.

Cuando el trabajador debido a su incapacidad está limitado para ocupar determinado puesto de trabajo en igualdad de rendimiento que un trabajador sin incapacidad, podrán limitarse sus competencias y responsabilidades, en cuyo caso, también podrá reducirse el salario de forma proporcional a sus limitaciones. Para ello, hay que firmar un nuevo contrato por escrito, y presentarlo ante la autoridad laboral.


La incapacidad permanente absoluta no supone una prohibición radical de ejercer cualquier actividad.

En términos generales un pensionista por incapacidad permanente absoluta puede realizar actividades lucrativas o no lucrativas, siempre que no representen un perjuicio para estado de salud o rebasen su capacidad de trabajo. Especialmente a los efectos de futuras revisiones.

Están prohibidas las actividades que no sean compatibles con el estado de salud del incapacitado.

No están prohibidas las actividades que no representen un cambio en la capacidad de trabajo del incapacitado. Por ejemplo, se considera compatible la incapacidad permanente con el trabajo de dibujante, o con el alta en el RETA como administrador de una sociedad.

En los casos de actividades retribuidas, deben comunicarse a la entidad gestora competente, pudiendo la misma, revisar la incapacidad por agravación, mejoría o error de diagnóstico.

Si pudiera apreciarse la mejoría, el INSS podría demandar al pensionista para modificar el grado de incapacidad declarado (por ejemplo, para rebajarlo a incapacidad total).
Durante el proceso de revisión, el INSS no puede suspender cautelarmente la pensión por incapacidad.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

 

Laboroteca.com con vosotros desde Diciembre 2012 - | - Aviso Legal - | - Penaloteca.es, web dedicada al Derecho Penal