martes, 7 de julio de 2015

Control de ordenadores en la empresa

Menea este post en Meneame.net
Ya sabemos que las empresas tienen la potestad de controlar a sus trabajadores mediante sistemas de vigilancia, por ejemplo con la instalación de videocámaras en el puesto de trabajo, con objeto de proteger su patrimonio y vigilar el cumplimiento de las obligaciones laborales de los trabajadores en su jornada laboral. 

Entre los distintos controles que puede establecer la empresa, se encuentra el control de los equipos informáticos, con idéntico fin al que acabamos de citar en el ejemplo de las videocámaras. Es evidente que el trabajador ha sido contratado para trabajar y no para vaguear por internet, por tanto, la empresa tiene derecho -siempre cumpliendo ciertos requisitos- a vigilar el uso que los trabajadores le dan a sus equipos informáticos. No solo para comprobar la actividad laboral del trabajador, sino también para proteger su patrimonio, ya que el uso negligente de los equipos informáticos, lo puede poner en riesgo.

Uno de los requisitos esenciales que debe cumplir la empresa para llevar a cabo un control o auditoria informática es la comunicación e información previa a los trabajadores de que serán vigilados; lo cual puede hacer con un mero comunicado o a través de cláusulas anexas al contrato de trabajo. También debe recordarse, que algunos convenios colectivos disponen la expresa prohibición del uso personal de internet y los equipos informáticos, teléfonos, etc.

Esta vigilancia puede llevarse a cabo mediante revisiones cotidianas o auditorias informáticas encargadas a empresas externas. En cualquier caso, dichos controles deben ser respetuosos con los derechos del trabajador, especialmente el derecho a la intimidad y el secreto de las comunicaciones (no se pueden revisar los correos electrónicos personales del trabajador).

A continuación en este artículo, vamos a ahondar un poco más en esta materia, vamos a explicar cómo deben llevarse a cabo estos controles, y las consecuencias del incumplimiento grave del trabajador. 

Si necesitas consultar o contratar a un abogado en tu ciudad, puedes ponerte en contacto con nosotros a través del buzón de consultas.



¿Cómo debe llevarse a cabo el control informático?
Es claro que el control informático es una práctica legítima por parte del empresario que intenta proteger su patrimonio y evitar que el trabajador esté todo el día zanganeando por internet sin pegar palo al agua. Sin embargo, dicho control debe cumplir unas garantías para asegurar que es respetuoso con los derechos del trabajador.

La mínima repercusión sobre el derecho a la intimidad del trabajador y el secreto de las comunicaciones, conlleva que la empresa no pueda acceder a las comunicaciones privadas del trabajador aunque éstas se hayan realizado desde la empresa. Por tanto, la empresa podrá comprobar que el trabajador ha entrado a su cuenta personal de correo electrónico o de facebook, pero no podrá leer la mensajería privada del trabajador.

Es altamente recomendable que el registro informático se lleve a cabo en presencia del trabajador y de un representante de los trabajadores.

Si se vulneran los derechos citados, la prueba podría considerarse nula y no serviría a su propósito: ni sanción de suspensión de empleo y sueldo, ni despido disciplinario.


¿Qué consecuencias tiene el uso indebido de internet y los ordenadores en el trabajo?
El uso indebido de los equipos informáticos puede ser una transgresión de la buena fe contractual, que puede acarrear diversas consecuencias.

Las consecuencias pueden manifestarse en forma de sanción contra el trabajador: desde la suspensión de empleo y sueldo hasta el despido disciplinario; dependerá de las circunstancias. Obviamente no es equivalente entrar un momento a internet (una micropausa que estaría permitida o sería excusable), que perder varias horas al día navegando por la red. Tampoco sería equivalente acarrearía las mismas consecuencias entrar al correo personal, que entrar a páginas de contenido poco ético o peligroso, que podría incluso dañar el sistema informático de la empresa.

Los convenios colectivos pueden regular las sanciones aplicables para este tipo de infracciones. De lo contrario, habrá de atenderse a los criterios de proporcionalidad.


Tolerancia empresarial
La tolerancia empresarial puede operar como una eximente ante el incumplimiento del trabajador. El empresario que consiente y tolera que el trabajador navegue por internet de forma razonable, no puede sorprenderlo posteriormente y sin previo aviso con una sanción disciplinaria por algo que ha estado tolerando.

Si el empresario cambia de idea y no está dispuesto a seguir tolerando esa conducta por parte del trabajador, lo correcto es informarle por escrito, antes de tomar ninguna medida disciplinaria.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

 

Laboroteca.com con vosotros desde Diciembre 2012 - | - Aviso Legal - | - Penaloteca.es, web dedicada al Derecho Penal