miércoles, 23 de septiembre de 2015

Consecuencias por participar en una huelga ilegal

Menea este post en Meneame.net
La huelga es un derecho del trabajador que conforma uno de los mayores instrumentos de presión contra el empresario. Sin embargo, debe cumplir determinados requisitos formales y materiales de la Ley, de lo contrario, estaríamos ante un supuesto de huelga ilícita. 

El ejercicio del derecho a huelga supone la cesación del trabajo durante la duración de la misma, lo cual es una fuerte herramienta de presión de los trabajadores, puesto que tiene una importante incidencia sobre el empresario y su actividad económica. 

Por ese razonamiento, la participación en una huelga ilícita como tiene importantes consecuencias sobre los trabajadores que la secundan o para  quienes la convocan, desde laborales (despido), civiles (indemnización), hasta penales (delito), tal y como explicaremos en el presente artículo.

Cuando procede, tras la terminación de la huelga suele solicitarse judicialmente la declaración de ilicitud, por tanto, el empresario en ese momento ya ha sufrido los daños y perjuicios de la misma. Normalmente las demandas civiles de este tipo no se dirigen contra los trabajadores, sino contra los convocantes. El empresario puede reclamar los daños y perjuicios sufridos. Aunque también es posible dirigirlas contra un trabajador.

Las huelgas pueden considerarse ilegales o también abusivas, por exceder de los límites del propio derecho.

Si quieres realizar una consulta o contratar a un abogado laboralista en tu ciudad, puedes ponerte en contacto con nosotros a través del buzón de consultas.



Efectos salariales de la huelga sobre los trabajadores huelguistas
De igual forma que ocurre en una huelga ilícita el contrato del trabajador huelguista queda en suspenso durante una huegla ilícita, pero además, también reduce la duración de las vacaciones en proporción al tiempo que se ha estado de huelga (un efecto que no ocurre en caso de huelga legal).


Despido por participación en una huelga ilegal
Además, la participación en una huelga ilegal, en algunas ocasiones (no siempre) puede dar lugar al despido del trabajador. Dependerá del modo en qué ha participado en la huelga (de forma activa), y por ejemplo, haya impedido o no respetado la libertad de trabajo.

Sin embargo, la mera asistencia a reuniones para promover una huelga ilícita no es motivo de despido.


Efectos en materia de Seguridad Social
Si el empresario considera la huelga ilegal, puede dar de baja al trabajador en la Seguridad Social. No obstante, si después la huelga es declarada legal, deberá dar el alta con efectos retroactivos.


Responsabilidad penal o civil
Ya hemos dicho que el ejercicio ilícito del derecho a huelga puede motivar el despido del trabajador. No obstante, esa no es la única responsabilidad del trabajador.

La responsabilidad penal surge de actos del trabajador huelguista, consistentes en coaccionar a sus compañeros para que participen en la huelga. Dichas coacciones se castigan con prisión de 6 meses a 3 años y multa de 6 a 12 meses. 
Además, la huelga no ampara el ejercicio de ningún tipo de violencia, por lo que si los medios empleados o los actos realizados son delictivos, se castigarán como tal.

La responsabilidad civil de los huelguista o sus convocantes puede darse por los daños causados o perjuicios ocasionados, teniendo en ese caso que abonar una indemnización económica para resarcir tales conceptos.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

 

Laboroteca.com con vosotros desde Diciembre 2012 - | - Aviso Legal - | - Penaloteca.es, web dedicada al Derecho Penal