martes, 12 de julio de 2016

Abogado incapacidad permanente absoluta

Menea este post en Meneame.net
Para empezar este artículo, recordemos que existen diferentes grados de incapacidad permanente según el alcance de las lesiones o dolencias padecidas por el trabajador. 
- Incapacidad permanente parcial.
- Incapacidad permanente total.
- Incapacidad permanente absoluta.
- Gran invalidez.

De entre ellas, la incapacidad permanente absoluta es la situación (debido a lesiones, enfermedad...) que impide al trabajador desarrollar cualquier profesión u oficio. A diferencia de la incapacidad permanente total que permite al trabajador ejercer algunas profesiones (distintas a la suya habitual), el incapacitado de forma permanente y absoluta, no puede ejercer ninguna profesión u oficio por estar completamente impedido para ello. En ocasiones no es literalmente imposible para el incapacitado realizar un trabajo, pero no puede alcanzar el mínimo de rendimiento deseable.

Además, es importante destacar que a todos los pensionistas de la Seguridad Social que tienen reconocida una incapacidad permanente absoluta, se les atribuye un grado de discapacidad igual o superior al 33%, a los efectos legales previstos (pueden obtener ciertos beneficios reconocidos por la ley a las personas discapacitadas).

No es lo mismo incapacidad permanente que discapacidad, puesto que la incapacidad se refiere únicamente a la capacidad para trabajar. Mientras que, el trabajo es compatible para personas discapacitadas.


A continuación vamos a exponer algunos casos de incapacidad permanente absoluta, los efectos sobre la incapacitado, la pensión por incapacidad permanente absoluta, así como la cuantía de la misma.

Si te interesa también puedes leer el artículo: Pasos a seguir para reclamar una incapacidad permanente.

Si necesitas consultar o contratar a un abogado laboralista en tu ciudad, puedes escribirnos a través del buzón de consultas.



Supuestos de incapacidad permanente absoluta
La incapacidad permanente absoluta es causa de las lesiones, enfermedades, y dolencias varias, que impiden al trabajador seguir desarrollando cualquier trabajo con un mínimo de rendimiento de modo continuado.

Se considera incapacidad permanente abosluta, entre otros supuestos; la pérdida total (o de movimiento) de extremidades, las lesiones orgánicas o funcionales incurables, como el cerebro, el corazón o el aparato respiratorio, así como los estados mentales como psicosis, o depresión mayor.

Por citar dos ejemplos:

Se han declarado incapacidades permanentes absolutas sobre personas que tienen estrés postraumático al haber sido víctimas de acoso sexual en el trabajo.

También se ha reconocido la incapacidad permanente absoluta a personas con lesiones psíquicas irreversibles causadas por el alcoholismo.


Efectos de la incapacidad permanente sobre el puesto de trabajo
La incapacidad permanente es revisable, y existe posibilidad de reincorporación por mejoría. A partir del momento en que la declaración de incapacidad permanente es firme, existe una reserva del puesto de trabajo durante 2 años, periodo durante el cual, el trabajador, en caso de mejoría, podrá reincorporarse a su puesto de trabajo.

No obstante lo anterior, la declaración de incapacidad permanente absoluta es causa de extinción de la relación laboral vigente. Sin embargo, el empresario no está obligado a pagar indemnización al trabajador en caso de extinción de contrato por incapacidad permanente, puesto que se trata de una causa ajena a su empresa.

El empresario únicamente estará obligado a abonar una indemnización por incapacidad permanente al trabajador cuando la misma haya sido causada por su falta de prevención de riesgos laborales, o en caso de que el trabajador sea despedido con anterioridad a la declaración de incapacidad permanente (lo cual sería un despido ordinario).


Cuantía de la pensión
La incapacidad permanente da derecho al trabajador a percibir una pensión vitalicia equivalente al 100% de la base reguladora.

La base reguladora se calcula del siguiente modo:
- En caso de enfermedad o accidente común: teniendo en cuenta las bases de los últimos 96 meses, dividido por 112.
- En caso de enfermedad o accidente profesional: teniendo en cuenta el salario de los últimos 12 meses dividido por 12.

La pensión máxima por incapacidad permanente para el año 2016 es de 2.567,28.-€.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

 

Laboroteca.com con vosotros desde Diciembre 2012 - | - Aviso Legal - | - Penaloteca.es, web dedicada al Derecho Penal