lunes, 6 de abril de 2015

Duración y características del periodo de prueba

Menea este post en Meneame.net
Puede acordarse en el contrato de trabajo un periodo de prueba que sirva para evitar el riesgo y los perjuicios que puede ocasionar al empresario contratar a un trabajador al que no conoce de nada, y que puede que no tenga las aptitudes y habilidades suficientes o no se adapte a las competencias que el empresario pretenda atribuirle.

De igual modo, durante este periodo de prueba el trabajador también puede evaluar si el trabajo y las condiciones del mismo, encajan con sus expectativas, pues de lo contrario puede dejarlo de forma repentina y sin preaviso.

Por ese motivo es posible pactar un periodo de prueba, que deberá acordarse y formalizarse siempre por escrito, ya que de lo contrario se declarará nulo y se tendrá como no puesto.

En este artículo hablaremos de los derechos del trabajador durante el periodo de prueba, o mejor dicho de los derecho que no tiene el trabajador durante el periodo de prueba. Además, evaluaremos la posible nulidad del periodo de prueba pactado durante 1 año cuando el empresario no necesite semejante periodo de tiempo para evaluar al trabajador, dada la sencillez y las características del puesto de trabajo (una tesis que ya ha sido avalada por distintos Juzgados y Tribunales).

Si necesitas consultar o contratar a un abogado en tu ciudad, puedes escribirnos a través del buzón de consultas.



La duración máxima del periodo de prueba se establece en el contrato de trabajo o en el Convenio colectivo, y en su defecto será la que regule el Estatuto de los Trabajadores, es decir, la siguiente:
- 6 meses para técnicos titulados.
- 2 meses para el resto de trabajadores.
- 1 año para contratos de apoyo a emprendedores, en empresas con menos de 50 trabajadores.

No es posible acordar un nuevo periodo de prueba cuando el trabajador ya ha realizado con anterioridad las mismas funciones en la empresa y fuere cual fuere su contrato. En caso de acordar este nuevo periodo de prueba, sería declarado nulo y se tendría como no puesto.

La características más relevante es que durante el periodo de prueba, tanto el trabajador como el empresario pueden extinguir la relación laboral sin necesidad de preaviso y sin necesidad de alegar motivo o causa alguno. Durante el periodo de prueba no se genera indemnización por despido, pero en cualquier caso el trabajador tiene derecho a reclamar su finiquito de liquidaciones.


Discordia en la duración del periodo de prueba de 1 año
Algunos juristas pensamos que el periodo de prueba de un año, y la posibilidad de despedir al trabajador sin indemnización ni causa alguna, distorsiona la naturaleza del contrato indefinido y promueve el despido  libre o "acausal" prohibido por la normativa internacional.

Ya han sido varias las ocasiones en que nuestros Juzgados y Tribunales se han pronunciado en contra del periodo de prueba pactado por un año, cuando este tiempo no es necesario para evaluar las capacidades  y aptitudes del trabajador para determinados puestos de trabajo, y que incluso vulneran la Carta Social Europea y algunos fallos europeos con valor de jurisprudencia.

Sin embargo a pesar de todo ello, el RD 3/2013, que en su art. 4 reguló el contrato de trabajo indefinido de apoyo a emprendedores sigue estando vigente y es plenamente aplicable, con lo que los trabajadores se siguen viendo sometidos a un periodo de prueba anual, que no es sino el disfraz fraudulento de un contrato temporal sin causa, algo prohibido también por la normativa de rango superior.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

 

Laboroteca.com con vosotros desde Diciembre 2012 - | - Aviso Legal - | - Penaloteca.es, web dedicada al Derecho Penal