jueves, 18 de junio de 2015

Despido durante el periodo de prueba

Menea este post en Meneame.net
El periodo de prueba es el tiempo durante el cual el trabajador y el empresario evalúan recíprocamente el desarrollo de la relación laboral, y en caso de no gustarles, pueden extinguir el contrato de trabajo sin necesidad de alegar causa alguna, sin preaviso y sin indemnización por despido.

La clave del periodo de prueba es que la causa del "despido" es intrascendente. Realmente se trata de una extinción, y no de un despido, y su causa no tiene ninguna relevancia a efectos jurídicos, no importa que el despido sea procedente o improcedente: salvo que se demuestre un caso de flagrante discriminación o vulneración de derechos fundamentales, lo cual ya es otro cantar.

Ahora bien, sí que existen determinadas circunstancias en las cuales el empresario no puede imponer un periodo de prueba, y por tanto, en caso de hacerlo, éste se considera nulo y se tiene por no puesto; lo cual ya determinaría la existencia de un "despido improcedente", y eliminaría la "no superación del periodo de prueba". Estas cuestiones y muchas otras las vamos a exponer en este artículo.

Si necesitas consultar o contratar a un abogado en tu ciudad, puedes escribirnos por medio del buzón de consultas.


Duración del periodo de prueba

El periodo de prueba debe acordarse por escrito en el contrato de trabajo, y su duración es la siguiente:
- 6 meses para trabajadores titulados (técnicos titulados).
- 2 meses para el resto de trabajadores (3 meses si la empresa tiene una plantilla inferior a 25 trabajadores).
- 1 año en caso de contratos de trabajo indefinidos de apoyo a emprendedores.

Periodo de prueba nulo

El periodo de prueba debe considerarse nulo en las siguientes circunstancias:

1. Cuando no se fija por escrito, sino tras un tiempo después de haberse iniciado la relación laboral.
2. Cuando se han desempeñado con anterioridad las mismas funciones en la misma empresa.

Que el periodo de prueba sea nulo significa que en caso de "extinción por no superación del periodo de prueba" nos encontraríamos ante un despido (puesto que el periodo de prueba es nulo y por tanto no existe la posibilidad de extinguir el contrato por ese motivo). Dicho despido sería declarado improcedente o nulo, según las circunstancias, ya que la "no superación del periodo de prueba" no es causa legal para el despido.

Otras precisiones

1. Los contratos temporales también pueden pactarse con un periodo de prueba, incluso la duración del periodo de prueba puede ser igual a la del contrato (no superior).

2. No puede considerarse que exista periodo de prueba por el mero hecho de que lo recoja el Convenio Colectivo con carácter general.

3. El periodo de prueba se suspende en las siguientes circunstancias: baja laboral, maternidad, baja por riesgo en el embarazo, lactancia o paternidad.

4. La extinción por periodo de prueba pone al trabajador en situación legal de desempleo, por tanto, si tiene suficiente tiempo cotizado, puede pedir la prestación por desempleo.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

 

Laboroteca.com con vosotros desde Diciembre 2012 - | - Aviso Legal - | - Penaloteca.es, web dedicada al Derecho Penal