jueves, 23 de abril de 2015

Discriminación laboral por razón de embarazo

Menea este post en Meneame.net
Existe una prohibición de discriminación por razón de sexo en general, pero en en especial vamos a tratar en el presente artículo la discriminación laboral por razón de embarazo. Este tipo de discriminación conlleva la toma de medidas perjudiciales o sancionadores contra la trabajadora en cinta, y que pueden conllevar desde una modificación de las condiciones de trabajo, como la jornada, el horario, las funciones, la categoría profesional, hasta el uso empresarial de instrumentos sancionadoras como la suspensión de empleo y sueldo o el despido.

La discriminación se produce por el rechazo del empresario a los derechos que tienen reconocidos las embarazadas (lactancia, reducción de jornada, etc), cuando toma medidas discriminatorias que la ley penaliza con la nulidad. Las medidas empresariales discriminatorias deben declararse nulas y sin efecto, pues conllevan una vulneración del derecho fundamental a la igualdad, un derecho que está muy protegido. 

Claro que la discriminación no es el único perjuicio que puede sufrir una trabajadora en situación de maternidad, sino que también es posible que la situación se agrave y llegue a sufrir modificaciones sustanciales de las condiciones de trabajo que atenten contra su dignidad (por ejemplo una denigración profesional) o incluso el llamado mobbing maternal.

En este artículo vamos a hablar de situaciones discriminatorias que sufren las trabajadoras embarazadas.

Si necesitas consultar o contratar a un abogado en tu ciudad, puedes escribirnos a través del buzón de consultas.


Vamos a exponer de forma escueta diversas situaciones o casos que se han considerado discriminatorios por razón de embarazo según nuestros Juzgados y Tribunales.

1. No contratar a un trabajadora embarazada, o no aceptarla para un puesto de trabajo indefinido, por razón de su inminente maternidad.

2. La discriminación salarial, cuando se paga menos al personal femenino de la plantilla en comparación al masculino, o se les excluye de una subida salarial. También es discriminatoria la exclusión o retirada de un complemento salarial a las mujeres embarazadas.

3. La rebaja de categoría profesional, o la denigración profesional de la trabajador tras su embarazo, o un cambio de funciones tras haber solicitado la trabajadora una reducción de jornada. Igualmente la destitución de un cargo o responsabilidad a una trabajadora tras conocer su embarazo.

4. El traslado de una mujer embarazada a otro centro de trabajo, al haber dado a conocer su situación de embarazo.

5. El despido de una trabajadora embarazada tras coger una baja médica por riesgo de aborto.

Los efectos son los mismos cuando la empresa desconozca su estado de embarazo. Desvelar o informar a la empresa sobre su embarazo es una decisión de la trabajadora, que se encuentra dentro del ámbito de su intimidad. 



0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

 

Laboroteca.com con vosotros desde Diciembre 2012 - | - Aviso Legal - | - Penaloteca.es, web dedicada al Derecho Penal