domingo, 30 de noviembre de 2014

El deterioro del empleo en España

Menea este post en Meneame.net
Un fenómeno que, independientemente de la militancia política, pocos pueden poner en duda sobre el mercado laboral en España, es que durante los últimos tres años, desde la entrada de la reforma laboral de 2012, el empleo se ha deteriorado hacia la precariedad y la temporalidad.

La destrucción del empleo de calidad y sustitución del mismo por empleo precario, es una realidad que deja a centenares de miles de trabajadores en una situación peligrosa de exclusión social. ¿Quién puede vivir hoy en día con un contrato a tiempo parcial y un salario de 400 ó 500 euros mensuales? y ¿Quién puede estabilizar su vida y afianzar su carrera profesional con contratos temporales de 3 ó 6 meses?

Dependiendo del punto de vista político, glorificando y escudándose en una leve mejoría de la tasa de paro (tan leve como insuficiente), algunas personas defienden el discurso "no hay otra alternativa", además de "mejor eso que nada", e incluso que la inserción en el mercado laboral, a pesar de la precariedad del empleo, "es una oportunidad de promoción para los trabajadores".

En este artículo analizaremos algunos datos sobre la precariedad del empleo en España y su tendencia a la temporalidad y al tiempo parcial.



Destrucción de empleo indefinido y sustitución por empleo temporal
Los contratos temporales siguen ganando terreno a los contratos indefinidos, de forma que han aumentado un 20% desde 2012, pasando de 1.786.000 trabajadores a 2.317.500 en 2014. Visto a la inversa, en 2012 habían un 25,52% más de contratos indefinidos que en la actualidad. Los trabajadores temporales no pueden asentarse en un puesto de trabajo, por lo que las oportunidades existentes en el mercado laboral han perdido calidad.

Si comparamos el tercer trimestre de 2014 con el tercer trimestre de 2013, existen 289.200 nuevos trabajadores, de los cuales, 154.800 lo son con un contrato temporal, lo cual supone un aumento del 4,6 % respecto al año anterior, y representan el 54% de los empleos creados.

Si nos referimos a empleo de calidad, actualmente la contratación indefinida a tiempo completo tan sólo supone el 6,43% de los contratos que se firman en nuestro país. Este aumento constante no hace más que cronificar la temporalidad de forma que dificulta el restablecimiento de esta tendencia a niveles pre-crisis.


Aumento de los contratos a tiempo parcial
La contratación a tiempo parcial aumenta a mayor ritmo que la contratación a tiempo completo. El Gobierno estimula la contratación a tiempo parcial como "transición al empleo estable". Sin embargo, se dijo a raíz de los datos arrojados por Eurostat, que el 57,4% de los trabajadores a tiempo parcial son involuntarios, es decir, querrían trabajar un mayor número de horas.

Según la Unión Sindical Obrera (USO), en el año 2011 el 85% de los trabajadores tenían un contrato a jornada completa. Sin embargo actualmente de los nuevos contratos firmados sólo el 55% lo es a tiempo completo, por tanto, es claro que el porcentaje de contratos a tiempo completo sigue rebajándose.

Entre los trabajadores temporales, el 33,42% lo son además, a tiempo parcial.


Contratos en prácticas y contratos para la formación
Estas dos modalidades de contrato están disparadas. En comparación con el tercer trimestre de 2012, los contratos en prácticas y contratos de formación ha aumentado un 23,47% y un 97,54% respectivamente.


Conclusiones
Para analizar la tendencia del mercado laboral, pueden analizarse multitud de variables, periodos, etc., sería injusto extraer conclusiones si no se hace desde un punto de vista panorámico, habiendo barajado cuantos más datos mejor. Sin embargo, gran parte de los sindicatos, abogados laboralistas, partidos políticos, etc., coincidimos en que, salvando una leve -e insuficiente- mejoría en cuanto a la tasa de paro, el mercado laboral español se está deteriorando peligrosamente hacia la precarización y la temporalidad, sin hablar de las rebajas salariales.

Por otra parte, también ha quedado demostrada la ineficencia del Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE) como vía para la inserción laboral, es decir, para encontrar empleo. Se trata de una deficiencia que el ejecutivo debe mejorar, pues los servicios públicos de empleo pueden ser una herramienta interesante para colocar a los desempleados.

Por lo que puede observarse en las últimas investigaciones, es bastante complicado acceder a los cursos de formación para desempleados, por ser las plazas insuficientes, además de un nido de corrupción.

En definitiva, por mucho que algunos políticos y tertulianos se empeñen en hablar de "raíces vigorosas" lo cierto es que el árbol está podrido por la temporalidad y la precariedad. El Estado debería duplicar la efectividad de inserción laboral.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

 

Laboroteca.com con vosotros desde Diciembre 2012 - | - Aviso Legal - | - Penaloteca.es, web dedicada al Derecho Penal