lunes, 16 de noviembre de 2015

Finiquito y vacaciones

Menea este post en Meneame.net
Algunos trabajadores son despedidos, finaliza su contrato, o piden la baja voluntaria, sin haber disfrutado de su derecho a librar 30 días anuales en concepto de vacaciones retribuidas

Cuando se extingue la relación laboral, empresario y trabajador rompen sus relaciones, por tanto, ya no será posible que el empresario satisfaga al trabajador su derecho a disfrutar de vacaciones, aunque se las deberá retribuir igualmente. 

En la práctica, la mejor solución para el trabajador es que el empresario lo mantenga de alta en la Seguridad Social durante el periodo que le reste de vacaciones por disfrutar. De este modo, el trabajador no presta servicios pero cobra su salario y cotiza a la Seguridad Social por cuenta de la empresa, de modo que puede decirse que "disfruta de vacaciones" a cargo del empresario, aunque dichas vacaciones no hayan estado pactadas de mutuo acuerdo según las normas de rigor, sino impuestas por la extinción del contrato.

Si el trabajador no cobra las vacaciones en el momento de extinción de la relación laboral; independientemente del motivo de la extinción: despido, fin de contrato temporal, baja voluntaria del trabajador, etc., deberá reclamarlas ante el SMAC y ante la Jurisdicción Social.

Si necesitas consultar o contratar a un abogado en tu ciudad, puedes utilizar el buzón de consultas.



Termina la relación laboral y el trabajador no ha disfrutado sus vacaciones
Lo correcto tras la extinción de la relación laboral, es que el empresario mantenga al trabajador de alta en la Seguridad Social a efectos de que coticen esos días que le restan por disfrutar de vacaciones, de modo que el trabajador está de alta en la empresa durante ese periodo de vacaciones, y las cobra en el finiquito. Hasta que el trabajador no termine de disfrutar su periodo vacacional, seguirá cotizando a la Seguridad Social por cuenta del empresario, y no podrá solicitar la prestación por desempleo (paro) sino hasta que el empresario comunique la baja una  vez concluido el periodo de vacaciones.

En otras ocasiones, el empresario no tiene a bien actuar con tan buena praxis, de modo que despide al trabajador y tramita su baja de la Seguridad Social sin satisfacer su derecho a disfrutar las vacaciones. Muchas veces, cabe reclamar dichas vacaciones mediante un proceso legal, y efectivamente, el trabajador puede llegar a cobrarlas, sin embargo, la mayor parte de las veces el empresario no las cotiza a la Seguridad Social. En conclusión, el trabajador cobra sus vacaciones pero no las disfruta, porque la empresa no las cotiza a la Seg. Soc. como un periodo trabajado, y durante ese periodo, que debió ser cotizado el trabajador consume su prestación por desempleo.


Cómo cobrar las vacaciones si el empresario no las paga
El trabajador dispone de un plazo de 18 meses para reclamar sus vacaciones.  Las vacaciones hay que disfrutarlas y cobrarlas, si la relación laboral se extingue, el trabajador tendrá derecho a estar de alta en la Seguridad Social hasta que la empresa haya satisfecho su derecho a vacaciones retribuidas. En caso contrario, el trabajador podrá reclamarlas vía demanda (si es necesario, acumulando también una acción por despido improcedente o lo que corresponda).

Un requisito previo al disfrute de vacaciones es haber prestado servicios para la empresa, de modo que si no se ha prestado un año completo de servicios, las vacaciones a disfrutar serán la parte proporcional equivalente al periodo trabajado, es decir, si son 30 días de vacaciones por año trabajado, corresponderán 2'5 días por cada mes trabajado, y en consecuencia, si el trabajador fue despedido en fecha 1 de noviembre y ha trabajado 10 meses durante 2015, el trabajador tendrá derecho a 25 días de vacaciones, y no a 30 porque no ha trabajado el año completo.

El trabajador tendrá derecho a tantos días de salario como vacaciones le resten por disfrutar. Si un trabajador ha sido despedido en fecha 1 de noviembre, y ha devengado 25 días de vacaciones durante 2015, a razón de 2'5 días por mes trabajado, de los cuales, ha disfrutado 15 días, le correspondería cobrar en su finiquito otros 10 días, que ya se han devengado en el momento de su despido.


Calendario vacacional
En caso de demanda por parte del trabajador, corresponde al empresario demostrar que el trabajador ha disfrutado de su periodo de vacaciones. No se puede exigir al trabajador que demuestre un hecho negativo, es decir, un hecho que no ha sucedido: ¿cómo demostrar que no se han disfrutado las vacaciones? Debe ser el empresario quien lo justifique, y si no aporta alguna prueba como el calendario laboral firmado, deberá abonarle la cantidad correspondiente a los días de vacaciones reclamados.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

 

Laboroteca.com con vosotros desde Diciembre 2012 - | - Aviso Legal - | - Penaloteca.es, web dedicada al Derecho Penal