miércoles, 4 de mayo de 2016

¿Puedo grabar a mis empleados?

Menea este post en Meneame.net
En ocasiones la empresa se encuentra en la necesidad de mantener un control sobre su patrimonio y la actividad de los empleados, puede que de manera sobrevenida (por ejemplo, porque falta dinero) o para grabar actividades de especial riesgo, por ejemplo, un cajero o cajera de supermercado.

En estas ocasiones la empresa se pregunta si puede instalar cámaras de seguridad para grabar a sus empleados. La respuesta es afirmativa, el empresario tiene derecho a controlar su patrimonio y la actividad laboral de sus empleados, pero siempre con determinados requisitos de obligado cumplimiento.

Estos requisitos son el preaviso a los empleados que van a ser grabados, así como la señalización con un cartel informativo y el respeto al principio de proporcionalidad. 

Sobre todo ello entraremos en más profundidad a continuación en este mismo artículo.

Si necesitas consultar o contratar a un abogado laboralista en tu ciudad, puedes ponerte en contacto con nosotros a través del buzón de consultas.



Los requisitos que a mi juicio deben cumplirse para la instalación de cámaras de seguridad en la empresa son:

1. Preaviso claro a los trabajadores.
El preaviso a los trabajadores afectados es un requisito imprescindible para la instalación de cámaras en el centro de trabajo. No se puede grabar de forma permanente a los trabajadores, sin preavisarles de este hecho. Las cámaras ocultas sin preaviso al trabajador, constituirán en primer lugar una prueba inadmisible en juicio, y en segundo lugar una infracción en materia de protección de datos.

La comunicación a los trabajadores debe ser previa, clara e inequívoca. Es decir, no se puede informar a los trabajadores de que se instalan cámaras de seguridad para controlar a la clientela, si la verdadera finalidad es controlar a los trabajadores.

La ausencia de este requisito supone la inadmisibilidad de la grabación como prueba, lo cual supondrá que por mucho que la cámara haya grabado una infracción muy grave cometida por el trabajador, dicha grabación no podrá utilizarse como prueba para justificar el despido.


Cartel
La normativa sobre protección de datos obliga al empresario a instalar un cartel de forma visible que informe sobre las grabaciones de seguridad que se están realizando.


Principio de proporcionalidad
El medio debe ser acorde a la finalidad. Esto requiere que la grabación sea el método idóneo para verificar los graves incumplimientos del trabajador, a la par que es el único método que puede utilizarse para tal fin, de modo que el empresario no tiene a su alcance otro método menos lesivo para el trabajador que la grabación de su puesto de trabajo, para demostrar cuando el trabajador comete un incumplimiento grave.

El principio de proporcionalidad impide además la vulneración de derechos fundamentales de especial protección, como por ejemplo, el derecho a la intimidad, lo cual prohibiría las grabaciones en un lavabo, por ejemplo.

2 comentarios:

  1. http://www.expansion.com/juridico/actualidad-tendencias/2016/03/15/56e866aeca474192218b459b.html

    ResponderEliminar
  2. http://www.expansion.com/juridico/actualidad-tendencias/2016/03/15/56e866aeca474192218b459b.html

    ResponderEliminar

 

Laboroteca.com con vosotros desde Diciembre 2012 - | - Aviso Legal - | - Penaloteca.es, web dedicada al Derecho Penal