sábado, 4 de abril de 2015

El derecho a la huelga del trabajador

Menea este post en Meneame.net
Cuando un problema o conflicto laboral afecta a un colectivo de trabajadores, se convierte en un conflicto colectivo que puede ser solucionado mediante diferentes alternativas. Sin embargo, la huelga es la medida de presión de mayor intensidad que tienen los trabajadores a su disposición para presionar a la empresa y conseguir ver cumplidas sus reinvindicaciones.

El derecho a la huelga es el cese de la prestación de servicios en la empresa para la que se trabaja. 

Durante la huelga, el contrato de trabajo queda suspendido, el trabajador no tendrá derecho a percibir el salario y se suspende la obligación de cotizar a la Seguridad Social, tanto por parte del empresario como del trabajador.

El ejercicio del derecho a la huelga no extingue la relación laboral, no supone un abandono del puesto de trabajo, ni una ausencia injustificada, por lo que no puede dar lugar a ningún tipo de sanción disciplinaria o despido. Son nulos todos los acuerdos en el contrato de trabajo que contengan una renuncia al derecho de huelga del trabajador o cualquier otra restricción.


En este artículo vamos a exponer más información de la variopinta gama que la huelga ofrece. Si necesitas consultar o contratar a un abogado en tu ciudad, puedes utilizar el buzón de consultas.



Desarrollo del ejercicio de la huelga
Debe respetarse en todo momento la libertad y el derecho de los trabajadores que han decidido no secundar la huelga.

Mientras dure la huelga el empresario no puede sustituir a los huelguistas por trabajadores que no estuviesen vinculados a la empresa en el momento de ser convocada la huelga.


Comité de huelga y negociación con la empresa
Debe formarse un comité de huelga por parte de los trabajadores cuya principal misiva será organizar la huelga y garantizar que durante la misma se presten los servicios mínimos y no queden afectadas la seguridad de las personas, cosas o cualquier otra atención que sea precisa para la posterior reanudación a las tareas de la empresa.

Además, durante la duración de la huelga este Comité también se encarga de las negociaciones con el empresario o sus representantes, con objeto de llegar a un acuerdo que pueda solucionar el conflicto y detener la huelga. El acuerdo que ponga fin a la huelga debe considerarse de equivalente eficacia que los acuerdos de un Convenio Colectivo.

La Inspección de trabajo también puede ejercer un papel de mediador del conflicto colectivo.


Cierre patronal
El empresario puede acordar el cierre patronal cuando se den alguna de las siguientes circunstancias:
- Que exista peligro de violencia contra las personas o de daños materiales graves.
- Cuando los huelguistas ocupen ilegalmente el Centro de trabajo.
- Cuando la inasistencia de los trabajadores con motivo de la huelga, alcance una intensidad que no permita el normal desarrollo de la actividad empresarial.


Exclusiones y limitaciones del derecho a la huelga
Tan sólo están excluidos y no pueden ejercer el derecho a la huelga, determinados cuerpos sometidos a la disciplina militar, los autónomos o auto-patronos (por razones obvias) y algunas limitaciones que afectan a los funcionarios o empresas concesionarias de servicios públicos (por ejemplo los servicios de limpieza municipal o de transporte publico, tienen la obligatoriedad de prestar servicios públicos mínimos).

Si la huelga afecta a empresas del sector público encargadas de prestar un servicio público, el preaviso al empresario y a la autoridad laboral debe realizarse al menos con diez días naturales de antelación. Además, los representantes de los trabajadores deben hacer pública la huelga de forma que pueda conocerse por los usuarios del servicio que puedan verse afectados.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

 

Laboroteca.com con vosotros desde Diciembre 2012 - | - Aviso Legal - | - Penaloteca.es, web dedicada al Derecho Penal