sábado, 31 de enero de 2015

Despido por fuerza mayor

Menea este post en Meneame.net
Habitualmente en esta web solemos escribir artículos dedicados a las diferentes formas de despido disciplinario y despido objetivo, porque son los que afectan a la mayoría de los trabajadores. En este tipo de despidos, existe una circunstancia atribuible bien al trabajador (por la comisión de una falta disciplinaria) o bien a la empresa (por circunstancias como las pérdidas económicas).

Pues bien las circunstancias del despido por fuerza mayor son ajenas tanto al trabajador como a la empresa. Son originadas por una causa ajena al empresario y con carácter definitivo que impide que el trabajador pueda continuar prestando sus servicios en la empresa. Si el carácter no es definitivo, estaríamos ante una suspensión del contrato de trabajo por fuerza mayor, es decir, una interrupción de carácter temporal.

En caso de despido por fuerza mayor el trabajador tiene derecho a una indemnización por despido de 20 días por año trabajado con un tope de 12 mensualidades.

En este artículo vamos a hablar más detalladamente del despido por fuerza mayor. Si necesitas contratar o consultar a un abogado en tu ciudad, puedes hacer uso de nuestro buzón de consultas.

Siguiendo la línea de anteriores artículos, hoy quiero presentaros la página web de otro de mis colegas colaboradores, Alex Arada, abogado especialista en derecho laboral en A Coruña y responsable de la página web Cuestiones Laborales, sin duda otro site muy interesante y didáctico.


Causas y procedimiento del despido por fuerza mayor
Habitualmente se identifica la fuerza mayor con los acontecimientos atmosféricos, fenómenos naturales o producidos por el hombre, que causan una gran catástrofe, como el devastador incendio de la fábrica de Campofrío en Burgos, por citar un ejemplo, o el hundimiento de un buque pesquero por citar otro ejemplo.

En cualquier caso no existe una lista cerrada (numerus clausus) sobre las circunstancias que pueden motivar el citado despido por causa mayor, en cualquier caso, éstas circunstancias deben ser constatadas por la Autoridad Laboral, a instancias de una solicitud previa por parte del empresario (art. 51.7 ET). Previos todos los trámites que la Autoridad Laboral considere necesario realizar, se dictará una resolución en el plazo de 5 días, dictará una resolución en la que se constate o no la existencia de circunstancias justificativas por fuerza mayor, y en su caso, si la indemnización que le corresponde por derecho al trabajador debe ser satisfecha por la empresa o por FOGASA total o parcialmente.

Si finalmente se procede al despido por fuerza mayor, éste deberá ser notificado por escrito a los trabajadores afectados y a sus representantes legales.

Aunque el despido por fuerza mayor puede realizarse sobre un sólo trabajador, lo habitual es que se realice sobre un colectivo de trabajadores, ya que las circunstancias que pueden motivar el despido por fuerza mayor, suelen ser devastadoras y afectar a pluralidad de empleados.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

 

Laboroteca.com con vosotros desde Diciembre 2012 - | - Aviso Legal - | - Penaloteca.es, web dedicada al Derecho Penal