martes, 15 de septiembre de 2015

Horas extra sin cobrar

Menea este post en Meneame.net
Uno de los problemas de los que más se aquejan los trabajadores en nuestro buzón de consultas, es la realización de horas extra sin cobrar. Una práctica cada vez más extendida (sí, lo hacen todas las empresas, pero no por ello deja de ser ilegal), que además, se convierte en una práctica aún más ilegal cuando se obliga al trabajador a realizarlas de forma impuesta, sin posibilidad de negarse.

En primer lugar vamos a explicar brevemente las normas más importantes en relación con las horas extraordinarias. En la segunda parte del artículo expondremos algunas posibilidades al alcance del trabajador para conseguir cobrar las horas extraordinarias que ha realizado sin cobrar.

Qué son las horas extra y cuáles son las condiciones laborales que puede exigir un trabajador

Debemos calificar las horas extraordinarias como aquellas que se realizan por encima de la jornada máxima legal. Estas horas deben ser retribuidas por la cuantía que se fije en el Convenio colectivo (nunca inferior a el precio de las horas ordinarias), aunque también pueden ser compensadas con tiempos de descanso.

Además, las horas extra son voluntarias, no se puede obligar al trabajador a realizarlas salvo que así se haya acordado en el Convenio colectivo o en el Contrato de trabajo.

El número máximo de horas extra que puede realizar un trabajador es de 80 al año, con dos excepciones:
- No se cuentan las horas extra que se hayan realizado para reparar siniestros o daños urgentes.
- No se cuentan las horas extra que hayan sido compensadas por descansos retribuidos.

El empresario, está obligado a llevar la cuenta de todas las horas extra realizadas por el trabajador, y a entregarle una copia resumen junto al recibo de salarios (nóminas).

Los representantes de los trabajadores (delegados de personal o comité de empresa) tienen derecho a ser informados sobre las horas extra realizadas por los trabajadores.

No obstante, todo lo anterior solamente es teoría, si bien, la pregunta que se hace el trabajador es ¿y si me obligan a hacer horas extra sin cobrar qué hago? Pues bien, ahora que ya hemos explicado los cuatro puntos básicos de la teoría de las horas extra, vamos a dedicar la continuación de este artículo a solventar este problema.

Si necesitas consultar o contratar a un abogado laboralista en tu ciudad, puedes escribirnos a través del buzón de consultas.



A algunos trabajadores puede interesarles en determinado momento (antes o después del despido) reclamar las horas extraordinarias que han realizado sin cobrar.

¿Cómo demostrar las horas extra realizadas?
En principio debería ser el trabajador quien demostrase el número total de horas extraordinarias realizadas. Esto puede ser un problema para el trabajador, pues no es una tarea sencilla recoger pruebas sobre la jornada excedente realizada día tras día.

Algunos trabajadores lo tendrán más fácil; por ejemplo, un trabajador de oficina puede demostrar la actividad de su ordenador de oficina durante el exceso de jornada. Una vez demostrado ese punto, simplemente adjuntando la nómina quedaría evidenciado que dichas horas extraordinarias no han sido retribuidas. 

Otros trabajadores sin embargo, no tienen tan fácil el acceso a la prueba: panaderos, dependientes de comercio, mecánicos, etc, tienen muy complicado demostrar el número de horas extra realizadas cuando su actividad no queda registrada en ningún lugar.

En estos casos es cuando entra en juego la doctrina de las sentencias. En algunos supuestos prácticos, los Juzgados aprecian la complicación de la prueba por parte del trabajador, -máxime cuando se han infringido derechos como: el pago de las horas extra; la entrega de copia al trabajador, la información a los representantes de los trabajadores-.

Sería una injusticia que debido a los incumplimientos del empresario, el trabajador no pudiese cobrar las horas extra realizadas y el trabajador (verdadero infractor) quedase impune. Por este motivo se puede invertir la carga de la prueba, es decir, obligar al empresario a demostrar el número de horas extra realizadas por el trabajador (art. 217.7 LEC).

En conclusión, el trabajador debería demostrar que efectivamente ha realizado "algunas" horas extra (aportar un principio de prueba), y la obligación de probar el total de horas extra, recaería sobre el empresario, que difícilmente podrá cumplir si no tiene un documento adjunto a la nómina y firmado por el trabajador. Por tanto, se considerarían únicamente las alegaciones del trabajador.


"Si denuncio me despiden"
Muchos trabajadores terminan su consulta diciendo que "muchas gracias por la información, pero no voy a denunciar porque me van a despedir". A este respecto, también existe una garantía, pues de lo contrario ningún trabajador podría reclamar a su empresa y estaría obligado a soportar las consecuencias de las irregularidades empresariales. No se pueden tomar medidas empresariales contra trabajadores que han formulado una denuncia contra la empresa; tal y como se describe en este artículo.

También puedes aprovechar en caso despido para reclamar las horas extraordinarias no cobradas, pues después del despido ya no existe riesgo de que la empresa tome medidas desfavorables contra ti, por razones obvias. Eso sí, solo se pueden reclamar las horas realizadas durante los 12 meses anteriores a la demanda, transcurrido ese plazo el derecho caduca.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

 

Laboroteca.com con vosotros desde Diciembre 2012 - | - Aviso Legal - | - Penaloteca.es, web dedicada al Derecho Penal