miércoles, 26 de agosto de 2015

Despido por transgresión de la buena fe contractual

Menea este post en Meneame.net
Entre las diversas causas de despido disciplinario recogidas en el Estatuto de los trabajadores (otras se recogen o desarrollan en los Convenios colectivos), se encuentra el despido disciplinario por transgresión de la buena fe contractual, que así expuesto difícilmente entiende el trabajador. Pues bien, dentro de esta causa de despido se encuadran toda una serie de comportamientos por parte del trabajador que suponen un abuso de confianza, el quebrantamiento del deber de fidelidad al empresario, o circunstancias análogas.

Por ejemplo, simular una enfermedad sería una transgresión de la buena fe contractual. Basta decir que durante la enfermedad del trabajador, la empresa no paga la prestación por incapacidad temporal, pero sí paga las cotizaciones empresariales de la nómina del trabajador, además, sufre una vacante en un puesto de trabajo que deberá cubrir temporalmente, hasta la reincorporación del trabajador enfermo, y ello como es lógico perturba y perjudica la actividad empresarial. Por tanto, la simulación de una enfermedad transgrede la buena fe que debe existir en toda relación laboral, y es una causa para el despido disciplinario.

Se trata de un ejemplo entre tantos otros que comentaremos en este artículo.

Prueba de los hechos
Cosa distinta es que los hechos transgresores del trabajador sean inciertos o no puedan ser demostrado por el empresario, en ese caso sería declarado improcedente y el derecho tendría derecho a su indemnización por despido improcedente.

Culpabilidad del trabajador
Además de la veracidad de los hechos, el empresario debe demostrar que la conducta del trabajador ha sido culpable (dolo o negligencia culpable), pues de lo contrario no puede exigirse responsabilidad al trabajador, por un hecho que está fuera de su alcance o que no entra dentro de sus competencias profesionales. De nuevo se trataría de un despido improcedente.

Gravedad de los hechos
Por último hay que señalar la gravedad de los hechos, ya que el despido disciplinario es la sanción máxima que se le puede imponer al trabajador, y por tanto, está reservado para las conductas más graves. Si la conducta del trabajador no es de suficiente gravedad, no se le puede imponer el despido disciplinario, y en ese caso volveríamos a estar ante un despido improcedente.


Si quieres consultar o contratar a un abogado laboralista en tu ciudad, puedes escribirnos a través del buzón de consultas.



A continuación, como hemos indicado, vamos a analizar algunos hechos que han sido considerados por nuestros Juzgados o Tribunales como una transgresión de la buena fe contractual. Sin lugar a dudas la lista de hechos es mucho más extensa, pero los artículos de blog como siempre, están limitados. 
En cualquier caso ya sabéis que podéis realizar una consulta a un abogado.


1. Competencia desleal
Se trata de casos en los que el trabajador está realizando la misma actividad económica que el empresario, -o una actividad similar-, convirtiéndose en un competidor directo del mismo. Para que sea justa causa de despido, el trabajador tiene que estar causando un perjuicio al empresario.

No importa si la actividad 'desleal' la realiza el propio trabajador o una persona designada por éste. El hecho relevante es que el trabajador se esté beneficiando de una actividad idéntica o similar a la de su empresa.


2. Actuación negligente
Por actuación negligente pueden entenderse muchos comportamientos del trabajador. Para que exista actuación negligente debe existir un deber de diligencia concreto que le es exigible al trabajador inexcusablemente. Por ejemplo, en el caso de un vigilante de seguridad que se queda dormido durante sus horas de guardia, se está incumpliendo su deber inexcusable de 'vigilancia'. El vigilante de seguridad aprovecha que está fuera del control visual de sus superiores para echarse una buena siesta.


3. El uso de los equipos informáticos de la empresa para usos particulares
Cada vez más empresas regulan las normas de uso de sus equipos informáticos (no entrar a internet, no usar las redes sociales, etc). Esto supone que una vez comunicadas las normas de uso de los equipos informáticos, el trabajador debe cumplirlas, pues de lo contrario podría ser sancionado o despedido. La empresa puede hacer controles sobre sus equipos informáticos. Se han dado despidos de trabajadores que estaban varias horas al día conectados a internet, redes sociales, videojuegos, páginas eróticas, etc. Si el comportamiento es de suficiente gravedad encaja perfectamente con la transgresión de la buena fe contractual.


4. Obtención de beneficio particular o fraudulento
Este tipo de conducta puede abarcar varios supuestos, por ejemplo, el de un trabajador que recibe regalos de los proveedores a los que selecciona, o cuando recibe cantidades de dinero (sobresueldos) por el cumplimiento de los deberes inherentes a su puesto de trabajo.


5. Uso abusivo de poderes
Esto ocurre cuando un trabajador apoderado de una empresa (por ejemplo, el interventor contable de un banco), realiza operaciones sin consentimiento de la empresa. No es necesario que el trabajador obtenga un beneficio directo, simplemente basta con que se haya extralimitado de sus funciones.


6. Realizar trabajo durante una incapacidad temporal
Otra de las prohibiciones legales durante su estado de incapacidad temporal del trabajador (baja por enfermedad o accidente), es realizar trabajos retribuidos, por su cuenta o por cuenta de un tercero. 


7. Realizar actividades contrarias a la recuperación de una enfermedad
Siguiendo con las prohibiciones en estados de incapacidad temporal, el trabajador no puede realizar actividades que perjudiquen o retrasen su recuperación, por los mismos motivos que se han expuesto en el inicio de este artículo cuando hemos mencionado la 'simulación de enfermedad'. La realización de actividades contrarias a la recuperación y la simulación de enfermedad son primas hermanas que se sustentan sobre los mismos elementos. 

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

 

Laboroteca.com con vosotros desde Diciembre 2012 - | - Aviso Legal - | - Penaloteca.es, web dedicada al Derecho Penal