miércoles, 20 de julio de 2016

¿Tengo derecho a elegir las fechas de mis vacaciones?

Menea este post en Meneame.net
En términos laborales, las vacaciones son el período de disfrute obligatorio que proporciona al trabajador un descanso reparador de sus fuerzas tras once meses de trabajo.

Su duración es de 30 días computados en periodos anuales. Se trata de la duración mínima que se puede mejorar en caso de acuerdo –individual o colectivo- pero nunca rebajar; ni siquiera en caso de acuerdo entre el empresario y el trabajador, ni por descontado, por imposición unilateral del empresario, porque las vacaciones son un derecho irrenunciable del trabajador.

También es ilegal trabajar durante las vacaciones a cambio de un sobresueldo. Las vacaciones únicamente se pueden retribuir cuando el trabajador ha sido despido y no ha disfrutado las vacaciones, ni podrá hacerlo, porque ya no trabaja en la empresa.

El disfrute obligatorio de las vacaciones es más innegociable que el Peñón del Gibraltar.

Ahora bien, mucho más conflictivo es la determinación del calendario vacacional; las fechas en que cada trabajador disfrutará sus vacaciones.

A continuación, en este artículo, vamos a explicar todo lo que necesitas saber entorno a las vacaciones:
1. Duración de las vacaciones.
2. ¿Tengo derecho a elegir las fechas de mis vacaciones?
3. ¿Pueden obligarme a disfrutar las vacaciones por cierre de la empresa durante un mes?
4. ¿Qué hacer en caso de desacuerdo?
5. ¿Cuánto se cobra durante las vacaciones?
6. ¿Se puede trabajar durante las vacaciones a cambio de un sobresueldo?
7. ¿Se pierden las vacaciones estando de baja?


Si necesitas consultar o contratar a un abogado laboralista en tu ciudad, puedes ponerte en contacto con nosotros a través del buzón de consultas.




1. Duración de las vacaciones
Los 30 días de vacaciones son naturales, no son hábiles, es decir, cuentan los sábados y domingos. Lo que no está permitido es disfrutar 5 días de vacaciones de lunes a viernes y pretender que el sábado y domingo no cuenten como tal; se tienen que coger los 7 días.

Las vacaciones se disfrutan proporcionalmente al tiempo trabajado en la empresa, a razón de 2’5 días por mes trabajado. Cuando el trabajador no ha trabajado todo el año, no tiene derecho a disfrutar los 30 días, sino la parte proporcional al tiempo trabajado. Es decir, 1 año trabajado equivale 30 días de vacaciones; y 4 meses trabajados equivalen 10 días de vacaciones... y así con cualquier período de tiempo trabajado. Esta regla es aplicable por igual a todos los trabajadores independientemente del tipo de relación laboral que tengan.

El empresario no puede descontar de las vacaciones los permisos retribuidos disfrutados por el trabajador, por ejemplo, los que tienen reconocidos los trabajadores por matrimonio, mudanza, fallecimiento de un familiar, realización de exámenes, etc.


2. ¿Tengo derecho a elegir las fechas de mis vacaciones?
La determinación de las fechas de disfrute de vacaciones suele ser fruto del acuerdo entre la empresa y el trabajador. No pueden ser impuestas por el empresario. En caso de desacuerdo las fechas de las vacaciones se deciden en el Juzgado Social mediante un procedimiento exprés.

En caso de que exista un calendario de vacaciones fijado en la empresa, y los trabajadores no hayan participado directamente en la negociación del mismo, deberán ser informados con 2 meses de antelación, tal y como viene a exponerse a continuación.


3. Vacaciones obligadas por cierre de la empresa durante un mes
En ocasiones ocurre que la empresa cierra durante un mes, y el empresario impone al trabajador las vacaciones sin oportunidad de negociación, y este hecho, en ocasiones puede estar permitido.

Puede ser así, porque la empresa habrá recabado la autorización o consentimiento de algún modo:

a. Negociando con los representantes de los trabajadores, o los sindicatos e incluirlo en Convenios Colectivos. Un ejemplo de ello es el Convenio Colectivo para el Sector de la Hostelería en Vizcaya, que en su artículo 11 estipula que si la empresa cierra un mes de vacaciones, el empleado se verá obligado a disfrutar sus vacaciones en tal periodo por cierre, si están debidamente anunciadas con dos meses de antelación.

b. Imponiendo una cláusula en el contrato de trabajo firmado por el trabajador, lo cual puede considerarse un "acuerdo contractual".

De lo contrario, las vacaciones deben negociarse de mutuo acuerdo con la empresa, tal y como manda el art. 38 del Estatuto de los Trabajadores.


4. ¿Qué hacer en caso de desacuerdo?
En caso de desacuerdo con las fechas fijadas para las vacaciones, lo más cómodo y rápido para el trabajador es insistir en una negociación con la propia empresa.

En caso de que las negociaciones con la empresa sean infructuosas, cabe la posibilidad de presentar demandad en el Juzgado Social con un plazo de 2 meses de antelación al disfrute de las mismas.

Los juicios relativos a la fijación de las vacaciones se consideran urgentes, la vista se señalará en los cinco días siguientes a la admisión de la demanda, y la sentencia se dictará en tres días, según dispone la Ley Reguladora de la Jurisdicción Social (LRJS).

Lo que nunca debe hacer el trabajador es caso omiso al empresario, y coger vacaciones en las fechas elegidas a su libre albedrío, sin acuerdo o sin atender a la voluntad del empresario, porque ese trabajador podría ser despedido por abandono del trabajo.


5. ¿Cuánto se cobra durante las vacaciones?
Las vacaciones deben pagarse al trabajador, de acuerdo con las normas preestablecidas en el convenio colectivo.

En ausencia de convenio, se abona al trabajador el salario normal o medio (en caso de salario variable), incluyendo en dicho promedio, algunos complementos variables como por ejemplo, el plus nocturnidad, días festivos, etc.

Deben incluirse todos los conceptos excepto los que no tengan condición de salario, como puede ser una indemnización.


6. ¿Puedo trabajar durante las vacaciones a cambio de un sobresueldo?
Las vacaciones no se pueden trabajar a cambio de dinero, no pueden ser compensadas con un sobresueldo superior al salario mensual ordinario. Además, no es una opción que puedan acordar trabajador y empresario, ni por supuesto, es una opción que pueda imponer el empresario unilateralmente a sus trabajadores.

Las vacaciones únicamente se deben pagar en caso de extinción de la relación laboral (por despido o la causa que sea), y el trabajador no pueda disfrutarlas.


7. Las vacaciones no se consumen por estar de baja
Generalmente, las vacaciones deben disfrutarse dentro del año al que corresponden, es decir, antes del 31 de diciembre de cada año. En caso contrario, prescribe el derecho y no pueden reclamarse con posterioridad.

Sin embargo, a raíz de una resolución del Tribunal de Justicia de la Unión Europea, se determinó que las vacaciones no se perdían cuando coincidían con un proceso de baja por incapacidad temporal. En este caso, el trabajador podrá posponer sus vacaciones y disfrutarlas una vez que haya recibido el alta médica, siempre que no hayan transcurrido 18 meses a partir del final del año en que se hayan originado.

Todo ello, con independencia de que este proceso de baja laboral se hubiese iniciado antes o durante el periodo vacacional del trabajador.

Si te ha quedado alguna duda, tal vez te interese echar un vistazo a este otro artículo de similares características sobre las vacaciones.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

 

Laboroteca.com con vosotros desde Diciembre 2012 - | - Aviso Legal - | - Penaloteca.es, web dedicada al Derecho Penal