viernes, 20 de mayo de 2016

Pagar salario en especie a un empleado

Menea este post en Meneame.net
Mediante el salario en especie se pueden mejorar las retribuciones salariales de los trabajadores, beneficiándose además de ventajas fiscales.

Para aumentar el salario dinerario un 10% neto a un trabajador, es más caro que aumentar el salario en especie un 10% neto al mismo trabajador. 

Ello se explica porque algunas retribuciones en especie no tributan en el IRPF, por ejemplo, los vales restaurante con un límite de 9.-€ diarios, o vales para comedor de la empresa; los seguros médicos por enfermedad, aportaciones a planes de pensiones, seguros de dependencia; también los servicios de guardería o educación (primaria, secundaria, bachillerato y formación profesional); o los vales de transporte con un límite de 1.500.-€ anuales, entre otros.

Se trata de gastos que el trabajador posiblemente ya esté desembolsando de su propio sueldo, por tanto, amortizar estos gastos, es equivalente a un aumento de salario, y además, es más económico que un aumento dinerario.

Claro que no a todos los trabajadores les interesa el pago en especie, habrá que negociarlo individualmente para verificar se les interesa alguna forma de retribución en especie.

A continuación, veremos un ejemplo del ahorro en costes laborales que puede suponer el pago en especie.

Si necesitas consultar o contratar a un abogado laboralista en su ciudad, puede escribirnos a través del buzón de consultas.



Veamos pues de forma ilustrada, el beneficio que reporta el pago del salario en especie en comparación al pago en dinero.


AUMENTO SALARIAL EN DINERO
Imaginemos un trabajador con un salario de 20.000.-€ anuales, al que se le quiere aumentar el salario un 10% en dinero.

Coste para la empresa
Aumento del salario 10% = 2.000.-€
Cotización de dicho aumento (30'90%) = 618.-€.
Coste total = 2.618.-€

Aumento neto para el trabajador
Salario bruto Anterior = 20.000.-€
Salario bruto Posterior = 22.000.-€

Salario neto Anterior = 16.622.-€
Salario neto Posterior = 18.045.-€

Como puede observarse el coste del aumento salarial para el empresario, sería de 2.618.-€.

Sin embargo, una vez practicadas las cotizaciones a cargo del trabajador 6,35% y las retenciones del IRPF (impuesto progresivo), el aumento de 2.000.-€ anuales de salario, finalmente se convierte en un aumento neto de 1.423.-€, por lo que se pierden 577.-€ anuales en cotizaciones y retenciones.


AUMENTO SALARIAL EN ESPECIE
De plantearse un aumento de 2.000.-€ de salario en especie, por ejemplo, el pago de un seguro médico familiar por valor de 1.500.-€ anuales, además del pago de vales de transporte por valor de 500.-€ anuales, una vez realizados todos los cálculos, aporta un valor neto final de 1.873.-€, como puede observarse superior a la cantidad calculada anteriormente.


CONSIDERACIONES
Las retribuciones en especie normalmente se valoran de acuerdo con su valor de mercado, sin perjuicio de la aplicación de algunos criterios especiales.

Algunas retribuciones en especie están limitadas, como por ejemplo, los vales restaurante por valor de 9.-€ diarios o los vales transporte por valor de 1.500.-€ anuales.

En caso de los vehículos, si se entrega en propiedad al trabajador, se valora por su coste de adquisición.
En caso de que únicamente se ceda el uso al trabajador, se calcula la retribución anual en especie sobre el 20% del valor de adquisición.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

 

Laboroteca.com con vosotros desde Diciembre 2012 - | - Aviso Legal - | - Penaloteca.es, web dedicada al Derecho Penal