domingo, 14 de junio de 2015

Contratación de trabajadores extranjeros

Menea este post en Meneame.net
Para un trabajador extracomunitario (país ajeno a la Unión Europea) trabajar en España no resulta tan sencillo como venir al país y buscar un empleo, sino que es necesaria la obtención de una autorización de residencia y trabajo, pues de lo contrario, no sería posible darle de alta en el Régimen de la Seguridad Social. Esta autorización es necesaria tanto para trabajadores por cuenta ajena como para trabajadores por cuenta propia (autónomos).

Siempre nos referimos a extranjeros que no se hallan en España ni son residentes legales y que por tanto, necesitan autorización de las autoridades. Por extensión, para un empresario español tampoco resulta sencilla la contratación de un trabajador extranjero, máxime cuando el propio estado español pone obstáculos para favorecer la contratación de trabajadores parados españoles (consideración de la situación nacional de empleo).

En este artículo vamos a explicar cómo se consigue una autorización de residencia temporal y trabajo por cuenta ajena (o por cuenta propia); así como los motivos de su posible denegación de la misma, y otros aspectos interesantes para los empresarios que están interesados en contratar a trabajadores extranjeros (situación nacional del empleo, excepciones, etc).

Si necesitas consultar o contratar a un abogado en tu ciudad puedes escribirnos por medio del buzón de consultas.



Proceso de solicitud, aprobación o desestimación
1. La solicitud inicial para la autorización de residencia y trabajo debe presentarla el propio empresario -salvo que se trate de un extranjero que interesa ser autónomo, en cuyo caso la presentaría él mismo-. Dicha solicitud debe dirigirse por el modelo oficial (EX03) a la Oficina de Extranjería de la provincia, o si el empresario se encuentra en el extranjero, a la oficina consular española en el extranjero.

2. Tras la presentación, la Administración dispone de un plazo de 3 meses para resolver, pues en caso contrario se entiende desestimada por silencio administrativo. La autorización o denegación pueden depender de distintos factores:
- La situación nacional del empleo (tasa de paro).
- Las condiciones del puesto de trabajo tienen que ser legales.
- La empresa no puede haber realizado despidos improcedentes en los últimos 12 meses.
- El empresario no puede haber sido condenado por un delito contra los trabajadores.
- El trabajador debe carecer de antecedentes penales en España o en cualquier país donde haya residido.
- El trabajador debe tener la titulación que el puesto de trabajo exija.
- El trabajador no puede encontrarse irregularmente en territorio español.


Situación nacional de empleo
Al estar nuestro país inmerso en una fuerte crisis del mercado laboral, la Administración Pública debe controlar el flujo de mano de obra extranjera. Por este motivo, previo a la solicitud debe presentarse en el Servicio Público de Empleo (SEPE) la oferta de empleo dirigida al extranjero, para acreditar que el puesto de trabajo ofertado no puede ser ocupado por un español o persona que resida legalmente en España.

A este respecto existen una serie de puestos de trabajo que el SEPE cataloga como "de difícil cobertura". En caso contrario, el empresario debe acreditar la dificultad para encontrar a un trabajador óptimo para el puesto de trabajo ofertado, y el SEPE debe certificar que en efecto, existe una insuficiencia de demandantes de empleo que cumplan las exigencias de ese puesto de trabajo. A este respecto se suelen utilizar ofertas de empleo con condiciones de difícil cumplimiento, por ejemplo, conocer lenguas extranjeras como el ucraniano para facilitar las exportaciones de dicho país.


¿Cuándo no se tiene en cuenta la situación nacional del empleo?
En determinadas ocasiones la situación nacional de empleo no es un obstáculo para la contratación de trabajadores extranjeros. Esto es cuando:
- Se trata de familiares reagrupados -cónyuge o hijos- de un extranjero que lleve un año de residencia legal en España.
- Cuando el extranjero sea titular de una autorización previa y pretenda renovarla.
- Los extranjeros que tengan la condición de "refugiados".
- Los que tengan la condición de "apátridas".
- Extranjeros que tengan a su cargo ascendientes o descendientes españoles.
- Extranjeros nacidos o residentes en España.
- Extranjeros nietos o hijos de un español de origen.
- Los trabajadores temporales extranjeros que hayan sido contratados para campañas en dos años consecutivos.
- Los extranjeros que con arreglo un programa de retorno voluntario, renunciaron a la autorización de residencia y trabajo en España.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

 

Laboroteca.com con vosotros desde Diciembre 2012 - | - Aviso Legal - | - Penaloteca.es, web dedicada al Derecho Penal