miércoles, 20 de mayo de 2015

Riesgos psicosociales en la empresa

Menea este post en Meneame.net
Los riesgos psicosociales en el ambiente de trabajo germinan como flor en primavera, especialmente en la actualidad, cuando las exigencias del mercado laboral y de las empresas son cada vez mayores, y el trabajador se ve sometido a un gran estrés laboral. Pero no solo por eso, sino también por el aumento de la competitividad entre personas del mismo entorno laboral.

Además, por todos los lectores de este blog es conocido, que el fenómeno del mobbing está completamente extendido en las empresas, independientemente de donde proceda (superiores jerárquicos, compañeros de trabajo, trabajadores por debajo de la escala jerárquica, etc). El mobbing o acoso laboral es la cúspide de los riesgos psicosociales, ya que se trata de un problema laboral de gran impacto e intensidad para el trabajador.

Todo esto -tanto los casos de estrés laboral, como acoso laboral, o cualquier otro riesgo psicosocial- pueden causar lesiones psíquicas al trabajador, por lo que cabe exigir al empresario que en pro de la prevención y protección frente a los riesgos laborales, promueva un ambiente laboral sano, pues lo contrario sería un incumplimiento grave por su parte, que facultaría al trabajador a tomar otro tipo de medidas.

Si necesitas consultar o contratar a un abogado en tu ciudad, puedes escribirnos a través del buzón de consultas.



El trabajador debe comunicar al empresario (siempre por escrito) los posibles focos de estrés laboral, acoso laboral u otros riesgos psicosociales. Frente a ello, el empresario debe ser capaz de identificar y localizar el riesgo, mediante una evaluación de los riesgos del puesto de trabajo, un examen de salud al trabajador, y posteriormente la toma de medidas de prevención, que pueden consistir incluso en un cambio del puesto de trabajo, si se llega a determinar que de este modo el trabajador solucionará sus problemas.

No importa que el riesgo psicosocial se produzca de forma directa (incluso intencionada) por el empresario o por su inobservancia a las obligaciones en materia de riesgos laborales. El riesgo psicosocial puede estar afectando a un trabajador con una salud delicada, que no le hace idóneo para ocupar determinado puesto de trabajo. Incluso cuando las causas del riesgo laboral o psicosocial son ajenas al empresario, éste está obligado a tomar las medidas necesarias para solucionar el problema.

También es posible la actuación conjunta con los representante de los trabajadores (comité de empresa o delegados de personal) que pueden idear códigos de buenas prácticas, campañas informativas, cursos de formación, etc., que ayuden a prevenir los riesgos laborales.

La idea que debe quedar clara en este artículo es la obligación imperativa del empresario que debe actuar frente a los riesgos psicosociales. El Acuerdo Marco Europeo sobre estrés laboral, que incorporó España a su normativa interna, así como el Acuerdo Marco Europeo sobre acoso y violencia en el trabajo, obligan a la empresa a actuar de forma activa en la prevención y protección frente a los riesgos psicosociales.

En última ratio, cuando no es posible solucionar o prevenir el riesgo laboral (por ejemplo una trabajadora que sufre ansiedad por tener que atender al público), el empresario debe optar por un cambio del puesto de trabajo cuando el trabajador sufre estrés laboral o acoso laboral entre otros riesgos, sin perjuicio de la facultad empresarial de elegir el nuevo puesto de trabajo.

Sobra decir que el empresario es responsable del daño causado al trabajador por inobservancia de sus obligaciones, y que puede verse incluso obligado a abonar una indemnización por el daño causado, ya que debería considerarse de una enfermedad laboral, así como abonar recargos en las prestaciones por incapacidad temporal o permanente del trabajador (daño emergente y lucro cesante).

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

 

Laboroteca.com con vosotros desde Diciembre 2012 - | - Aviso Legal - | - Penaloteca.es, web dedicada al Derecho Penal