viernes, 5 de diciembre de 2014

Personal de Alta Dirección

Menea este post en Meneame.net
Un trabajador de "alta dirección" es el que ejerce funciones por cuenta y orden de una empresa, pero con responsabilidad plena, asumiendo decisiones y facultades de alto cargo, sólo supeditado a las órdenes de los órganos superiores o del empresario. 
La relación laboral entre la empresa y el personal de alta dirección tiene una regulación especial en un Real Decreto, además de la regulación ordinaria del Estatuto de los Trabajadores a la que también está sujeta. 

Normalmente los contratos para trabajadores de alta dirección gozan de mucha más flexibilidad y privilegios que el resto, pactándose vacaciones superiores a las normales, salario por encima de la media, horario flexible, etc., a cambio de algunos requisitos como pactos de permanencia, pactos de exclusividad, establecimiento de objetivos, etc.

En este artículo comentaremos brevemente las características del personal de alta dirección. Si necesitas consultar o contratar a un abogado puedes ponerte en contacto con nosotros a través del formulario de consultas.


El periodo de prueba del personal de alta dirección puede alcanzar el máximo de 9 meses, que computarán como antigüedad del trabajador.

En cuanto a la jornada, horario, fiestas y permisos, el empresario y el trabajador de alta dirección deben regular cada uno de estos extremos en las cláusulas del contrato.

En caso de extinción del contrato, por voluntad del empresario, deben mediar 3 meses de preaviso como mínimo, hasta un máximo de 6 meses cuando las circunstancias lo exijan. 
Recientemente el Tribunal Supremo declaró en una sentencia que era nula la cláusula por la cual el trabajador renunciaba a su indemnización por despido. Es decir, la indemnización por despido es un derecho irrenunciable de cualquier trabajador, por tanto, también para el personal de alta dirección.

Para trabajadores de alto rango existe un acuerdo de permanencia y exclusividad que se aplica automáticamente, por tanto, el trabajador está sujeto a las siguientes obligaciones, de las cuales no puede desprenderse salvo autorización escrita del empresario:
- No puede firmar contratos con otras empresas.
- Si ha recibido formación o especialización por parte de la empresa no puede abandonar el trabajo antes del periodo pactado, de lo contrario, el empresario podría tener derecho a una indemnización.
- Pueden establecerse pactos de no concurrencia cuando el trabajador haya dejado la empresa, pero que no podrán superar los dos años, y deberán ser compensados económicamente en su nómina.


En conclusión, los contratos entre empresas y trabajadores de alta dirección tienen rasgos de mayor flexibilidad y a la vez mayor rigurosidad. El Real Decreto donde se regula la Relación Laboral del Personal de Alta Dirección, tan solo tiene 16 artículos, por lo cual el resto de cuestiones y condiciones de trabajo son equivalentes a las del Estatuto de los Trabajadores y Convenios Colectivos, aunque siempre pueden mejorarse por acuerdo individual.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

 

Laboroteca.com con vosotros desde Diciembre 2012 - | - Aviso Legal - | - Penaloteca.es, web dedicada al Derecho Penal