sábado, 7 de marzo de 2015

Indemnización por accidente de trabajo

Menea este post en Meneame.net
Un accidente de trabajo causa determinados daños y perjuicios al trabajador y por ende, puede dar lugar a multitud de responsabilidades por parte del empresario y derechos económicos a favor del trabajador. El principal derecho resarcitorio por los daños y perjuicios causados al trabajador es la indemnización civil (aunque no el único). Los daños y perjuicios a los que se refiere esta indemnización, y que deben tenerse en cuenta para su cálculo, son los siguientes:

1. Daño corporal y daño moral. En este concepto hay que incluir desde el daño físico, las limitaciones funcionales o secuelas del trabajador, como también los gastos ocasionados para curarlas, tratarlas o paliar sus efectos.

2. Daño emergente y Lucro cesante, que indemniza al trabajador por la pérdida salarial en caso de incapacidad temporal (IT) o permanente (IP), o dicho de forma más concreta, complementa las prestaciones en caso de IT o IP, que son cubiertas de forma insuficiente por la Seguridad Social, para compensar la renta salarial perdida.

3. Perjuicios de vida de relación, cuando la calidad de vida del trabajador se reduce significativamente debido al accidente de trabajo. Por ejemplo, un excelente deportista y atleta que pierde la movilidad o queda postrado en una silla de ruedas.



Habitualmente, para el cálculo de esta indemnización civil por daños y perjuicios se utiliza por los Juzgados y Tribunales, -de forma orientativa-, el Baremo por muerte, lesiones permanentes e incapacidad temporal por daños y perjuicios causados en accidentes de circulación, sin embargo, esta doctrina ha cambiado recientemente por una sentencia del Tribunal Supremo, al menos en lo relativo al daño moral y el lucro cesante.

La indemnización civil puede solicitarse de forma acumulada por vía penal (si decide encausarse al empresario por la comisión de un delito) o reservarse para la vía social, en cuyo caso a entender de este letrado resulta mas conveniente. No obstante, lo que no puede hacerse es acumular una indemnización civil en el juicio penal, y en caso de no ser del agrado del trabajador la sentencia, reiterar la petición en la vía social, ya que se vulnera el principio de "cosa juzgada".

Además, en caso de padecer lesiones permanentes (una mutilación, la pérdida de un sentido, etc), que no invalidan al trabajador, éste podría solicitar una indemnización a cargo de la Seguridad Social, según el baremo tasado en la Orden de lesiones no invalidantes.

Si por el contrario, las lesiones padecidas son invalidantes, de forma que el trabajador no puede seguir desarrollando su trabajo con normalidad, o incluso no puede seguir realizando ningún tipo de trabajo, tendría derecho a solicitar una incapacidad permanente.

Finalmente cabe mencionar, que en caso de existir una vulneración de las medidas de seguridad para la prevención de riesgos laborales, por parte del empresario, la Autoridad laboral o la Inspección de trabajo pueden iniciar un expediente para sancionar al empresario 

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

 

Laboroteca.com con vosotros desde Diciembre 2012 - | - Aviso Legal - | - Penaloteca.es, web dedicada al Derecho Penal