martes, 29 de diciembre de 2015

Consejos en caso de insolvencia empresarial

Menea este post en Meneame.net
Cuando la empresa deja de pagar reiteradamente el salario del trabajador, la situación se torna insostenible. Más o menos todo el mundo vive al día, y pocos trabajadores pueden sostener durante varios meses los impagos de su salario. Al final no queda más remedio que poner pies en polvorosa, más aún cuando se piensa que la empresa terminará en situación de insolvencia o concurso de acreedores. No tiene sentido seguir trabajando en una empresa que no paga los salarios.

Según explicamos en el anterior artículo, el impago o retraso continuado, son dos incumplimientos graves del empresario que permiten al trabajador solicitar la extinción indemnizada del contrato de trabajo con derecho a paro (indemnización máxima + paro). Según la jurisprudencia, deben concurrir como mínimo tres impagos de salario o retrasos en la fecha de pago de suficiente gravedad.

El procedimiento puede durar unos meses, durante los cuales el trabajador debe seguir trabajando. No obstante, llegado el caso de que la empresa continuase en situación grave de impago, podría solicitarse como medida, que el juez exonerase al trabajador de prestar servicios para la empresa.

Si la empresa terminase por superar su situación de insolvencia, tendría que pagar el 100% de los salarios debidos al trabajador, junto al 10% de interés por mora salarial. Además, en caso de haber solicitado la extinción de la relación laboral, la empresa tendría que pagar una indemnización de 45/33 días de salario por año trabajado, según la antigüedad del trabajador (el equivalente a la indemnización por despido improcedente).

Claro que si la empresa no paga los salarios, seguramente sea porque no atraviesa una situación boyante, y si al largo del tiempo no prospera, es posible que termine declarándonse en concruso de acreedores; en cuyo caso el trabajador tendrá garantizados los salarios impagados e indemnizaciones pero con los límites que se exponen a continuación. La existencia de estos límites, hace poco recomendable que el trabajador permanezca en la empresa acumulando una deuda que difícilmente podrá cobrar si la situación económica de la empresa no prospera.

Si necesitas consultar o contratar a un abogado laboralista en tu ciudad, puedes escribirnos a través del buzón de consultas.



Insolvencia de la empresa
Cuando la empresa tiene deudas que no puede afrontar con su patrimonio, -una situación de concurso de acreedores- puede generar cierta preocupación al trabajador, pues en caso de que la empresa fuese insolvente o entrase en concurso de acreedores, FOGASA se haría cargo tanto de la indemnización, así como de los salarios impagados.

FOGASA paga salarios por un límite de 120 días. También paga la indemnización por extinción del contrato, con un límite de 12 mensualidades. Además, el tope salarial que abona FOGASA es de 2 veces el SMI.

Si se realizan las operaciones según el salario y la antigüedad del trabajador, y con los límites que operan el año 2015, FOGASA pagaría como máximo 6.042.-€ en concepto de salarios impagados y 18.377,75.-€ en concepto de indemnización.

La existencia de estos límites hacen aconsejable que el trabajador abandone la empresa cuanto antes mediante alguna fórmula de extinción por impago, sin dejar correr el tiempo, puesto que si la deuda se acumula por encima de los límites citados, será dinero perdido, ya que FOGASA no se hará responsable.


Derecho a paro
Una vez extinguida la relación laboral, el trabajador se encuentra en situación legal de desempleo, por lo que tendría derecho a solicitar la prestación por desempleo (paro), cuya duración también se calcularía a razón de 4 meses por año trabajado, con un límite de 2 años, durante los cuales, en los 6 primeros meses se cobraría el 70% del salario y a partir del séptimo mes se cobraría el 50% del salario (con pagas extra).

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

 

Laboroteca.com con vosotros desde Diciembre 2012 - | - Aviso Legal - | - Penaloteca.es, web dedicada al Derecho Penal