jueves, 19 de marzo de 2015

Pérdidas económicas en un grupo de empresas

Menea este post en Meneame.net
Ocurre con bastante frecuencia que diversas sociedades mercantiles forman una agrupación o Grupo laboral de empresas, con apariencia de ser distintas empresas pero con una misma actividad económica, y con otras características comunes, lo cual las convierte en corresponsables de los derechos laborales de sus trabajadores.

El trabajador puede verse perjudicado al mantener una relación laboral en una empresa integrada en un Grupo de Empresas. Por ejemplo, este tipo de formaciones empresariales y su confusión de patrimonios, facilita los despidos objetivos por causas económicas, que conllevan una indemnización por despido reducida (20 días de salario por año trabajado), y que al trabajador puede convenir impugnar, -especialmente si tiene una antigüedad notable-, ya que la indemnización económica por el despido improcedente puede ser importante.

El hecho de que una sociedad mercantil individual tenga pérdidas a nivel de contabilidad, no significa que las empresas pertenecientes al mismo Grupo empresarial corran la misma suerte, es decir, al tener distintos patrimonios cada sociedad, es posible alterar las cuentas para aparentar pérdidas en una de las empresas y justificar medidas como el despido objetivo por causas económicas (también organizativas o productivas) o el despido colectivo por idénticos motivos. 

Esa apariencia de constituirse en distintas empresas y por tanto justificar causas negativas en una de ellas para perjudicar al trabajador, sería un fraude de Ley.

Si necesitas consultar o contratar a un abogado en tu ciudad, puede escribirnos a través del buzón de consultas.



Como venimos diciendo, las pérdidas de una sociedad mercantil (empresa) integrada en un Grupo empresarial no se muestran en la contabilidad de la sociedad individualmente considerada, sino al análisis conjunto de los balances de todas ellas.

Dicho esto lo relevante en primer lugar será analizar si realmente existe un Grupo de empresas. Y en segundo lugar, analizar si realmente existen pérdidas.


¿Cuándo existe un Grupo de Empresas?
Para que sea considerada la existencia de un Grupo de empresas deben concurrir algunos -no todos- de los elementos que viene exigiendo la jurisprudencia. Son estos:

- Existencia de una dirección unitaria; es decir, los administradores y directivos de las distintas sociedades  empresariales coinciden en todas ellas o están distribuidos de forma que tienen el control de todas ellas.

- Prestación de servicios de los trabajadores; que de forma simultánea o sucesiva prestan servicios para todas o para diferentes empresas del mismo Grupo.

- Creación de empresas aparentes: existencia de empresas que no tienen un sustento real, o cuyo objeto es dispensable o inviable.

- Confusión de patrimonios

- Otros; como compartir la misma imagen corporativa, el teléfono, etc.


Consecuencias de trabajar para un grupo de empresas
Las consecuencias son que el trabajador puede verse perjudicado por la segregación empresarial en diversas sociedades; despidos por pérdidas económicas, un concurso de acreedores, etc.

No obstante, cabe reseñar que los Juzgados aplican el "fraude de ley" cuando una empresa intenta crear una apariencia (por ejemplo de insolvencia) mediante su división en diversas sociedades mercantiles (SL, SA, SLU, etc), pero que sin embargo, realizan una misma actividad. 

En este caso, todas las empresas son responsables de la relación laboral del trabajador, por lo cual deben hacerse cargo de forma solidaria de los derechos laborales de los trabajadores, incluyendo las indemnizaciones y causas del despido, o el pago de los acreedores en caso de concurso.

En el caso de despidos objetivos por pérdidas económicas, para saber si realmente éstas existen, deberán evaluarse los balances de todas las empresas del Grupo, y no sólo de la empresa que dice ser empresaria y responsable de la relación laboral con el trabajador.

Como ejemplo, resulta interesante enlazar esta sentencia, que versa sobre el despido objetivo de una trabajadora con antigüedad en la empresa desde 1978, que fue declarado despido improcedente por pertenecer la empresa a un grupo empresarial y no tener las pérdidas económicas que debían avalar el despido. Por la antigüedad de la trabajadora, la indemnización debió ser por una cuantía nada desdeñable.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

 

Laboroteca.com con vosotros desde Diciembre 2012 - | - Aviso Legal - | - Penaloteca.es, web dedicada al Derecho Penal